“Política bella” ¿La más elevada forma de arte?

Las “cruces blancas” en la actualidad
Las “cruces blancas” en la actualidad | © Centro para la Belleza Política

Los cuestionamientos sobre el manejo de la problemática que conllevan los refugiados en Europa cada vez son más importantes en los escenarios culturales. Cada vez más artistas están tomando una postura política por medio de acciones que ponen énfasis en el drama de la migración. 


Los cuerpos muertos se disuelven rápidamente en el agua de mar, los animales o los microorganismos que los devoran se encargan de que desaparezcan sin dejar huella en el fondo del mar. Esto lo han demostrado las investigaciones del grupo de artistas Centro para la Belleza Política. Confirmaron así las suposiciones de los investigadores de migración, de que la cifra de casos desconocidos de quienes han muerto ahogados en el Mar Mediterráneo es mucho mayor a la que se había calculado hasta ahora.

Las víctimas cuyos cuerpos han sido rescatados del mar finalmente debían recibir un entierro digno en la que habían deseado que fuera su patria, en las inmediaciones de sus “asesinos burocráticos”, opinó el equipo de artistas. Para poner en práctica esa idea, en 2015 una mujer siria, madre de cuatro, fue enterrada en la parte musulmana del cementerio de Gatow, en Berlín. En la página web del Centro para la Belleza Política se puede ver la fosa abierta, a la que está siendo bajado de manera solemne el ataúd. En la fila de sillas que están enfrente se leen los nombres de los invitados: renombrados políticos de la Unión Europea, que por supuesto no asistieron. Se han anunciado más sepelios con el lema “Los muertos llegan”; de esta manera, el Centro para la Belleza Política quiere que aunque sea los muertos ingresen al país, ya que los vivos no lo lograron. 

Una conmemoración más amplia

La acción “La primera caída del Muro europeo” del Centro para la Belleza Política se escenifica directamente en el corazón palpitante de la nostalgia por la reunificación de ambas Alemanias. Con ella los artistas quieren llamar la atención sobre la amenaza que pende sobre las personas, quienes hoy se topan con fronteras igualmente insuperables y mortales. Con este fin las blancas cruces conmemorativas para quienes trataron de huir de la RDA y encontraron la muerte en la frontera entre el Este y el Oeste fueron desmontadas de su sitio habitual junto al Reichstag, y llevadas secretamente a los lugares más peligrosos de las fronteras exteriores de la Unión Europea: a la “planta de contención” de la frontera entre Bulgaria y Turquía, a la frontera griega y al exclave de la costa norafricana, Melilla, en España. Puntuales para el vigésimo quinto aniversario de la caída del Muro de Berlín, el 9 de noviembre de 2014, las blancas cruces resplandecieron entre los rostros de refugiados africanos, dirigiendo de esta manera las miradas hacia las nuevas fronteras exteriores de la Unión Europea. “Queremos ampliar la conmemoración alemana a una dimensión decisiva: el presente”, comenta Philipp Ruch, fundador del Centro para la Belleza Política, y pregunta: “¿Cómo podemos celebrar la caída del Muro de Berlín mientras que decenas de miles de personas se siguen ahogando frente a los muros externos de Europa?”


