Editoriales y libros en Alemania

Editoriales y libros en Alemania Colourbox

Información para libreros y bibliotecarios

¿Desea información sobre el mercado del libro en Alemania? Aquí podrá obtener una visión general sobre los principales puntos de interés como ventas, nuevas publicaciones, canales de distribución, formas de edición, así como hábitos de lectura y nuevas tendencias.
¿Sabía por ejemplo que el volumen de ventas de libros electrónicos se ha estancado desde hace algunos años, a pesar del incremento en el número de ventas? ¿O que entre los diez libros más vendidos anualmente, regularmente se encuentran recopilaciones de textos jurídicos de derecho civil, laboral y mercantil, a pesar de que estos textos se pueden obtener en línea gratuitamente y con actualizaciones periódicas?
El programa de promoción del Goethe-Institut “Traducción de libros alemanes a una lengua extranjera” fomenta la publicación de la literatura alemana en otros idiomas.

(Autor de los textos siguientes: Michael Schremmer
Traductora: Cristina Santaularia Bachmann)

Aunque para compradores y lectores de libros la utilidad resulta del contenido de una publicación, ya sea para el ocio, para estímulo intelectual, para entretenimiento, para adquirir conocimientos, para la formación u otros fines, en última instancia son las cifras las que indican a los participantes en el mercado del libro, es decir, las editoriales, librerías y autores, cómo se comporta el mercado del libro, permitiendo detectar tendencias y cómo se debe reaccionar desde un punto de vista económico.  La producción de libros no solo tiene una vertiente intelectual, sino también es un importante factor económico. A nivel internacional, Alemania ocupa la tercera posición en el mercado del libro.

Sobre todo estas dos últimas décadas, las nuevas tecnologías han revolucionado el mercado del libro, tal y como se entendía y se había desarrollado durante casi 500 años. A pesar que durante los años 90 se hicieron predicciones de la extinción del libro impreso en papel, estas no se han cumplido, pero el futuro del libro físico, sigue sin ser predecible de forma segura, sobre todo a nivel económico.

Estudios sobre el comportamiento de lectura y compra de los alemanes, intentan pronosticar el futuro para poder orientar a la producción y venta de libros. Nuevas formas de publicación como la publicación digital, libros electrónicos, publicación a demanda o audiolibros, no solo han cuestionado los antiguos modelos de negocio de editoriales y de compañías de medios de comunicación, sino también y sobre todo del comercio de libros. Internet y el comercio online han proporcionado nuevas posibilidades para la comercialización de productos y han abierto fronteras entre países. La globalización tampoco se detiene ante el mercado del libro.

Pero también las bibliotecas se enfrentan a nuevos retos. Para poder seguir cumpliendo su tarea de recopilar el conocimiento existente y proporcionarlo a los interesados, son necesarios grandes inversiones en infraestructura para la publicación electrónica.
 
Desde mediados de los años 90, el mercado de audiolibros ha incrementado de forma continuada. Las ventas globales en Alemania se sitúan alrededor de 350 millones de euros. Según las encuestas, para la mayoría de compradores, el audiolibro no representa una competencia para el libro impreso, sino  que lo complementa. En 2015, del total de audiolibros vendidos, el 40,3% correspondían al sector literario de ficción, y el 45,8% a literatura juvenil e infantil. A gran distancia le siguen, con un 6% de las ventas, los manuales prácticos.

Más de 500 editoriales ofrecen audiolibros. Existen alrededor de 30.000 audiolibros y cada año aparecen unos 2.000 nuevos. Cada vez hay más audiolibros disponibles para descargar en portales como Audible.de, Claudio.de, Soforthoeren.de e iTunes, según estimaciones ya corresponden al 15-20% del total de audiolibros.
El mercado internacional, en concreto el comercio de licencias, ha tenido y tiene una gran importancia para las editoriales alemanas. Alrededor de dos tercios de todas las editoriales alemanas son activas internacionalmente, sobre todo las editoriales especializadas han reforzado y expandido de forma significativa su negocio internacional en los últimos años.

La literatura alemana tiene demanda en el extranjero. Desde el año 2000 (4.759 licencias vendidas) ha incrementado de forma significativa el número de licencias de editoriales alemanas en el extranjero. En 2017 se concedieron 7.856 licencias, lo que supuso un incremento del 7,5% en relación al 2016. La parte de licencias se vendieron en el grupo de libro infantil y juvenil (2.677 licencias).

