Acceso rápido:

Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Refugiad*s climátic*s
La crisis climática es una crisis social

Pancarta en la fachada del Ayuntamiento de Madrid diciendo “Refugees Welcome”
Pancarta en la fachada del Ayuntamiento de Madrid diciendo “Refugees Welcome” | © Unsplash

Cada año en torno a 20 millones de personas son desplazadas por motivos climáticos. Sin embargo, su cobertura legal para solicitar ayuda es mínima. Es una crisis social que además afecta especialmente a aquellas personas que menos contribuyen a las causas del cambio climático.
 
 

De Carmen Huidobro y Belén Hinojar

1. Los grandes desconocidos

Refugiados climáticos, desplazados ambientales o “climigrantes” es como se conoce a una de las consecuencias más dramáticas de la crisis climática que ya está ocurriendo, aunque no sea la más visible. Como activistas, debemos conocer esta historia y ser aún más conscientes de cómo la crisis climática es, al fin y al cabo, una crisis social.
 
Los Refugiados Climáticos son aquellas personas obligadas a emigrar por cambios en su entorno causados por las consecuencias del Cambio Climático es decir: inundaciones, sequías, desertificaciones… En 2020, más del 98 por ciento de los 30,7 millones de desplazamientos fueron a causa de factores ambientales según la OIM. Datos de ACNUR estiman que la media anual de personas desplazadas por estos motivos  asciende a unos 20 millones. El siguiente esquema publicado por El País nos desarrolla los distintos conceptos y motivos de desplazamientos.
Fuente: IDMC, EL PAÍS Fuente: https://elpais.com/sociedad/2019/12/03/actualidad/1575399365_095982.html | © IDMC

2. Falta global de protección

Hemos contactado con Francisco Rojo de Accem, una ONG española que da apoyo a personas refugiadas y también en otras situaciones de vulnerabilidad. Según nos cuenta El Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular (aprobado por La Asamblea General de la ONU), reconoce la existencia de “movimientos migratorios” causados por los desastres naturales y los efectos adversos del cambio climático e insta a los firmantes a minimizar los factores estructurales de dichos movimientos migratorios. Pero no se concede un estatus legal de migrantes y, únicamente se plantea minimizar los factores que obligan a las poblaciones a abandonar sus países de origen por este motivo.

3. Cómo puede ayudar el activismo

Francisco afirma que hasta ahora en Accem “no nos hemos encontrado con personas que hayan fundamentado su solicitud de protección en el desplazamiento forzoso por motivos climáticos. Pero no puede negarse que en ocasiones las personas que abandonan sus países en busca de una vida mejor. Aunque no lo verbalicen directamente pueden haber tenido que abandonar su país de origen debido a los efectos que el cambio climático ha producido en sus condiciones de vida, impidiendo que puedan desarrollar una actividad económica en su países de origen y que este sea el motivo que les ha impulsado de desarrollar un proyecto migratorio”.
 
Hoy en día esta situación es una gran injusticia, ya que las poblaciones más perjudicadas son aquellas que menos han contribuido a las emisiones globales. Los habitantes de Somalia e India, por ejemplo, tienen cuatro veces más de posibilidades de verse desplazados que los de países de renta alta como España y Estados Unidos, según ha analizado Oxfam Intermón en su estudio.
 
Pero sabemos que el número de refugiados seguirá creciendo según crezcan las consecuencias climáticas, y está en nuestra mano instar a los gobiernos a actuar para proteger a estas personas bajo la ley, apoyar a las organizaciones que trabajan por la causa (dando visibilidad, nuestro tiempo, apoyo económico…) y concienciando sobre cómo el cambio climático está afectando y nos afectará a las personas.
 
Justo de esto, de dar voz y visibilidad a aquellas personas a las que se escucha poco, como son las llamadas MAPA (Most Affected People and Areas / Personas y Áreas Más Afectadas), trata el movimiento “Pass The Mic” del que os hablará nuestra compañera Lola de Bélgica en el último artículo esta temporada.
 
Cuéntanos por redes sociales qué te ha parecido, ¡te leemos!

Top