Primo

Alfredo Zinola y Felipe González han ideado una pieza "Primo" que invita al espectador a interpretar libremente lo que ve. Los dos artistas han introducido deliberadamente en escena un elemento con el que cada persona tiene un vínculo muy particular: el agua. Una piscina con ventanas empotradas permite al espectador seguir el espectáculo subacuático desde una nueva perspectiva. Las refracciones de luz bajo el agua crean una atmósfera mágica que hechiza tanto a  niños como a adultos. Ambos artistas, de Chile e Italia, explican en la entrevista cómo la mímica y la gestualidad pueden ser entendidas e interpretadas de muchas y diferentes maneras.