Arquitectura cultural de primera ¡Digno de ver ! – de Hamburgo a Bilbao

El Museo Guggenheim Bilbao
El Museo Guggenheim Bilbao | Foto (recorte): © anavarro1965 - Fotolia.com

El diseño arquitectónico sobresaliente atrae la atención pública a muchas bibliotecas, museos, auditorios y teatros. El fenómeno cobra hoy más importancia que nunca.

Nada menos que una “joya de la cultura nacional alemana”: así calificó el entonces Presidente Federal Joachim Gauck la Filarmónica del Elba en la inauguración de tan emblemático edificio hamburgués. La nueva casa de conciertos de Hamburgo, cuya resplandeciente imagen exterior suele compararse con la Ópera de Sydney, está considerada sin disputa el nuevo distintivo de la ciudad hanseática.

La edificación hace patente un fenómeno que puede observarse en todo el mundo. Entidades culturales como teatros, auditorios y bibliotecas compiten duramente con los nuevos medios virtuales de comunicación. Por ello, han que ser cada vez más caras y más atractivas. Y la manera de que tengan más éxito es que el contenido y la arquitectura ejerzan similar fascinación. El comienzo del fenómeno fue seguramente el Centro Pompidou de París. Hoy se está hablando de “signature architecture” en los casos en que las mismas imágenes de una construcción causan de por sí una impresión tal, que una vez vistas ya no se las olvida.

La relevancia que llega a tener hoy la arquitectura sobresaliente se demuestra en la multitud de entidades culturales que han aumentado considerablemente sus cifras de visitantes tras mudarse a sus esplendorosas sedes nuevas. La Tate Modern de Londres, por ejemplo, no constaba para ningún público genérico internacional hasta la pasmosa reforma de la central energética a orillas del Támesis a cargo de los arquitectos Herzog & de Meuron de Basilea, un efecto, además, que volvió a darse con el edificio de ampliación.

El efecto Bilbao: la fuerza de irradiación de la arquitectura

Cuando los efectos del torrente de visitantes se dejan sentir bastante más allá de la entidad misma, se habla del “efecto Bilbao”: el Museo Guggenheim que el arquitecto estrella estadounidense Frank O. Gehry construyó de nueva planta en Bilbao causó en 1997 que la ciudad empezara a constar para el público con intereses culturales. El edificio hizo las funciones de disparador para el desarrollo urbanístico de la ciudad, pues lo que había sido una zona para la actividad económica junto al puerto industrial se ha convertido hoy en un barrio próspero que ha abierto nuevos horizontes a una ciudad obrera. El millón anual de visitantes constituye un factor económico de peso y ha generado un intenso auge de la ciudad.
 
  • Ozeaneum Stralsund | Behnisch Architekten | Inauguración 2008 Foto (recorte): © Ozeaneum Stralsund/Peter Sandbiller
    Ozeaneum Stralsund | Behnisch Architekten | Inauguración 2008
  • Oeaneum Stralsund | En medio del puerto Foto (recorte): © Ozeaneum Stralsund/Johannes-Maria Schlorke
    Oeaneum Stralsund | En medio del puerto
  • Ozeaneum Stralsund | Maqueta Foto (recorte): © Ozeaneum Stralsund
    Ozeaneum Stralsund | Maqueta
  • Ozeaneum Stralsund | Außenansicht Foto (Ausschnitt): © Ozeaneum Stralsund/Johannes-Maria Schlorke
    Ozeaneum Stralsund | Außenansicht

El efecto Bilbao no siempre es tan pronunciado, pero si, por ejemplo, el Ozeaneum de nueva planta atrajo hasta el Museo Alemán del Mar de Stralsund 852.000 visitantes en el año 2015, gracias a los cuales la entidad se aupó hasta el segundo puesto en la estadística de visitantes en Alemania, superado solo por el Palacio de Dresde, es evidente que tal afluencia traerá beneficios considerables también para la ciudad. La razón está en que el Ozeaneum construido por Behnisch Architekten ofrece espectáculo en el grado exigible al respecto. La edificación presenta una forma extravagante y bastante reconocible, tiene una ubicación pictórica al lado del puerto y exhibe una exposición de enorme popularidad.

