Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)
„White Supremacy is Killing Me“ de Jessica Sabogal© Jessica Sabogal, Foto: Jody Freeman

4604, rue Saint-Antoine Ouest, Montreal, Canadá
„White supremacy is killing me" de Jessica Sabogal

El distrito de Saint-Henri-Est y el colindante Pointe-Saint-Charles se cuentan entre los más diversos y multiculturales de la ciudad de Montreal. Los prósperos recién llegados, provenientes de otras partes de la ciudad y que se han instalado en los nuevos edificios de lujo construidos a lo largo del Canal Lachine, se topan con las y los habitantes de siempre, que muchas veces han pasado su vida entera en ese barrio y que, en no pocas ocasiones, viven en el límite de la pobreza. Una difícil situación social, que se conoce también en innumerables ciudades. No obstante, el barrio de St. Henri, con sus abundantes restaurantes, clubs, galerías de arte y festivales, es considerado como uno de los barrios más dinámicos de la ciudad, que ha conservado sus valores tradicionales a pesar de todas las innovaciones, y que posee un ambiente muy particular gracias a las tan diversas culturales que conviven en él desde hace muchas décadas.

Pero St. Henri también muestra diversidad política: una aguerrida escena subterránea de izquierda ha se ha hecho responsable del vandalismo dirigido específicamente contra tiendas y restaurantes recién inauguradas, símbolo de la creciente gentrificación de un tradicional barrio obrero. Así pues, resulta tanto más sorprendente que este entorno diverso y abierto al mundo muestre también un aspecto muy diferente desde el punto de vista político.

Pero St. Henri también muestra diversidad política: una aguerrida escena subterránea de izquierda ha se ha hecho responsable del vandalismo dirigido específicamente contra tiendas y restaurantes recién inauguradas, símbolo de la creciente gentrificación de un tradicional barrio obrero. Schmiererei auf Sabogals Werk Schmiererei auf Sabogals Werk | © Julien Capôte Así pues, resulta tanto más sorprendente que este entorno diverso y abierto al mundo muestre también un aspecto muy diferente desde el punto de vista político.

En el marco del festival Voix insoumises / Unceded Voices, una bienal organizada por la escena del arte urbano autóctono, que se llevó a cabo del 13 al 21 de agosto de 2019, se creó la obra White Supremacy Is Killing me, de la artista colombiana-estadounidense Jessica Sabogal. El mural muestra a una mujer indígena que sostiene un letrero con el mensaje “White Supremacy is Killing Me” (La supremacía blanca me está matando), lo cual desgraciadamente tiene un trasfondo sombrío: Un estudio realizado durante la década de 1970 en Canadá tuvo el resultado terrible e inquietantemente vago de que en los años pasados “entre 1000 y 4000 mujeres indígenas desaparecieron sin dejar huella”. El estudio fue suspendido sin que se hubiera tomado ninguna medida al respecto. Esto arrojó la evidente pregunta de si esta información se hubiera descartado tan fácilmente si otro sector de la población hubiera sido el afectado.

Gracias a la creciente presión de la opinión pública, este estudio fue reiniciado en septiembre de 2016 por el primer ministro Justin Trudeau. Pocos días después de la inauguración del mural, atacantes desconocidos lo embadurnaron con las palabras “Anti White” (antiblanco). El trasfondo claramente racista de este ataque hizo que los quebequenses cobraran conciencia de una escena subterránea derechista radical. Activistas locales limpiaron la obra. Hasta el día de hoy ésta ha sido atacada tres veces. Nunca se pudo descubrir a los culpables.

 

Jessica Sabogal

Jessica Sabogal Jessica Sabogal | © Jamie Thrower La muralista colombiana-estadounidense Jessica Sabogal (nacida en 1987 en San Francisco) se sirve del arte como un refugio, como un lugar creativo para venerar y ennoblecer a las mujeres cuyas historias suelen no ser contadas. Sus obras presentan una visión de identidad femenina que es, a la vez, revolucionaria y llena de fuerza así como valiente y bella. Por medio de la lata de pintura en aerosol trata de llenar las superficies con estas historias que escuchó y vivió, por las que luchó y que amó.
 
Como artista que se dedica al arte urbano, es decir, a un ámbito dominado por los hombres, está continuamente transgrediendo límites al utilizar su arte para el cambio social, para la acción y el empoderamiento. Desde 2011 se puede ver la obra de Sabogal en la página titular de CNN.com con el homenaje que le rindió en cámara rápida a la revolución egipcia; también diseñó la portada por el vigésimo aniversario de Bastard Out of Carolina, de Dorothy Allison, para Plume Books; es la primera artista mujer comisionada para pintar una pared de las oficinas centrales de Facebook en Menlo Park, California.
 
En años pasados abrevó de obras literarias de poetas, escritores y mujeres de color, cuyas experiencias le sirvieron de inspiración para sus creaciones. Una serie más reciente de obras honra la perfección de las mujeres y del cuerpo femenino: Women Are Perfect (If You Let Them) (Las mujeres son perfectas [si las dejas]) es el intento por difundir a nivel mundial este mensaje tan sencillo como necesario.
 
Sabogal se ve fortalecida por las dificultades, la utilidad de su trabajo le sirve de impulso, y pinta sin temor alguno. Trata de vincular el mundo que nos rodea con un arte que siempre nos recuerda que las mujeres deben ser valoradas, honradas, respetadas y, sobre todo, amadas.
 

Jessica Sabogal „White Supremacy is Killing Me“© Jessica Sabogal, Foto: Jessica Sabogal