Un día de cuento: los hermanos Grimm en la Casa Golferichs

El Goethe-Institut de Barcelona y el Golferichs centre cívic organizaron una cita conmemorativa del día de los Grimm en el castillo de cuentos la Casa Golferichs, a la que acudieron más de mil visitantes.

El soleado día amaneció con los ilustradores Ignasi Blanch y su alumno Jan Barceló, que sobre un gran mural de papel dieron vida a la gran diversidad de cuentos. Después, los niños pudieron pintar y hacer manualidades con los dos artistas y llevarse sus obras de arte a casa. La cola del taller de maquillaje para niños fue larga, y raras veces se han visto tantas princesas juntas. Por toda la casa y el patio había escondidos numerosos elementos que daban pistas sobre nueve conocidos cuentos de la colección de los hermanos Grimm. Quien encontrara todos los objetos relativos a los cuentos y supiera escribir el título correctamente, podía recoger un premio en el estand del Goethe. Allí se informaba con detalle de los cursos de alemán en Barcelona y en Alemania. Y quien quería dejarse fotografiar como Blancanieves o un enano, sólo debía colocarse detrás de un fotomural creado por Ignasi Blanch y Jan Barceló y meter la cabeza con el ángulo adecuado a través del agujero. Cuando el calor acuciaba en el patio, se podían visitar las salas aclimatadas de la Casa, contemplar la exposición sobre los hermanos Grimm y ojear las ilustraciones históricas sobre cuentos en la publicación dedicada a los hermanos Grimm de la editorial Taschen, mirar libros de cuentos antiguos y nuevos o escuchar historias de los cuentacuentos.

Altamente concentrados, mayores y niños escucharon a los cuentacuentos Anna Garcia, Yoshi Hioki, Susana Tornero, Monika Klose y Ignasi Potrony, que transportaron al público a otros mundos gracias a sus animadas representaciones, en parte musicadas. Entretanto, se dio a conocer en la biblioteca de la Casa Golferichs al ganador del concurso de escritura y pintura sobre los cuentos Grimm. Acto seguido, esta estancia se transformó en una sala de cine. Cuentos como imágenes, ya fueran el arte moderno de Silvia Rudolf o las siluetas de Lotte Reiniger, fascinaron a los niños y a adultos por igual. El largometraje español de dibujos animados galardonado con un Goya Los cuatro músicos de Bremen llenó hasta el último asiento de la sala, así como gustaron mucho las nuevas versiones cinematográficas de Blancanieves y la Bella durmiente, que la ARD ha producido en los últimos años con actores famosos. La afluencia fue especial en las dos funciones ofrecidas por la compañía de teatro de títeres Farrés Brothers, que prestan a los cuentos una nueva dimensión con la historia del abuelo Farrés que devuelve la eterna juventud a los personajes de los cuentos. El broche final lo puso el concierto del grupo Fireluche; con su variedad de instrumentos y los sonidos alegres fascinaron a todo el público y lo hicieron bailar.

Gracias a la inestimable colaboración de la Casa Golferichs, a las excelentes representaciones de los artistas invitados, al buen tiempo y a la buena comida del restaurante Q bo fue efectivamente un día de cuento.

Fotogalería (fotos: D. Amin, L. Männel, J.Azategui y S. Pick)

Revista de prensa (PDF, 7MB)

Programa de la XTVL 

Programa de TV3 

Programa de Telecinco