Base teórica Industrias creativas en Alemania

Taller
Foto: David Sirvent © Goethe-Institut Madrid

Este informe describe elementos importantes de la industria de la creación desde el punto de vista de Alemania. En este extracto se exponen enfoques que mejoran el panorama cultural de una ciudad y hacen viable el desarrollo de un entorno creativo, así como los procesos que conducen al desarrollo de áreas de creación.

En Alemania se habla de la industria de la cultura y la creación desde la década de 1990. Ahora ya son muchos los länder de la República Federal los que fomentan su cultura y sus medios de comunicación, entre otras cosas creando espacios y puestos de trabajo para que la industria de la creación pueda asentarse en lugares estratégicamente elegidos, y también facilitando la interconexión con las universidades y escuelas superiores y la trasformación paulatina de la sociedad industrial en una sociedad del conocimiento. En 2007, la economía de la cultura y la creación fue un tema central en la Comisión de Investigación “Cultura en Alemania”, como demuestra su informe final.

Hoy se consideran oficialmente pertenecientes a la industria de la cultura las siguientes ramas: industria musical, mercado del libro, mercado del arte, industria del cine, de la radiotelevisión, artes escénicas, mercado de la arquitectura, industria del diseño y mercado de la prensa. A la industria de la creación pertenecen: mercado de la publicidad e industria del software / juegos.

La industria de la cultura y la creación en Alemania es pionera de una economía basada cada vez más en el conocimiento. Desde hace catorce años, la industria de la cultura y la creación está en el foco de atención de la política económica del Gobierno Federal y de los länder con el objetivo de avanzar, en los próximos años, en las interrelaciones comerciales entre los submercados de la economía de la creación y otras ramas, y aprovechar de forma útil el potencial de innovación. Para ello, son temas centrales la capacidad de innovación de la industria de la cultura, la cuantificación y calificación de los efectos que aporten valor añadido y permitan formular recomendaciones a la política económica y a la estrategia empresarial.
 
[…]

ESPACIOS

Al igual que otros ramos de la economía, el asentamiento de la industria creativa en una ciudad se ve favorecido por sus características y localización. A continuación, queremos presentar dos enfoques que mejoran el panorama cultural de una ciudad y hacen viable el desarrollo de un entorno creativo, especialmente para las artes visuales. Sin embargo, no todas las ciudades tienen los recursos necesarios para instalar espacios creativos: depende también del tamaño de la ciudad. En el caso de ciudades más pequeñas, puede ser más razonable desarrollar proyectos de cooperación regional.

ESPACIOS DE CREACIÓN

Los espacios de creación son proyectos emblemáticos de la planificación urbanística. Puede resultar interesante crear estos espacios en entornos especialmente atractivos, por ejemplo a lo largo de antiguas zonas portuarias, o bien vinculados a edificios y monumentos históricos  protegidos o susceptibles de serlo. La experiencia revela que, cerca de los actores clave de la industria de la creación, se suelen asentar empresas o estudios de diseño más pequeños.

ÁREAS DE CREACIÓN

A la mayoría de los creativos y artistas les gusta trabajar sobre el terreno, también en ciudades más pequeñas que no necesariamente ofrecen la infraestructura ni el entorno adecuados para estas profesiones. Una medida urbanística para el fomento del entorno creativo in situ es el concepto de ‘Kreativquartier’ (‘área de creación’), que en Alemania se desarrolló por primera vez durante la capitalidad cultural europea RUHR.2010, y que se comprendió como pilar fundamental del programa. Lo más razonable es que la planificación de estos lugares especiales en las ciudades se acometa de forma cooperativa entre actores independientes, industria de la creación, política cultural y fomento de la economía. El concepto de área de creación consiste en forzar el desarrollo sostenible de un entorno creativo y artístico, prestando especial atención a las particularidades de cada ciudad. Por ejemplo las zonas industriales, donde suele haber numerosas naves y edificios vacíos – temporalmente o también abandonados – se pueden ocupar y transformar en espacios útiles para las profesiones creativas.

PROCESOS DE GOBERNANZA

Los procesos que conducen al desarrollo de áreas de creación se sitúan entre el control estatal y la autorregulación ciudadana. En este sentido, se habla de urban governance, que se distingue de la forma clásica de dirección ejecutiva (government). En el modelo de gobernanza urbana se reorganiza la comprensión de las funciones de la administración pública y de los actores no estatales, surgiendo así organizaciones híbridas y arreglos institucionales que conforman una cooperación horizontal. De este modo se integran en estos procesos de planificación configuraciones de actores nuevas y cambiantes, que pueden funcionar como una red y tener un carácter informal, temporal y centrado en el proyecto. Una red en el sentido de que el papel del Estado se limita al de iniciador o moderador. Informal porque los procesos de urban governance se basan menos en modelos de gobierno formal-jurídicos y más en acuerdos informales entre actores clave – a menudo interpersonales – basados en el capital social. Temporal y centrado en el proyecto porque en el caso de objetivos a más largo plazo, se toman medidas temporales.
 
Aunque los planteamientos elegidos por cada una de las ciudades sean diferentes y variados, el fomento de una industria de la creación y la habilitación de espacios adecuados presupone un análisis de la  situación existente, con el fin de obtener indicadores relevantes para el desarrollo. Se recomienda elaborar una herramienta de observación y, en su caso, remitirse a los datos básicos del desarrollo urbano. Son herramientas de observación que pueden suministrar in situ y a intervalos regulares indicadores relevantes para la industria de la creación, por ejemplo los informes de la industria de la cultura y la creación, o bien paneles online. Con ellos se pueden verificar declaraciones de intenciones e indicadores específicos, además de sopesar posibles medidas de adaptación y evaluar ampliamente las actividades.
 
Los proyectos, instrumentos y medidas para el desarrollo de áreas de creación sólo se pueden elaborar en cada una de las ciudades individualmente, en grupos de trabajo y talleres. Valgan como ejemplo de instrumentos los premios y concursos locales, residencias de artistas, subvenciones para espacios de trabajo o para equipamientos. Estas medidas deberían ser elaboradas por grupos de trabajo interdisciplinares, para luego profundizar más en ellas en grupos específicos más pequeños. Se recomienda captar el máximo posible de interesados para las actividades, que se deberán realizar con vistas a un plazo largo, para evaluarlas y, en su caso, irlas adaptando.

Aquí se puede encontrar el texto completo para descargar: