Hausbesuch © Goethe-Institut

Visita en casa

Ciudadanos de Alemania, Italia, Luxemburgo, España, Portugal, Francia y Bélgica han abierto las puertas de sus casas a autores europeos, brindándoles impresiones de su vida privada. Ahora se publican 10 relatos en seis idiomas en formato de e-book y pdf.

En el perenne debate sobre la crisis europea, el argumento de la necesidad de contar con una narrativa europea colectiva es inevitable: una historia capaz de entusiasmar a toda la comunidad, que dote al proyecto europeo de una forma convincente y que le confiera una identidad actual. Este relato universal es, actualmente, inexistente. De hecho, pocas veces como hoy ha parecido tan incierto que, a pesar de su aparente urgencia, dicho relato jamás llegue a concretarse.

Con la iniciativa Visita en casa, hemos optado por otro camino: el de los encuentros literarios con realidades cotidianas e individuales por toda Europa.

A lo largo de siete meses, el proyecto impulsado por el Goethe-Institut ha invitado a diez escritores reconocidos de Portugal, España, Francia, Luxemburgo, Bélgica, Italia y Alemania a encontrarse con gente anónima. Cuarenta anfitriones —desde un tatuador de Oporto que comparte piso, hasta un vendedor de objetos religiosos de Palermo, pasando por un grupo de fanáticos del fútbol de Friburgo— de un total de diecisiete ciudades abrieron las puertas de su casa a uno de los escritores participantes en el proyecto, que a posteriori plasmaron las experiencias vividas en textos de creación propia.

El resultado fueron diez miniaturas literarias: Katja Lange-Müller relata su experiencia nocturna en un bar surrealista de Bruselas, Michela Murgia comparte cómo vivió en Marsella las consecuencias de la semifinal de la Eurocopa entre Francia y Alemania, y Marie Darrieussecq se pregunta por qué encuentra en Dresde una pizzería llamada Napoli y, en cambio, en Nápoles no encuentra ningún restaurante que deba su nombre a Dresde.
Noche tras noche, historia tras historia, se hace visible, a partir de la mirada hacia la vida cotidiana, una instantánea de Europa y, con ella, una narrativa que se despliega desde la profundidad del espacio en vez de cruzarlo.

Pondremos intencionadamente todos los relatos a disposición de los lectores en los idiomas de los siete países de origen de los autores y anfitriones que han participado en el proyecto. De este modo, cada texto podrá dar continuidad al viaje europeo que se debe, en cada caso, a su origen. Gracias a las posibilidades técnicas que ofrece el formato digital, el lector tendrá la oportunidad de embarcarse en el viaje y de sumergirse en un relato europeo multilingüe.

La editorial Frohmann publicará inicialmente los relatos del proyecto como volúmenes independientes. La edición completa de la obras, en seis idiomas, verá la luz en marzo de 2017, coincidiendo con la Feria del Libro de Leipzig.

Los e-books se pueden encontrar en cualquiera de las tiendas de e-books habituales y también se pueden descargar aquí como pdf.
 

Alina Bronsky © Bettina Fürst-Fastré

Alina Bronsky

Alina Bronsky vivió en Torino una experiencia de “cocooking” tártaro-piamontesa y, de repente, se sintió extranjera en Frankfurt, su patria familiar.
 

Marie Darrieussecq © Yann Diener

Marie Darrieussecq

Marie Darrieussecq conectó Nápoles y Dresde en la geografía europea. Siguiendo el rastro de Victor Klemperer repasó la destrucción y la reconstrucción de Europa.
 

Guy Helminger © Guy Helminger

Guy Helminger

Guy Helminger quedó cautivado por la música y los poemas de un joven tatuador de Oporto. En Friburgo conoció a un grupo de aficionados fanáticos del SC Freiburg y tuvo como anfitriones a unos refugiados sirios.

Katja Lange-Müller

Katja Lange-Müller vivió experiencias nostálgicas en un bar surrealista de Bruselas. En Friburgo visitó a un grupo de música de mujeres en el barrio ecologista de Vauban y, finalmente, compartió un rato con los sintecho de una estación berlinesa.

Michela Murgia © Alec Cani

Michela Murgia

Michela Murgia cantó en Frankfurt con gente de su país y vivió en Marsella las repercusiones de la semifinal de la Eurocopa entre Francia y Alemania.

