Ricardo Soto

México, 2016


Ricardo Soto estudió en el Centro de Capacitación Cinematográfica en la Ciudad de México, y fue seleccionado en 2016 para hacer la residencia en Berlín, donde trabajó en su película Prima Volta. El primer largometraje de Soto, Plástico, sobre la historia de dos hermanos que de adultos atraviesan una crisis existencial, se estrenó en 2015 en Guanajuato, donde recibió una Mención Especial. La película recibió muchos elogios por la fuerza de sus imágenes, la crudeza de sus escenas y el expresivo acompañamiento musical.  Durante su estancia en Berlín Soto filmó el cortometraje experimental Las sonrisas del diablo, estrenado en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato en 2017, y distribuido por VICE/ Noisey.