La biblioteca, un lugar con significado propio

En la era de la informática, cuando supuestamente se ha abandonado el papel, sorprende ver cómo no paran de surgir nuevas bibliotecas universitarias, municipales o regionales, que suelen ser también gemas arquitectónicas. Así, el municipio de Stuttgart construyó en 2001, en el distrito Stuttgart 21, cerca de la Estación Central, un verdadero templo de los libros según el proyecto del coreano Eun Young Yi; el inusitado edificio emite destellos azules al atardecer y alberga un interior magnificente.

No menor impresión causa la SLUB, Biblioteca Universitaria y del Land de Sajonia, en Dresde, diseñada por Ortner & Ortner Baukunst de Berlín/Viena. Similar experiencia de grandiosidad arquitectónica nos reserva también Max Dudler en la biblioteca que construyó para la Universidad Humboldt en el distrito berlinés Mitte: se trata del Centro Jakob y Wilhelm Grimm, un edificio de ladrillo anexo al viaducto del tren suburbano.
 

Todos estos proyectos tienen algo en común: una frecuencia de visitas superlativa, que muchas veces llega a desbordarlos. En plena época de la digitalización, la “biblioteca entendida como lugar” no deja de ganar importancia: en calidad de centro educativo y de información, en calidad de lugar para el aprendizaje y la comunicación entre personas especializadas, a lo que ha añadirse una calidad elevada del tiempo de estancia. Por ello los arquitectos completan la función bibliotecaria propiamente dichas con salones, cafeterías y ofertas de servicio diversas. No es un fenómeno alemán. Seattle, Birmingham o Aarhus disfrutan también de nuevas construcciones espectaculares. No se trata de almacenes de libros con salas de lectura y nada más, sino de centros de la vida en el distrito, que incluyen usos paralelos, restaurantes y estudios y diversas ofertas de entretenimiento y programación de actos públicos.
 
  • Biblioteca municipal de Stuttgart | Eun Young Yi | Inauguración 2011 Foto (recorte): © Biblioteca municipal de Stuttgart/yi architects/Andreas Weil
    Biblioteca municipal de Stuttgart | Eun Young Yi | Inauguración 2011
  • Biblioteca municipal Stuttgart | Vista exterior Foto (recorte): © Biblioteca municipal Stuttgart/yi architects/Martin Lorenz
    Biblioteca municipal Stuttgart | Vista exterior
  • Biblioteca municipal Stuttgart |  Galería Foto (recorte): © Biblioteca municipal Stuttgart/yi architects/Martin Lorenz
    Biblioteca municipal Stuttgart | Galería
  • Biblioteca municipal Stuttgart |  Galería Foto (recorte): © Biblioteca municipal Stuttgart/yi architects/Martin Lorenz
    Biblioteca municipal Stuttgart | Galería
  • Biblioteca autonómica y universitaria de Sajonia/SLUB | Ortner & Ortner Baukunst Berlín/Viena | Inauguración 2003 Foto (recorte): © Henrik Ahlers
    Biblioteca autonómica y universitaria de Sajonia/SLUB | Ortner & Ortner Baukunst Berlín/Viena | Inauguración 2003
  • Biblioteca autonómica y universitaria de Sajonia/SLUB | Sala de actos Foto (recorte): © Henrik Ahlers
    Biblioteca autonómica y universitaria de Sajonia/SLUB | Sala de actos
  • Biblioteca autonómica y universitaria de Sajonia/SLUB | Makerspace Foto (recorte): © Fanny Hauser
    Biblioteca autonómica y universitaria de Sajonia/SLUB | Makerspace
  • Dokk1 en Aarhus | Schmidt Hammer Lassen Architects | Inauguración 2015 Foto (recorte): © Aarhus Public Libraries
    Dokk1 en Aarhus | Schmidt Hammer Lassen Architects | Inauguración 2015
  • Dokk1 en Aarhus | Schmidt Hammer Lassen Architects | Vista exterior Foto (recorte): © Aarhus Public Libraries
    Dokk1 in Aarhus | Vista exterior
  • Dokk1 en Aarhus | Vista interior Foto (recorte): © Aarhus Public Libraries
    Dokk1 en Aarhus | Vista interior
  • Dokk1 in Aarhus | Makerspace Foto (Ausschnitt): © Aarhus Public Libraries
    Dokk1 in Aarhus | Makerspace
  • Library of Birmingham | Francine Houben | Inauguración 2013 Foto (recorte): © Library of Birmingham
    Library of Birmingham | Francine Houben | Inauguración 2013
  • Biblioteca de Birmingham | Vista interior Foto (recorte): © Library of Birmingham
    Biblioteca de Birmingham | Vista interior
  • Biblioteca de Birmingham | Vista interior Foto (recorte): © Library of Birmingham
    Biblioteca de Birmingham | Vista interior
 

