Las Recomendaciones de Nuremberg
Lugares de aprendizaje

El aprendizaje temprano de lenguas extranjeras ocurre en los jardines de infancia, colegios y otras instituciones educativas. Para asegurar las condiciones de una oferta de aprendizaje calificada, las clases sólo deberían tener lugar en espacios amplios y equipados, que le garanticen a los niños un ambiente seguro, en el que sea posible la creación de procesos educativos adecuados para los niños y en los que la salud del niño no se vea perjudicada de ninguna forma.

Sólo con grupos de niños lo menos numerosos posibles y en un entorno espacial que tome en cuenta al niño, se puede garantizar que cada uno encuentre suficientes oportunidades para hablar y que sus necesidades puedan ser atendidas adecuadamente. Un ambiente de aprendizaje estable en un espacio que esté a disposición lo más constantemente posible, apoya la continuidad del aprendizaje.

Dentro de una institución debería haber un espacio para que los educadores y docentes implicados puedan discutir sin reservas las modalidades de cuidado del niño, objetivos de aprendizaje, métodos y contenidos, en especial cuando la oferta de lengua extranjera cuenta con un especialista adicional.
   

Recomendación:

Los espacios en los que los niños aprenden deberían ser usados lo más continuamente posible para que los niños se puedan desarrollar en un ambiente en el que se sientan seguros. 

Los especialistas de las diferentes etapas de aprendizaje deberían informarse recíprocamente. Se recomienda seguir los siguientes pasos:

  • Intercambiar planes de estudio, directrices, objetivos, contenidos y temas.
  • Que los niños lleven un portafolio que trascienda los sitios de aprendizaje que hayan frecuentado.
  • Reuniones coordinadas de docentes.
  • Pasantías intercambiables, que sean comunes y que no se limiten a una sola institución, así como eventos de capacitación
 

Para la continuidad del aprendizaje temprano de lenguas extranjeras la brecha entre el jardín de infancia y el preescolar y escuela primaria es frecuentemente problemática [1].

Un instrumento importante para la creación de continuidad de los procesos de aprendizaje en las diferentes planteles es la coordinación multiintitucional de sus planes de estudio para las ofertas de lenguas extranjeras. Los docentes en las escuelas primarias deben informarse muy bien con los educadores acerca de los contenidos de aprendizaje precedentes y sobre los pasos concretos de trabajo, para poder enlazar de manera útil los conocimientos lingüísticos existentes, y evitar las coincidencias parciales. En consecuencia los especialistas del plantel anterior deben preparar a los niños para el siguiente cambio de nivel en la futura institución

Esto requiere directrices curriculares que prescriban una progresión clara y una continuidad del aprendizaje de la lengua extranjera.

Recomendación:
  • Los planes de estudio (comienzo del aprendizaje, selección, extensión y sucesión de las lenguas, perfil de egreso deseado) deberían estar coordinados de una manera precisa. Para la totalidad del proceso formativo debería haber una base teórica-educativa común [2].
  • Una formación universitaria compartida, al menos por periodos, por educadores y docentes debería ser común, como se está intentando en algunos países, podría contribuir a un sistema educativo consistente [3].
  • Los cambios de nivel deberían ser planeados por las instituciones de manera previsoria y multiinstitucional, para garantizar un proceso de aprendizaje continuo.
  • Se deberían desarrollar manuales o materiales que trasciendan los diferentes niveles escolares.


Indicación de las fuentes
[1] c.f. también BIG 2009.
[2] cf. : Wassilios Fthenakis, Bildung ohne Übergänge, pág. 21/22, en: Bildungspezial (01/2010)
[3] cf. Wassilios Fthenakis

Más información