En 2017 se vendieron un 16,1% del total de licencias al área lingüística china, un 6,6% al turco y en tercer lugar, un 6,0% al español. Desde 2016 se consideran conjuntamente a nivel estadístico el  español y el catalán, de manera que la comparación con estadísticas anteriores es limitada. La venta de licencias al inglés comportó solo un 4,7% de todas las licencias, por detrás del ruso (5,5%), del checo, del francés (ambos 4,8%) y casi a la par con el holandés. Considerando las ventas de licencias por países, en 2017, la mayoría de las licencias, como ya viene ocurriendo los últimos años, se vendieron a la China (1.261), seguidos en segundo lugar por Turquía (522) y en tercer lugar por España (469 licencias).

 
Categorías licencias vendidas por editoriales alemanas a España en 2017
Literatura 89
Literatura infantil y juvenil 128
Manuales prácticos 49
Literatura de divulgación 50
Libros de texto 8
Viajes 1
Humanidades, arte, música 110
Ciencias naturales, medicina, informática , tecnología 20
Ciencias sociales, derecho, economía 14
 
 
Año Número total de licencias vendidas
por editoriales alemanas a España
2005 529
2006 572
2007 589
2008 406
2009 357
2010 646
2011 498
2012 477
2013 457
2014 324
2015 412
2016 438
2017 469

 
Traducciones

El mercado de la traducción en Alemania se mantiene estable, a pesar de algunas fluctuaciones en los últimos años. Desde 2009 aparecieron anualmente alrededor de 10.000 traducciones de otros idiomas al alemán, en 2017 fueron 9.890. Con un total de 82.636 novedades en 2017, 72.499 corresponden a primeras ediciones, recayendo un 12,4% a traducciones. El inglés predomina, desde hace muchos  años, como idioma origen para traducciones al alemán (64,2%), seguido del francés (11,5%) en segundo lugar como también en años anteriores. El tercer lugar también se mantiene con el japonés (6,2%). Otros idiomas les siguen a distancia, traducciones del español en séptimo lugar (1,4%).

 
El Börsenverein des Deutschen Buchhandels  es el gremio profesional de libreros y editoriales en Alemania. A finales del 2016 el Börsenverein tenía 4.816 miembros, de los cuales 2.964 eran empresas y negocios relacionados con el comercio y distribución del libro (libreros) y 1.688 empresas y negocios relacionados con la producción de libros (editoriales y editores). Actualmente en la edición de libros trabajan aproximadamente 24.000 trabajadores (24.131 en 2017), en la venta de libros al por menor alrededor de 29.000 trabajadores (28.800 en 2017). Las actividades de la asociación comprenden el desarrollo de estrategias de marketing para el libro, el diseño efectivo de las relaciones comerciales entre librerías y editoriales, y el asesoramiento a legisladores en derecho de autor y derecho editorial. La revista del gremio, “Börsenblatt für den Deutschen Buchhandel” se publica semanalmente y contiene además de artículos editoriales, numerosas reseñas de novedades. La tradicional asociación de libreros y editores representa los intereses de numerosas empresas del sector del libro.

Fundada en 1825, la asociación no solo representa los intereses económicos de sus miembros, sino también realiza una función cultural y política. Cada año, en la Feria del Libro de Frankfurt, se otorga el premio a la paz del comercio de libros alemán (“Friedenspreis des Deutschen Buchhandels”), uno de los premios culturales más significativos de Alemania. Desde 1994, con motivo de la Feria del Libro de Leipzig, se otorga el premio del libro de Leipzig  para el entendimiento europeo (“Leipziger Buchpreis zur Europäischen Verständigung).

Según estimaciones se considera que en Alemania hay unas 7.000 editoriales. A nivel estadístico, solo se consideran aquellas editoriales que generan al menos una facturación de 17.500 euros sin IVA. En 2014 eran un total de 2.117 editoriales. Después del pronunciado descenso del número de editoriales entre 2008 (2.787) y el año 2009 (2.193), la tendencia desde entonces se mantiene estable en un leve decrecimiento.
El número de librerías (venta al por menor) consideradas estadísticamente, igual como en las editoriales, con una facturación mínima de 17.500 euros sin IVA, se situaba en 2014 en 3.803.
 
Igual como en el sector editorial, en el comercio de libros se sigue la misma tendencia de concentración. Las librerías pequeñas y especializadas continúan con dificultades para competir con el comercio de libros por internet y sobre todo, en grandes ciudades, con grandes almacenes de libros y multimedia.
El número de librerías ha disminuido de 4.290 en 2009 a 3.803 en 2014. Los principales afectados por los cierres son sobre todo las librerías pequeñas con facturaciones inferiores a 250.000 euros anuales. Para ellos la principal problemática es la competencia de las librerías de internet, con el consiguiente retroceso en las ventas, así como también el descenso en el precio medio del libro.

