60 años abiertos a Barcelona

El Goethe-Institut celebra 60 años en Barcelona

El pasado 26 de noviembre se celebró una jornada festiva de puertas abiertas en el Goethe-Institut Barcelona con motivo de su 60 aniversario.

Durante la velada cultural, que contó con más de 600 visitantes, hubo numerosas actividades gratuitas que llenaron la nueva sede de arte, música, poesía, cine y gastronomía.

El programa comenzó a las 17:30h con el mural participativo del ilustrador Ignasi Blanch. A continuación se abrió el espacio infantil, y tuvo lugar el concierto del Quartet Alae integrado por alumnos de la Escuela Superior de Música de Cataluña. Los aficionados al arte contemporáneo pudieron disfrutar de la visita guiada a la exposición “Dialog 4: Utopian Tomorrow” del Transart Institute Berlin-New York, que todavía permanecerá hasta finales de enero. Simultáneamente, en la sala de actos Klara Rabat y el colectivo Ojoboca proyectaron dos sesiones de cine analógico experimental. Y ya desde la mañana, los participantes del taller de sketching estuvieron dibujando todo lo que iba sucediendo guiados por el prestigioso ilustrador Lluïsot.

Uno de los platos fuertes de la tarde se sirvió en la abarrotada sala de actos donde nueve poetas compitieron en un apasionante show de Slam Poetry. Al finalizar, tuvo lugar el acto central de la jornada con el corte de pastel y un brindis con todos los asistentes, entre los cuales se encontraba Rosemarie Hess, fundadora de la Biblioteca Alemana (el precursor del actual Goethe-Institut). Judith Maiworm, la nueva directora del Goethe-Institut Barcelona, dirigió unas palabras de agradecimiento a todas las personas y entidades con las que el Instituto ha colaborado durante estos 60 años de fructífero diálogo cultural entre Alemania y Cataluña. Y también entregó los premios al mejor slammer y a los artistas finalistas del concurso artístico “2075: El Goethe-Institut del futuro”, cuyas obras plasman una visión futurista de la institución.

Para concluir la fiesta y hasta la medianoche, la DJ Núria Ghia rememoró la escena electrónica berlinesa clásica y también pinchó músicas más actuales y personales. Durante toda la fiesta, así como para el resto de las noches de navidad, la fachada del edificio se iluminará para los peatones con una colorida instalación que dará calidez a la calle Roger de Flor cuando oscurezca.

Esta concurrida celebración, con la mirada puesta en los retos de futuro, puso de manifiesto el agradecimiento a todos los barceloneses y barcelonesas por estos 60 años de activa convivencia gracias a los cuales el Goethe-Institut Barcelona se ha consolidado como un ente innovador y dinámico dentro del tejido cultural de la ciudad.