Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

Mujeres DJs
Más mujeres en las tornamesas

Gudrun Gut has been a driving force in the music scene since the 1980s.
Foto (detalle): GGut en vivo Sonoras 2018 © Jose M. Pedrajas

La red female:pressure lucha para que haya más mujeres frente a las consolas de sonid.

De Johannes Zeller

La participación de las mujeres en la música electrónica es hoy mayor que a fines de la década de 1990. Sin embargo, esto no significa que las mujeres estén sobrerrepresentadas en la escena de la música electrónica, al contrario. Nadine Moser alias Resom, Susanne Kirchmayr alias Electric Indigo y Gudrun Gut son iconos de la música electrónica, pero están convencidas de que también en este ámbito las mujeres se las ven más difícil que sus colegas hombres. A través de la red internacional female:pressure luchan, entre otros temas, a favor de que las mujeres DJs tengan más presencia en las tornamesas y para que se les brinde un mayor reconocimiento.

Pseudocumplidos y un gran escepticismo

Susanne Kirchmayr siempre se vio confrontada con conductas sexistas en su trabajo como música “Tenemos, por ejemplo, los ofensivos pseudocumplidos, que todas mis colegas conocen, como ‘Eres realmente buena para ser mujer’.” Aunque también afirma que ser mujer no es una desventaja per se, puesto que todos los DJ novatos deben trabajar duro al principio para conformarse un perfil propio. Y ser mujer a veces puede tener ventajas al inicio de la carrera. Sin embargo, tras hacer un balance, Kirchmayr dice que para ella predominan las desventajas: “Lo que nunca ha dejado de llamarme la atención es que las mujeres se topan con mayor escepticismo. A los hombres desde el principio se les cree más capaces. Las mujeres necesitan una personalidad más estable para imponerse. La que no tenga mucho aguante, pronto abandona la música.”

Con el nombre artístico de Electric Indigo, Kirchmayr participa e influye en la escena musical desde finales de la década de 1980. En 1998 fundó female:pressure, una red internacional para mujeres artistas activas en la música electrónica y el arte digital. A través de una lista de correos electrónicos, las participantes intercambian informaciones acerca del oficio de la música, se advierten unas a otras sobre organizadores sexistas u organizan acciones y podcasts conjuntos. Hoy female:pressure cuenta con 2370 miembros de 75 países, entre ellos cada vez más personas que no se quieren encasillar como hombres o mujeres, o que son transexuales. “La solidaridad nos resulta muy importante”, enfatiza la fundadora. Y bienvenidas son todas: desde la novata hasta la profesional.

  • Nadine Moser, alias Resom, ofrece talleres de DJ especialmente para mujeres con el fin de entusiasmarlas por las tornamesas. Está convencida de que las mujeres se enfrentan con mayores dificultades a la hora de trabajar en el ámbito de la música electrónica que sus semejantes masculinos. Foto (detalle): Resom @ Camille Blake
    Nadine Moser, alias Resom, ofrece talleres de DJ especialmente para mujeres con el fin de entusiasmarlas por las tornamesas. Está convencida de que las mujeres se enfrentan con mayores dificultades a la hora de trabajar en el ámbito de la música electrónica que sus semejantes masculinos.
  • Susanne Kirchmayr, fundadora de la red de female:pressure (mujer:presión), se ha visto confrontada en repetidas ocasiones con un comportamiento sexista en su trabajo como música. Foto (detalle): Electric Indigo © StefanFuhrer/WienModern
    Susanne Kirchmayr, fundadora de la red de female:pressure (mujer:presión), se ha visto confrontada en repetidas ocasiones con un comportamiento sexista en su trabajo como música.
  • Gudrun Gut fue miembro fundador del grupo Malaria! en los años 80. Hoy se alegra de que las mujeres artistas se hayan vuelto más visibles. Foto (detalle): GGut Moment 2018 © Mara von Kummer
    Gudrun Gut fue miembro fundador del grupo Malaria! en los años 80. Hoy se alegra de que las mujeres artistas se hayan vuelto más visibles.

Mayor visibilidad para las mujeres

También Gudrun Gut está sumamente activa en la escena musical desde la década de 1980. Entre otros, ha realizado el trabajo de DJ, moderadora y gestora del sello musical Monika Enterprise. Gut, quien es fundadora de la banda Einstürzende Neubauten no piensa que las mujeres tengan más o menos dificultades en la música electrónica que en otros tipos de música, afirma que la situación es parecida en todos los ámbitos musicales: “Toda la escena musical está dominada por los hombres, basta con echarle un vistazo a cualquier colección de discos”, constata. Y recuerda los inicios de female:pressure: “Un momento decisivo fue cuando empezamos a contar. A cuántos hombres se contrata y a cuántas mujeres. Había festivales que eran 100% masculinos. Para todas nosotras eso fue un schock.”

Una acción emprendida por el periódico británico The Guardian en 2015 demuestra también cuán grande es el “dominio de los hombres” en la escena musical. El periódico publicó en su página web los volantes de conocidos festivales, de los que había eliminado todos los gigs de hombres DJs. El resultado fue que, con frecuencia, casi no quedaba nadie.
 
Sin embargo, las artistas se alegran de que las mujeres DJs hoy la tengan un poco más fácil que a principios del milenio: “Entretanto hay una mayor participación femenina en la música electrónica. Además, se suma el hecho de que en los últimos años se ha desarrollado un fuerte discurso feminista.” Así resume Kirchmayr los avances 20 años después de la fundación de la red female:pressure. También Gut confirma que ha mejorado la visibilidad de las mujeres artistas. Dice: “Es bueno ver que poco a poco aumenta la conciencia de que en los festivales no sólo es posible contratar a DJs hombres.”

Top