En Alemania se aplica la “Buchpreisbindung”, es decir, todas las publicaciones sujetas a la vinculación del precio del libro, solo pueden ser vendidas a un precio de tienda fijo único. El precio fijado por la editorial, es vinculante para todos los vendedores en toda Alemania. La base legal es la ley de vinculación del precio del libro (BuchPrG). Hasta hace poco, no estaba claro si los libros electrónicos también estaban sujetos a dicha ley. Esta incertidumbre fue claramente regulada por el gobierno federal mediante una modificación de la ley de fijación de precios, que entró en vigor el 1 de septiembre de 2016. Así la fijación de precios aplica también de forma definitiva a los libros electrónicos. Todavía no están incluidos en la fijación de precios los audiolibros.

Los títulos comunes están disponibles en cualquier librería entre 1 y 2 días. Esto se garantiza mediante un sistema informático único para pedidos y facturación, y los servicios de los mayoristas  de libros (Intermediarios).

La facturación total estimada de la industria del libro en Alemania ascendió a 9.131 millones de euros en 2017 (9.276 millones de euros, en 2016). Esto supone un ligero descenso del 1,6% respecto al año anterior. La facturación se vuelve a situar así en valores del año 2005, después de alcanzar un máximo el año 2010, con aproximadamente 9.702 millones de euros. Así, el comercio de libros en Alemania, ha podido mantener la cuota de mercado, a pesar del rápido cambio mediático en los 10 últimos años.
De total de facturación en 2017 se utilizaron los canales de distribución:
 
Canal de distribución Ventas (en miles de millones de euros) Porcentaje del total de ventas por canal de distribución % Variación respecto al año anterior en %
Comercio al por menor de libros 4,30 47,1 -2,0
Ventas directas de editoriales 1,94 21,3 0,0
Venta de libros por internet 1,71 18,8 +1,5
Venta de libros por correo 0,13 1,4 -20,9
Grandes almacenes 0,13 1,4 -3,7
Clubs de lectura 0,03 0,3 -5,0
Otros puntos de venta 0,89 9,8 -4,6

El comercio de libros por internet después de estancarse, incluso con un retroceso en las ventas en años anteriores (por ejemplo un descenso del -3,1% en 2014 respecto al año anterior), ha vuelto a incrementar significativamente en los últimos años. El porcentaje de facturación en la venta por correo ha vuelto a disminuir fuertemente, este canal de distribución probablemente ya no tiene futuro. El cierre a finales de 2015 del club del libro Bertelsmann después de 65 años de actividad, explica la fuerte caída en el negocio del club de lectura. A inicios de los años 90, el club estaba en su mejor momento con alrededor de 7 millones de socios y 320 filiales. La facturación entonces era de aproximadamente 700 millones de euros anuales.

Muchas librerías, además de la venta en tienda, ofrecen un servicio de pedido on-line para poder mantener unas ventas que de otra forma pasarían al comercio de libros por internet. Libros y media online es un servicio de la asociación de vendedores de libros. Los clientes buscan y hacen el pedido online, recogen y pagan el libro en la librería.
En la distribución de las publicaciones vendidas según categorías, no se observan cambios significativos respecto años anteriores:
 
Categorías Porcentaje del total de ventas % Variación respecto al año anterior en %
Literatura 31,9 -1,0
Literatura infantil y juvenil 16,3 -2,3
Manuales prácticos 14,3 -2,5
Divulgación 9,9 -2,3
Libros de texto 10,9 +0,9
Viajes 5,9 -2,0
Humanidades, arte, música 4,6 -6,0
Ciencias naturales, medicina, informática, tecnología 3,8 -1,4
Ciencias sociales, derecho, economía 2,5 -1,4
*Participación en el total de ventas según categorías en 2017

En las primeras ediciones, “novedades“, en 2017 vuelve a predominar la literatura de ficción, con 14.273 títulos (13.891 en 2016), lo que supone un 19,7% de las primeras ediciones. En segundo lugar le sigue el sector de literatura alemana (principalmente publicaciones de estudios literarios) con 10.824 títulos y un porcentaje del 14,9% de las primeras ediciones. A continuación la literatura infantil y juvenil, con 8.752 primeras ediciones, que supone un 12,1% en 2017 y los libros de texto con 5.489 títulos. Las nuevas ediciones en el sector del libro de texto han vuelto a incrementar significativamente (4.966 nuevas ediciones  en 2016), alcanzando así un porcentaje del 7,6% en primeras ediciones.
El porcentaje del volumen de ventas total en 2017, según la forma de edición, fue del 75,1% para tapa dura, 21,8% para libros de bolsillo y 3,1% para audiolibros.

