Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Bellas vistas

¿Cómo es la vida urbana? ¿Cual es el ritmo de nuestras ciudades?
Impresiones de Portugal, España, Francia, Bélgica, Italia y Alemania.


Sobre los tejados

  • Vista sobre la plaza de oriente (Madrid, Spanien) </b><br><br> Foto: Daniel Tornero Rojo
    Vista sobre la plaza de oriente (Madrid, Spanien)

    ¿Qué os imagináis que pasa de noche en el Palacio Real? Los residentes de la Plaza der Oriente tienen que abrirse paso a través de hordas de turistas todos los días, pero disfrutan de una vista muy privilegiada. A la izquierda del palacio, se puede ver además la Catedral de la Almudena de Madrid, y durante el día, cuando hace buen tiempo, se puede incluso mirar hasta la sierra.
  • <b> Plaza de la Filarmónica del Elba (Hamburgo, Alemania) </b><br> <br> Vista desde la plaza de la Filarmónica del Elba sobre el puerto de Hamburgo Foto (Ausschnitt): picture alliance/Bildagentur-online/Schickert
    Plaza de la Filarmónica del Elba (Hamburgo, Alemania)

    Música de fondo y una panorámica del puerto - la plaza de la Filarmónica del Elba de Hamburgo es la plaza pública más alta del norte de Alemania. Desde aquí puedes permitir que tus ojos deambulen por el centro de la ciudad de Hamburgo y la HafenCity, la parte norte del Elba y el puerto de Hamburgo. La "Elphi" es el nuevo punto de referencia de la ciudad, y también merece la pena echarle un vistazo a su interior. El puerto es el corazón de Hamburgo y, como uno de los puertos marítimos y de contenedores más grandes de Europa, es un aspecto importante de la identidad de Hamburgo. En 2019 celebra su 830 aniversario como puerto.
  • Quartel do Carmo (Lisboa, Portugal) Foto: Goethe-Institut / Teresa Laranjeiro
    Quartel do Carmo (Lisboa, Portugal)

    Si quieres descubrir la ciudad de las siete (y más) colinas a vista de pájaro, tienes que subir hasta los tejados. El esfuerzo se ve recompensado con un panorama impresionante de la capital portuguesa, que apunta a algunos de los momentos más importantes de su historia. El imponente Castelo de São Jorge, construido en el siglo XI para defender la "ciudad blanca", se levanta sobre la colina del castillo. El laberinto de callejones y las casitas al pie del castillo, apiladas una encima como si fuera por casualidad, recuerdan al antiguo barrio morisco, que sobrevivió al devastador terremoto de 1755. De las ruinas de la Lisboa medieval, la ciudad baja nació con su red de carreteras estrictamente geométrica, que sigue siendo hoy en día uno de los barrios más concurridos de la ciudad.
  • <b>Goethe-Institut Paris (París, Francia) Foto: Goethe-Institut / Cynthia Gruschke
    Goethe-Institut Paris (Paris, Frankreich)

    Difícil de creer: esta vista se puede disfrutar desde el balcón del cuarto piso del edificio Iéna del Goethe-Institut de París. Ver la Torre Eiffel sobre las azoteas de París hace que muchos corazones latan más rápido. Pero también la multitud de tejados de zinc de color azul grisáceo, confieren a París su inconfundible encanto. El "estilo haussmannien" ha dominado el panorama sobre París desde mediados del siglo XIX.
  • Trastevere (Roma, Italia) © Goethe-Institut / Foto (recorte): Sarah Wollberg
    Trastevere (Roma, Italia)

    La vista sobre los tejados de Trastevere hasta la torre de la iglesia de Santa Maria in Trastevere, la más antigua iglesia dedicada a la Virgen en Roma. El característico y animado barrio romano es a menudo escenario de producciones cinematográficas italianas e internacionales.
  • <b>Les Marolles (Bruselas)</b><br><br>El sol reluce en este bonito viernes sobre los tejados del barrio obrero de Bruselas, Les Marolles. A lo lejos podemos contemplar emblemáticos edificos como la basílica de Koekelberg, la obra arquitectónica Art Deco más grande del mundo, así como también la “Église Notre-Dame de la Chapelle“. Cerca de esta iglesia vivió y realizó su obra el pintor Pieter Brueghel, el viejo,  en cuyo honor se celebran este año numerosos eventos de carácter cultural. Además, si te fijas bien, podrás contemplar el simbólico Atomium de Bruselas, allá al fondo. Foto: © Goethe-Institut Bruselas
    Les Marolles (Bruselas)

    El sol reluce en este bonito viernes sobre los tejados del barrio obrero de Bruselas, Les Marolles. A lo lejos podemos contemplar emblemáticos edificos como la basílica de Koekelberg, la obra arquitectónica Art Deco más grande del mundo, así como también la “Église Notre-Dame de la Chapelle“. Cerca de esta iglesia vivió y realizó su obra el pintor Pieter Brueghel, el viejo, en cuyo honor se celebran este año numerosos eventos de carácter cultural. Además, si te fijas bien, podrás contemplar el simbólico Atomium de Bruselas, allá al fondo.