Jordi Puntí © Stefanie Kremser

Jordi Puntí

Jordi Puntí se cayó de la silla en Nancy en medio de un acalorado debate político. En el barrio de Sternschanze de Hamburgo conoció las experiencias de un transportista especializado en mudanzas a través de Europa.
 

Sasha Marianna Salzmann © Esra Rotthoff

Sasha Marianna Salzmann

Sasha M. Salzmann y Tucké Royale descubrieron en casa de un vendedor de objetos religiosos los secretos de la vida palermitana, repleta de huellas musulmanas, sillas de plástico y cafés.

Gonçalo M. Tavares © Pauliana V. Pimentel Kameraphoto

Gonçalo M. Tavares

Gonçalo M. Tavares entendió, en casa de su anfitriona luxemburguesa, el significado de lengua minoritaria y migración. En Frankfurt, se obsesionó con la pregunta sobre cuál es exactamente la ambición de los habitantes locales.

Annelies Verbeke © Alex Salinas

Annelies Verbeke

Annelies Verbeke descubrió en Génova su pasión por los mosaicos y se dio de bruces con la solidaridad personificada. En Schwäbisch Hall conoció el amor camerunés por la lengua alemana.

David Wagner © Dirk Skiba

David Wagner

David Wagner aprendió en Barcelona que las aceitunas también sirven para soñar. Y en los jardines de Mannheim tuvo que soportar los inconvenientes del tiempo.

Escritores visitan casas en toda Europa

  • David Wagner | Barcelona © Albert Bonjoch

    David Wagner | Barcelona

  • David Wagner | Barcelona © Albert Bonjoch

    David Wagner | Barcelona

  • Alina Bronsky | Turín © Marion Aich

    Alina Bronsky | Turín

  • Alina Bronsky | Turín © Marion Aich

    Alina Bronsky | Turín

  • Gonçalo M. Tavares | Lëtzebuerg © Goethe-Institut

    Gonçalo M. Tavares | Lëtzebuerg

  • Gonçalo M. Tavares | Fráncfort 	© Goethe-Institut Frankfurt

    Gonçalo M. Tavares | Fráncfort

  • Sasha M. Salzmann | Palermo © Laura Freund, Goethe-Institut Palermo

    Sasha M. Salzmann | Palermo

  • Marie Darrieussecq | Nápoles © Martin Devrient

    Marie Darrieussecq | Nápoles

  • Jordi Puntí | Nancy © Marischa Weiser, Goethe-Institut Nancy

    Jordi Puntí | Nancy

  • Jordi Puntí | Nancy © Marischa Weiser, Goethe-Institut Nancy

    Jordi Puntí | Nancy

  • Gonçalo M. Tavares | Fráncfort 	© Goethe-Institut Frankfurt

    Gonçalo M. Tavares | Fráncfort

  • Guy Helminger | Friburgo © Sarah Speicher

    Guy Helminger | Friburgo

  • David Wagner | Mannheim © Mursa

    David Wagner | Mannheim

  • Katja Lange-Müller | Bruselas © Caroline Lessire

    Katja Lange-Müller | Bruselas

  • Katja Lange-Müller | Bruselas © Caroline Lessire

    Katja Lange-Müller | Bruselas

  • Annelies Verbeke | Schwäbisch Hall © Goethe-Institut Schwäbisch Hall

    Annelies Verbeke | Schwäbisch Hall

  • Guy Helminger | Oporto © Goethe-Institut / João Vidal Lemos

    Guy Helminger | Oporto



Dresde 
Marie Darrieussecq | Octubre

Fráncfort del Meno
Michela Murgia | Junio
Alina Bronsky | Julio
Gonçalo M. Tavares | Septiembre

Friburgo 
Katja Lange-Müller | Julio
Guy Helminger | Septiembre

Hamburgo 
Jordi Puntí | Junio
Sasha Marianna Salzmann | Junio

Mannheim y Heidelberg
David Wagner | Julio

Schwäbisch Hall
Annelies Verbeke | Julio


Marsella 
Michela Murgia | Julio

Nancy
Jordi Puntí | Julio


Bruselas 
Katja Lange-Müller | Septiembre


Luxemburgo
Gonçalo M. Tavares | Mayo


Génova 
Annelies Verbeke | Junio

Nápoles 
Marie Darrieussecq | Septiembre

Palermo
Sasha Marianna Salzmann | Julio

Turín 
Alina Bronsky | Mayo


Barcelona
David Wagner | Mayo


Porto
Guy Helminger | Septiembre


Contacto

Marischa Weiser
hausbesuch@goethe.de
 

Top