Teniendo en cuenta la evolución del comprador en el mercado del libro que alcanzó unas ventas de 4.061 millones de euros en 2017 (4.205 millones en 2013), se observa que desde 2013 disminuye progresivamente la adquisición de productos editoriales (incluidas descargas de audiolibros y libros electrónicos del público general). En 2007 33,6 millones de personas, que suponen un 49% de la población, han adquirido este tipo de productos. En 2012 esta cifra aumentó a 36,9 millones (54%) y desde entonces ha vuelto a disminuir, con actualmente 29,6 millones (44%) en 2017. Si en 2013 cada comprador se gastaba un promedio de 116,7 euros anuales, en 2017 ya eran 137,4 euros por persona. Mientras que en 2013 aún se vendieron 398 millones de copias en  librerías, esta cifra se redujo a 367 millones de copias en 2017.
El „Publishing on Demand“ es una nueva tendencia en el sector editorial. Los libros se preparan para la impresión, pero solo se imprimen cuando el cliente los pide. De esta manera también se pueden ofrecer libros con edición limitada cubriendo gastos. En Alemania el mayorista de libros Libri BoD (”Books on demand”) ofrece actualmente alrededor de 100.000 títulos.

El libro electrónico, que en los EEUU ha conseguido un punto máximo con un 15% de cuota de mercado (la participación en el total de ventas cayó allí de forma continuada los últimos años respecto al año anterior: -9,53% en 2015, -16,4% en 2016, -4,7% en 2017), parece haber alcanzado también en Alemania su cuota máxima alrededor del 5% del mercado. Si bien la cuota de mercado de los libros electrónicos en 2010 fue solo del 0,5%, aumentó al 3,9% en 2013 y se estableció en el 4,6% en 2017, al igual que en 2016, lo cual, debido a la ligera disminución en la facturación general de la industria del libro, supone un pequeño aumento del 1,4% del total de las ventas. En Alemania, en 2010 se vendieron alrededor de 1,9 millones de libros electrónicos, en 2017 ya fueron 29,1 millones. Sin embargo disminuyó el precio medio del libro electrónico de 10,71 euros en 2010 a 6,38 por libro siete años más tarde, en 2017. A partir de las cifras trimestrales preliminares para 2018 también se deduce que el mercado del libro en su conjunto se mantiene constante. A pesar del incremento en ventas del libro electrónico los primeros nueve meses de 2018, como el precio medio de venta por libro ha seguido disminuyendo aproximadamente un 5%, se espera solo un pequeño aumento en las ventas respecto a 2017. Aproximadamente el 75% de los libreros ofrece libros electrónicos y soportes electrónicos (e-reader). Sin embargo, los proveedores por internet como Amazon, Apple, Google, Kobo, Tolino o eBook.de son líderes del mercado en ventas.

