España Milagros del Corral

Milagros del Corral
Foto: Fundación Biblioteca de Literatura Universal (BLU)

¿Qué significa para usted el término “refugiado”?

Persona que se desplaza a otro país huyendo de la guerra, de la persecución política o de un desastre natural.

¿Es menos legítimo huir de la pobreza que huir de la guerra o de la opresión política?

Huir de la pobreza es comprensible pero, en mi opinión, no puede equipararse a huir de la guerra o de la opresión política. Quienes se desplazan huyendo de la pobreza encajan, creo, en el concepto de inmigrantes, que no debe confundirse con el estatus de refugiados.

¿Y qué opina de los que huyen a causa de problemas medioambientales?

Depende de la naturaleza del problema. Sí es legítimo cuando se trata de una catástrofe natural de envergadura.

¿Cuándo se deja de ser refugiado?

Cuando el motivo de la huida deja de existir.

¿Existe un derecho natural al asilo?

Se trata de un derecho ético de lesa humanidad.

En caso afirmativo: ¿es un derecho incondicional o se puede perder?

Se puede perder cuando el refugiado vulnera la legislación del país de asilo o cuando lleva a cabo acciones criminales en él.

¿Piensa que hay un límite en la cantidad de refugiados que puede absorber una sociedad?

No, si los demandantes de asilo cumplen los requisitos antes señalados.

En caso afirmativo: ¿dónde pondría ese límite y por qué?

No pondría límites (ver mi respuesta anterior).

En su país, ¿hay refugiados con privilegios, por ejemplo algunos que sean mejor recibidos que otros? En caso afirmativo: ¿por qué?

Sí, los latinoamericanos, en razón a la historia común y al hecho comprobado de su fácil adaptación a nuestro país.

¿Reciben los refugiados en su país un tratamiento justo?

Razonablemente justo, si bien las llegadas masivas de los últimos tiempos están creando dificultades.

¿Aceptaría recortes en el sistema de seguridad social de su país para facilitar el ingreso de más refugiados?

Sí, si se trata de personas que han adquirido el estatus de refugiados conforme a la legalidad vigente.

¿Qué requisitos deberían cumplir los refugiados para lograr una integración satisfactoria?

Cabe esperar una actitud agradecida por parte de los refugiados, y un esfuerzo por integrarse en la sociedad del país de asilo, la lengua y las costumbres, sin intentar en modo alguno imponer las suyas.

¿Y los ciudadanos del país anfitrión?

Los ciudadanos del país de acogida deben prestar su apoyo solidario a los refugiados y facilitar su integración inculcando a sus hijos la importancia de la solidaridad con personas como nosotros que han sufrido tanto. Todos podríamos ser refugiados algún día, como demuestra la historia.

¿Conoce personalmente a algún refugiado?

Sí.

¿Apoya de forma activa a algún refugiado?

Doy trabajo desde 2010 a una refugiada ecuatoriana e incluso soy madrina de su hija nacida aquí. Toda la familia está perfectamente integrada.

¿Cómo cree que va a evolucionar la situación de los refugiados en su país en los próximos dos años? ¿Y en las próximas dos décadas?

Seguramente la cantidad de refugiados aumentará, dada la situación bélica en un número creciente de países de diversos continentes y culturas, cuyos habitantes legítimamente huyen y buscan asilo. Vivimos en una época de migraciones y hay que asumirlo. Corresponde a todos los países que viven en paz dar asilo a quienes se desplazan legítimamente para salvar sus vidas. Precisamente por eso, creo que la gestión de esas migraciones corresponde a la ONU. En razón al envejecimiento de su población, la llegada ordenada de refugiados y de inmigrantes, generalmente jóvenes y con hijos, a nuestra vieja Europa le conviene. Sin embargo, sola nunca podrá resolver correctamente esta grave situación que, de dispararse, pondrá en peligro su propia estabilidad.

¿Es capaz de imaginar un mundo sin refugiados?

No. El mundo acusa tremendas desigualdades, graves desastres naturales y múltiples guerras que conducirán a que muchos seres humanos opten por desplazarse masivamente a países en paz para salvar sus vidas. Vivimos en un mundo global y este tremendo problema ha de ser gestionado a nivel global evitando que sean los candidatos a refugiados quienes elijan el país al que quieren ir, porque ello conduciría a un desastre de imprevisibles consecuencias.

En caso afirmativo: ¿cómo se conseguiría algo así?

Dado el momento histórico que vivimos, creo que un mundo sin refugiados es hoy por hoy una utopía.

Usted o su familia, ¿han sido refugiados en alguna ocasión?

No.

¿Piensa que podría serlo en el futuro? En caso afirmativo: ¿por qué?, ¿cómo se prepararía llegado el caso?, ¿en qué país se refugiaría?

Espero que no, pero tampoco se puede descartar. Sigo, pues, con gran interés la evolución de este fenómeno masivo y las soluciones que se plantean. Si, por desgracia, me viera algún día en tal situación y pudiese elegir el país de acogida, quizás elegiría Colombia, donde tengo muchos amigos.

¿Cuánto “hogar” o cuánta “patria” necesita?*

No tengo obsesión por mis raíces. Eso lo dejo para los árboles, y creo que si la naturaleza me dotó de órganos para desplazarme por algo será. Yo me siento ciudadana del mundo. He vivido en varios países, por mi trabajo en la UNESCO he visitado muchos más, y creo poder adaptarme en cualquier país de clima cálido y con suficientes horas de luz. Trataría de integrarme dando lo mejor de mí.

*Esta pregunta ha sido tomada del cuestionario de Max Frisch sobre “Heimat”.