Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

El segundo acto del Muro de Berlín

Gedenkstätte Berliner Mauer
Foto: Cheyenne Concepcion, 2019

Cheyenne Concepcion reflexiona sobre su estancia en Berlín, sobre todo, en las formas en que la ciudad anteriormente dividida ofrecía un sitio para enfrascarse con fronteras y monumentalidad en los EE.UU. al tiempo que se indagaba sobre las (pos)vidas de los muros fronterizos como sitios de legados de división.

de Cheyenne Concepcion
 
Antes de llegar a Berlín, asumí que aprendería sobre las condiciones físicas del muro de Berlín Wall en relación a nuestro muro en la frontera de México y EE.UU. Pensé que iba a extraer conexiones entre la arquitectura de seguridad de la República Democrática Alemana y las soluciones medievales que ideamos hoy en los Estados Unidos. En vez de eso, aprendí más sobre lo que viene después. Aprendí lo que sucede después de que un muro ya no necesita funcionar como barrera contra la migración, y cuando se convierte en su segundo acto.

Antes de la caída del muro de Berlín, como monumento, el muro simbolizaba la falta de libertad en el comunismo y la división causada por la guerra fría. Desde la reunificación y después de su caída, este simbolismo parece estar aún presente, aunque ahora lo acompaña la culpa. En nuestro viaje de investigación, visitamos muchos memoriales y sitios de memoria conservados. A estos sitios parece que los influyeron directamente las presiones del turismo, inversión extranjera y, sobre todo, las iniciativas financiadas por el gobierno. ¿Cuáles son las repercusiones espaciales de esos intereses en competencia y cómo se utilizan los monumentos para lograr estos planes? ¿En qué punto el simbolismo de un monumento se redefine y para quién?

Tras tomar este viaje, quiero explorar, analizar, criticar y re-representar las convergencias de intereses de esas varias partes en el ambiente sociopolítico asociado con la cultura de la memoria. Creo que investigar y analizar la política de este espacio está completamente conectado con mis propios intereses investigativos en casa, en San Francisco y San Diego. Espero construir sobre esta teoría de la segunda vida de un monumento.

Ostdeutsche Antiquitäten auf dem Flohmarkt Foto: Cheyenne Concepcion, 2019

Top