Gastronomía e identidad “Street Food” en Bogotá y Berlín

Las ventas callejeras de comida son parte central de la vida cotidiana de nuestras ciudades. Fotos de la gastronomia informal de dos capitales.

  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Victoria Holguín
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Charles González
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Victoria Holguín
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Charles González
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Victoria Holguín
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Charles González
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Victoria Holguín
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Charles González
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Victoria Holguín
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Charles González
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Victoria Holguín
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Charles González
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Victoria Holguín
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Charles González
  • “Street Food” en Bogotá y Berlín Foto: Victoria Holguín
Siempre están ahí, cerca de los transeúntes apresurados, de las calles y los coches que las atraviesan a toda velocidad, de las tiendas y establecimientos formales: las ventas callejeras de comida. Algunos de los puestos de la llamada “Street Food” ofrecen productos regionales y muy típicos; otros apuestan por platos más modernos e internacionales. En las calles de nuestras ciudades se pueden encontrar desde ensaladas y frutas para los paladares más delicados, hasta verdaderas bombas de grasa, carbohidratos y proteínas, que le han salvado a más de uno tras una larga noche de copas.
 
Casi que se podría decir que imaginar una ciudad moderna sin comida callejera es como imaginar una hamburguesa sin pan... Pues sean del tipo que sean –tradicionales, modernas, ligeras, sustanciosas, populares o digiridas al exigente público hipster–, las ventas informales de comida parecen ser parte esencial de la escenografía, las necesidades y los gustos de las calles contemporáneas. Incluso cuando su presencia, algunas veces, sea polémica y se vea amenazada por las políticas del momento, como sucede actualmente en la capital de Colombia. Algunos ejemplos de “Street Food” –desde lo local a lo internacional, desde lo familiar hasta lo inquietante– en Bogotá y Berlín.