"Heroes of War". Exposición de fotografías de Judith Döker

Mi experiencia es que las personas que han huido de la guerra y de los desastres humanitarios están llenos de esperanza, a pesar de todo. Aman. Están vivos. Y aunque su futuro es completamente incierto, tienen la fuerza para adquirir nuevas habilidades para armarse para una vida tan diferente a aquella para la que fueron preparados. El enorme poder de los niños para superar las adversidades de la vida y sentir alegría en el aquí y ahora también me conmovió profundamente.

Para mí, estas personas son héroes porque demuestran de qué son capaces cada día: de superarse a sí mismos.