Auditorios: también para quienes no van a los conciertos

Al igual que en las bibliotecas, también en los auditorios de música la tendencia es el uso múltiple. Estas instalaciones culturales se están convirtiendo así en puntos de reunión social, a los que acuden también usuarios que no van a asistir a conciertos. Desde el punto de vista del visitante informal, por tanto, la atracción arquitectónica cobra relevancia por sí misma.
  • CKK Jordanki | Fernando Menis | Inauguración 2015 Foto (recorte): © CKK Jordanki
    CKK Jordanki | Fernando Menis | Inauguración 2015
  • CKK Jordanki | Vista interior Foto (recorte): © CKK Jordanki
    CKK Jordanki | Vista interior
  • CKK Jordanki | Espacios del interior Foto (recorte): © CKK Jordanki
    CKK Jordanki | Espacios del interior

Un sugerente ejemplo de ello es el centro musical y para actos públicos CKK Jordanki, en la ciudad polaca de Toruń. El arquitecto español Fernando Menis eligió para el auditorio una arquitectura de ladrillo llena de cavidades con formas expresivas. También Rem Koolhaas recurrió a formas cristalizadas para la Casa da Música de Oporto, que, a modo de diamante multidimensional, domina la escena en la glorieta del Jardim da Rotunda da Boavista.

Cambios de uso: catedrales fabriles convertidas en atracciones culturales

Una y otra vez, el músculo financiero consigue transformar para finalidades culturales instalaciones industriales fuera de uso. El resultado suele ser un conjunto de alto valor arquitectónico, como por ejemplo la Mina Zollverein de Essen, que hoy es un representativo monumento de la industria minera a la vez que museo, lugar para actos públicos y centro de estudios superiores. O la Nave del Siglo (Jahrhunderthalle) de Bochum, una antigua nave de compresores de aire construida en 1902, que los arquitectos Petzinka Pink transformaron en 2003 en inusual auditorio para los Festivales del Ruhr.
 
  • Auditorio del Siglo en Bochum | Karl-Heinz Petzinka und Partner| Inauguración 2003 Foto (recorte): © Frank Rogner/Fotoagentur Netzhaut
    Auditorio del Siglo en Bochum | Karl-Heinz Petzinka und Partner| Inauguración 2003
  • Auditorio del Siglo en Bochum | Recinto Foto (recorte): © Michael Grosler
    Auditorio del Siglo en Bochum | Recinto
  • Auditorio del Siglo en Bochum | Foto del interior Foto (recorte): © Frank Rogner/Fotoagentur Netzhaut
    Auditorio del Siglo en Bochum | Foto del interior

En el oeste del centro urbano de Dresde, el desarrollo urbanístico estaba bloqueado por una aparatosa central térmica abandonada en 1994. Hoy se ha conseguido activar el recinto para que funcione como lugar de cultura. Se suele denominar “catedrales fabriles” los macizos colosos de ladrillo coronados de chimeneas construidos en las décadas de 1920 y 1930. Aunque en este caso hubo que tirar abajo la gigantesca sala de calderas, se la reemplazó con un edificio de nueva planta para la Opereta Nacional y el Teatro Joven, cuya fachada de acero oxidado y cristal se integra maravillosamente en el complejo fabril. Lo que antaño fue la nave de maquinaria acoge ahora el escenario de estudio, el escenario para títeres y, entre ambos, el vestíbulo que comparten las cuatro salas.