Más interesante que el volumen de ventas de libros electrónicos en el mercado son tal vez las cifras sobre los compradores de libros electrónicos facilitadas por diferentes instituciones. En este sentido, en 2010, aproximadamente 700.000 personas adquirieron libros electrónicos en Alemania, en 2014 y en 2015 esta cifra aumentó a 3,9 millones de personas alcanzando así su punto máximo. Posteriormente esta cifra disminuyó levemente, a finalmente 3,5 millones en 2017. El porcentaje de compradores de libros electrónicos en relación al total de población (compradores potenciales) supuso un 1% en 2010, un 5,7% en 2014 y 2015 y un 5,5% en 2017. El número de títulos comprados anualmente por cada comprador de libros electrónicos, aumentó continuamente de 2,8 por persona en 2010 a 8,3 en 2017.
La participación de la literatura de ficción en las ventas de libros electrónicos sigue siendo elevada, con un 82% en 2017 (un 81% en 2016). El resto de ventas está repartido entre literatura infantil y juvenil (5%), manuales prácticos (7%), libros de divulgación/enciclopedias (5%) y libros de viajes con un 1%. En las editoriales es cada vez más habitual publicar simultáneamente las novedades en soporte físico y electrónico.
Sobre todo en editoriales especializadas se observa un crecimiento de ventas significativo en servicios de internet desde hace años. Desde 2011 se alcanzan aumentos en ventas del 10% cada año.
La lectura de libros y revistas sigue siendo una de las actividades de ocio preferidas en Alemania. Un estudio realizado el año 2015 sobre perfiles, motivaciones y opiniones de compradores de libros y lectores, llevado a cabo por el gremio de libreros (“Börsenverein”), indica que el 83% de la población alemana son lectores e incluso el 59% son compradores de libros. La edad apenas influye en el hábito de lectura. Como mínimo 8 de cada 10 personas han leído al menos 1 libro en los últimos 12 meses; 6 de cada 10 han comprado un libro. En comparación con el último estudio de 2008, la proporción de “grandes lectores”, personas que al menos leen 18 libros al año o más, se mantiene constante. Según el estudio, la edad tiene poca influencia  en los hábitos de lectura. La cuota de no lectores es similar en todas las franjas de edad analizadas, solo ligeramente superior para personas mayores de 60 años. Tan solo un 17% de los alemanes se encuentra en la categoría de no lectores. La encuesta también reveló que la librería tradicional sigue siendo el lugar principal de compra de libros. El 64% de los compradores encuentra los libros que posteriormente compra “curioseando” en la librería. Sugerencias y recomendaciones de amigos y conocidos son el segundo motivo de compra, las tiendas por internet ocupan el tercer lugar más importante como fuente de inspiración para la decisión de compra. El 45% de todos los participantes en la encuesta desean seguir leyendo el libro en papel en un futuro, un 7% más que en 2014. El porcentaje de personas que desean leer en paralelo libros en papel y en formato electrónico, ha disminuido un 7%. Los que prefieren el libro electrónico se mantienen estables en un  8% de todos los encuestados. La lectura preferida sigue siendo, como ya es habitual, novelas, clásicos, narraciones, seguido por novelas policíacas.

Por otro lado, internet no supone ninguna amenaza para la lectura. Al contrario, los usuarios de internet compran un 40% más libros que las personas que no utilizan internet, según el estudio sobre el comportamiento de lectura de los alemanes “¿Tienen futuro los libros?” realizado por la empresa de auditoría PriceWaterhouseCoopers. Se confirmaron otros fenómenos ya conocidos. Las mujeres compran y regalan más libros que los hombres. En general disminuye la frecuencia en la lectura de libros, el 46% de los encuestados afirmó que actualmente leen menos que antes.

Promociones concretas y actos especiales pretenden fomentar la lectura en niños y jóvenes. En este sentido, por ejemplo, el gremio profesional de libreros (“Börsenverein”) o la Fundación por la lectura (“Stiftung Lesen”) organizan actividades interesantes.
 
La historia de mundo editorial empieza con Johannes Gutenberg. En 1455 se publicó la biblia de Gutenberg en Maguncia, el primer libro impreso con letras móviles en Europa. La principal ciudad editorial en Alemania desde finales del siglo XV fue Fráncfort del Meno, hasta que en el siglo XVIII, Leipzig le tomó el relevo. Después de la segunda guerra mundial, Fráncfort volvió a recuperar la primera posición. Actualmente hay editoriales importantes en muchas ciudades alemanas, por ejemplo Múnich, Berlín, Fráncfort y Colonia.

La producción editorial alemana ocupa la tercera posición internacional después del mercado mundial de habla inglesa y China. La zona lingüística comuna conlleva que Austria y Suiza sean con diferencia los principales importadores de libros alemanes.

En 2017 las editoriales alemanas publicaron en total 82.636 títulos (85.486 en 2016), de los cuales 72.4999 eran primeras ediciones (72.820 en 2016). Después de que la producción anual de libros entre 2005 y 2011 se situara cerca de los 95.000 títulos, actualmente parece consolidarse alrededor de los 85.000. Debe tenerse en cuenta que debido a la estadística incompleta de los títulos producidos a demanda (PoD) y de libros electrónicos, las cifras reales podrían ser algo superiores.

Actualmente hay disponibles más de 1,8 millones de títulos procedentes de más de 21.000 editoriales y que pueden consultarse en línea en el directorio de libros disponibles VLB (“Verzeichnis lieferbarer Bücher”). A través de la venta directa a clientes, en el año 2017, las editoriales pudieron registrar ventas por valor de 1,94 miles de millones de euros. Ninguna editorial domina el mercado, pero muchas de las grandes editoriales pertenecen a día de hoy a grandes consorcios mediáticos como Bertelsmann o Holtzbrinck.
El volumen de exportaciones de las editoriales alemanas alcanza anualmente aproximadamente 2 mil millones de euros.