 
  • La primera caída del Muro europeo Foto y © Patryk Witt, Centro para la Belleza Política
    La primera caída del Muro europeo
  •  La primera caída del Muro europeo Foto y © Patryk Witt, Centro para la Belleza Política
    La primera caída del Muro europeo
  • Exhumación en Sicilia Foto y © Manuel Ruge, Centro para la Belleza Política
    Exhumación en Sicilia
  •  Entierro en Berlín de personas muertas frente a los muros europeos Foto y © Nick Jaussi
    Entierro en Berlín de personas muertas frente a los muros europeos
  •  Los muertos llegan Foto y © Nick Jaussi
    Los muertos llegan
  • Las 'cruces blancas' para quienes murieron tratando de cruzar el Muro de Berlín Foto y © Ruben Neugebauer
    Las 'cruces blancas' para quienes murieron tratando de cruzar el Muro de Berlín
  • 'ecoFavela Lampedusa Norte', Open Day © Kampnagel, Hamburgo, marzo de 2015
    'ecoFavela Lampedusa Norte', Open Day
  •  'ecoFavela Lampedusa Norte', Open Day © Kampnagel, Hamburgo, marzo de 2015
    'ecoFavela Lampedusa Norte', Open Day
  •  La primera caída del Muro europeo Foto y © Patryk Witt, Centro para la Belleza Política
    La primera caída del Muro europeo
  • Tobias Zielony, 'The Citizen', pabellón alemán, Bienal de Venecia 2015 © Courtesía de Tobias Zielony & KOW, Berlín
    Tobias Zielony, 'The Citizen', pabellón alemán, Bienal de Venecia 2015
  •  Tobias Zielony, 'The Citizen', pabellón alemán, Bienal de Venecia 2015 © Courtesía de Tobias Zielony & KOW, Berlín
    Tobias Zielony, 'The Citizen', pabellón alemán, Bienal de Venecia 2015
  • Tobias Zielony, 'The Citizen', pabellón alemán, Bienal de Venecia 2015 © Courtesía de Tobias Zielony & KOW, Berlín
    Tobias Zielony, 'The Citizen', pabellón alemán, Bienal de Venecia 2015

La opinión pública como material de las acciones artísticas

La apremiante problemática que plantean los refugiados se ha convertido en el tema de un arte nuevo, participativo y socialmente comprometido, que ya no se interesa por las representaciones de lo real. Aquí más bien la opinión pública y la propia sociedad constituyen el material de las acciones artísticas. Aquí se desdibujan las fronteras entre el activismo, la acción política y el arte. Así, por ejemplo en la Kampnagel Fabrik de Hamburgo, cuando los refugiados, junto con el grupo de artistas Baltic Raw, instalaron en mayo de 2015 el laboratorio del futuro “ecoFavela Lampedusa Norte”. Este proyecto, además de alojamiento, debe brindarles también protección a los refugiados. O cuando el artista Tobias Zielony, en el pabellón alemán de la 54° Bienal de Venecia, en 2015, expone fotografías de migrantes africanos y sus historias, que luego fueron publicadas en periódicos de sus países de origen. El trabajo debe estimular en Europa y en los países de origen de los migrantes una discusión acerca de su destino.

Los precursores

Para poder interpretar como arte estos proyectos, que operan en las intersecciones entre arte, vida, política y sociedad, fueron necesarios precursores. Éstos fueron, sobre todo, los artistas de Fluxus, activos en la década de 1960, quienes convirtieron a las acciones en el núcleo de su actividad artística, y que proclamaron la unidad del arte y la vida. La base para una nueva comprensión del arte la creó Joseph Beuys con su concepto de la plástica social y el concepto ampliado del arte. Tiempo después Christoph Schlingensief sería también una importante referencia, con acciones como “Chance 2000 – Partei der letzten Chance” (Oportunidad 200 – Partido de la última oportunidad, 1998) o “Aktion 18 Lesereise: Tötet Politik” (Acción 18 Viaje de Lectura: Maten a la política, 2002). En el Diario de acciones de Schlingensief se lee: “Con los jeans metidos en las botas y el chaleco de pescador. Beuys está con nosotros.” Ambos concebían al arte como un medio para realizar procesos de cambio social.

Interés radical

Si hasta ahora la influencia del arte sobre las realidades políticas consistía en acciones de señalamiento y provocación, actualmente lo que importa es su efecto inmediato. Hoy el arte se interesa por la realidad de manera todavía más radical. Arte Útil, se llama el concepto de la artista cubana Tania Bruguera. Con su proyecto “Immigrant Movement International”, del año 2011, inició una plataforma política para migrantes en Queens, Nueva York, y declaró que el acto político era arte. Las crisis demandan acción, también procedimientos más radicales en el arte, opina Bruguera. La escenificación de una acción política como una obra de arte es una reacción artística a las líneas de rotura y rejas fronterizas que nos rodean y, al mismo tiempo, una nueva forma de praxis artística, en la que la “política bella” puede ser la forma más elevada del arte.

En qué medida los propios migrantes se pueden convertir en actores activos dentro de estos discursos, o si sólo se ven beneficiados por la utilidad inmediata de las acciones artísticas, eso se los tendríamos que preguntar directamente a ellos.