Auf dem Markt

  • <b>La Boquería (Barcelona, Spanien)</b><br><br>Justo detrás de la Rambla se encuentra el mercado más famoso de Barcelona, “La Boquería”. Aunque hoy en día se ha convertido en un imán para turistas, todavía se encuentran allí los vecinos y vecinas del Raval, el tradicional barrio obrero que rodea el mercado. Foto: © Daniel Tornero Rojo
    La Boquería (Barcelona, Spanien)

    Justo detrás de la Rambla se encuentra el mercado más famoso de Barcelona, “La Boquería”. Aunque hoy en día se ha convertido en un imán para turistas, todavía se encuentran allí los vecinos y vecinas del Raval, el tradicional barrio obrero que rodea el mercado.
  • <b>Mercado de antigüedades (Bruselas, Bélgica)</b><br><br>En el camino del Palacio Real de Bruselas al Palacio de Justicia, a la sombra de la iglesia Notre-Dame du Sablon, desde los años sesenta cada fin de semana un mercado de antigüedades invita a pasear. Quienes aalí no encuentran lo que buscan, deben explorar el barrio de Sablon, famoso por sus numerosas galerías de arte y tiendas de antigüedades. Foto: Goethe-Institut / Benjamin Panten
    Mercado de antigüedades (Bruselas, Bélgica)

    En el camino del Palacio Real de Bruselas al Palacio de Justicia, a la sombra de la iglesia Notre-Dame du Sablon, desde los años sesenta cada fin de semana un mercado de antigüedades invita a pasear. Quienes aalí no encuentran lo que buscan, deben explorar el barrio de Sablon, famoso por sus numerosas galerías de arte y tiendas de antigüedades.
  • <b>Viktualienmarkt (Múnich, Alemania)</b><br><br>Por la mañana temprano aún está vacío el Viktualienmarkt de Múnich, que se encuentra en el corazón de la ciudad. Durante el día, turistas y lugareños vienen aquí de lunes a sábado para comprar frutas, verduras, bocadillos de salchichas, especialidades, zumos y flores. Y los más pijos, la “Schickeria” de Múnich, bebe su vino blanco - el Viktualienmarkt es bastante caro. Aunque ni siquiera todos los residentes de Múnich compran aquí, es conocido en toda Alemania: Ya ha salido en la serie policiaca más popular de “Tatort” e incluso ha sido el motivo de un sello. Foto: Jakob Rondthaler © Goethe-Institut
    Viktualienmarkt (Múnich, Alemania)

    Por la mañana temprano aún está vacío el Viktualienmarkt de Múnich, que se encuentra en el corazón de la ciudad. Durante el día, turistas y lugareños vienen aquí de lunes a sábado para comprar frutas, verduras, bocadillos de salchichas, especialidades, zumos y flores. Y los más pijos, la “Schickeria” de Múnich, bebe su vino blanco - el Viktualienmarkt es bastante caro. Aunque ni siquiera todos los residentes de Múnich compran aquí, es conocido en toda Alemania: Ya ha salido en la serie policiaca más popular de “Tatort” e incluso ha sido el motivo de un sello.
  • <b>Mercado Président Wilson (París, Francia)</b><br>Todos los miércoles y sábados, en las inmediaciones de la plaza Iéna y bajo la mirada de bronce de George Washington, tiene lugar el mercado "Président Wilson".  Aquí no sólo se pueden encontrar delicias locales típicas como crepes y queso, sino también todo lo que el corazón (o el estómago) desea, desde charcutería hasta delicias criollas y libanesas. Especialmente a la hora del almuerzo el mercado está muy frecuentado y se debería ir con tiempo suficiente para disfrutar de verdad de la bulliciosa actividad que caracteriza a los mercados parisinos.   Foto: Goethe-Institut / Cynthia Gruschke
    Mercado Président Wilson (París, Francia)

    Todos los miércoles y sábados, en las inmediaciones de la plaza Iéna y bajo la mirada de bronce de George Washington, tiene lugar el mercado "Président Wilson". Aquí no sólo se pueden encontrar delicias locales típicas como crepes y queso, sino también todo lo que el corazón (o el estómago) desea, desde charcutería hasta delicias criollas y libanesas. Especialmente a la hora del almuerzo el mercado está muy frecuentado y se debería ir con tiempo suficiente para disfrutar de verdad de la bulliciosa actividad que caracteriza a los mercados parisinos.
  • <b>Mercado en Torpignattara (Roma, Italia)</b><br><br>Roma no es sólo el centro histórico. En las afueras, como aquí en el mercado de Torpignattara, es especialmente colorido y animado. Vale la pena comprar aquí! © Goethe-Institut Italien / Foto: Sara Camilli
    Mercado en Torpignattara (Roma, Italia)

    Roma no es sólo el centro histórico. En las afueras, como aquí en el mercado de Torpignattara, es especialmente colorido y animado. Vale la pena comprar aquí!
  • <b>Mercado dos Lavradores (Funchal, Portugal)</b><br> <br>A quien le gustan las frutas tropicales, no tiene que viajar muy lejos. En el mercado de Funchal, la capital de la isla atlántica portuguesa de Madeira, hay numerosas variedades de frutas conocidas (plátano, maracuyá) y menos conocidas (monstera deliciosa, tamarillo). La colorida variedad no sólo es bella de ver, sino que también ofrece algunas sorpresas para el paladar. Un paseo por el Mercado dos Lavradores es una oportunidad única para probar una, dos, tres o más de las deliciosas frutas. Foto: Goethe-Institut / Teresa Laranjeiro
    Mercado dos Lavradores (Funchal, Portugal)

    A quien le gustan las frutas tropicales, no tiene que viajar muy lejos. En el mercado de Funchal, la capital de la isla atlántica portuguesa de Madeira, hay numerosas variedades de frutas conocidas (plátano, maracuyá) y menos conocidas (monstera deliciosa, tamarillo). La colorida variedad no sólo es bella de ver, sino que también ofrece algunas sorpresas para el paladar. Un paseo por el Mercado dos Lavradores es una oportunidad única para probar una, dos, tres o más de las deliciosas frutas.