En cuanto al resto de edificaciones de la central térmica, de por sí muy sugerentes en lo arquitectónico, se procedió o procederá a sanearlas para su reutilización. De este modo, la nave de exposiciones, el museo de la energía, el centro de creadores y los restaurantes forman junto con los teatros una mezcla urbana llena de vida. Con esta Central Cultural, Dresde ha ganado un segundo nodo de actividades culturales que modera en alguna medida la exclusividad de la zona tradicional de museos a orillas del Elba, desbordada de turistas, que se extiende desde la Ópera Semper hasta el Albertinum.
 
  • Kraftwerk Mitte en Dresde | Jörg Friedrich | Inauguración 2016 Foto (recorte): © Kraftwerk Mitte Dresden/Oliver Killig
    Kraftwerk Mitte en Dresde | Jörg Friedrich | Inauguración 2016
  • Kraftwerk Mitte en Dresden | Vista aérea Foto (recorte): © Kraftwerk Mitte Dresden/Michael Schmidt
    Kraftwerk Mitte en Dresden | Vista aérea
  • Kraftwerk Mitte en Dresde | Vista exterior Foto (recorte): © Kraftwerk Mitte Dresden/Oliver Killig
    Kraftwerk Mitte en Dresde | Vista exterior
  • Kraftwerk Mitte en Dresde | Interior Foto (recorte): © Kraftwerk Mitte Dresden/Oliver Killig
    Kraftwerk Mitte en Dresde | Interior
 

La arquitectura de edificios culturales, un factor local

Que los nuevos edificios para funciones culturales pueden generar cierto ambiente de resurgimiento entre la población y una nueva percepción desde fuera es un hecho que no solo conocen de primera mano grandes ciudades como Hamburgo. También en las provincias se notan estos efectos. Blaibach, en el Bosque Bávaro, era una localidad de la que casi nadie había oído hablar. Pero el arquitecto muniqués Peter Haimerl proyectó para ella un auditorio que iba a recibir distintos premios de arquitectura.

Y ahora la localidad aparece ya en el mapa de los aficionados a la música, o cuando menos de los aficionados locales. En Chemnitz, el magnífico Museo Arqueológico del Land de Sajonia se ha convertido en un destino usual tanto para turistas como para amantes de la arquitectura, por la razón de estar instalado en los célebres grandes almacenes Schocken de Erich Mendelsohn.
 
  • Museo estatal de archeología/SMAC | Auer Weber + Knerer und Lang | Inauguración 2015 Foto (recorte): © SMAC/M. Jungblut
    Museo estatal de archeología/SMAC | Auer Weber + Knerer und Lang | Inauguración 2015
  • Museo estatal de archeología/SMAC | Exterior Foto (recorte): © SMAC/Lásló Farkas
    Museo estatal de archeología/SMAC | Exterior
  • Museo estatal de archeología/SMAC | Sala de exposiciones Foto (recorte): © SMAC/Lásló Farkas
    Museo estatal de archeología/SMAC | Sala de exposiciones

La cultura se ha convertido hoy en un importante factor local, por ejemplo cuando una ciudad o una región tienen que competir con otros lugares a la hora de captar trabajadores cualificados. Los edificios culturales de nueva planta dan alas a ciudades y municipios, pero también a creadores culturales y a arquitectos, y ello también aun cuando no se desencadene de inmediato ningún efecto Bilbao.
Kultur ist heute zu einem wichtigen Standortfaktor geworden, wenn es zum Beispiel in einer Stadt oder einer Region gilt, in Konkurrenz zu anderen Standorten um qualifizierte Mitarbeiter zu werben. Neue Kulturbauten beflügeln die Städte und Gemeinden, aber auch die Kulturschaffenden und die Architekten – auch wenn es nicht immer gleich um einen Bilbao-Effekt geht.