Bauhaus en el Museo Blanes: montaje de la exposición

Interview mit Martin Kortmann Foto: Margarita Ceretta

Entrevista con Martin Kortmann, montajista de la exposición sobre la Bauhaus en el Museo Blanes

¿Señor Kortmann, cómo entiende su función en el diseño y montaje de la exposición?

En primer lugar están la obra y la intención del curador. El diseño de la exposición reacciona acorde a ello y encuentra  - en el mejor de los casos – una imagen para esa intención,  una forma de comunicación que se muestra espacial y materialmente, y a través de la cual el espectador accede a la obra.

¿Cuáles fueron los desafíos particulares a la hora de diseñar esta exposición de la Bauhaus?

El desafío consiste en que es una exposición itinerante que recorre desde hace más de 10 años diferentes países y museos, y en la diversidad de los objetos que se exponen.  La Bauhaus se asocia
predominantemente con objetos arquitectónicos y de diseño. En este caso contamos además con más de 300 imágenes  (fotografías, ilustraciones, litografías, acuarelas) que reflejan el aprendizaje y la vida en la Bauhaus, y a la escuela como lugar de encuentro entre  diferentes perspectivas y apromixaciones. Estas imágenes debieron ser primero enmarcadas y luego se les encontró un lugar adecuado dentro del espacio en módulos especialmente construidos para ellas.  Nos decidimos por un sistema de paredes montadas, para generar una impresión espacial que captara el enfoque de diseَño de la Bauhaus y al mismo tiempo permitiera un despliegue equilibrado y unitario de todas las imágenes. Desarrollamos un sistema modular que se mueve entre la funcionalidad y el juego con los materiales industriales de nuestro tiempo. Las paredes constan de dos capas de chapas de aluminio perforadas de diferente profundidad. El resultado son paredes metálicas semitransparentes que reflejan el espacio frente a la pared de manera difusa y al mismo tiempo permiten que el espacio detrás brille.

Martin Kortmann Foto: Margarita Ceretta Exponer significa – muy resumidamente – disponer obras y objetos en un espacio para un público. En el caso de las exposiciones itinerantes, seguramente se debe trabajar bajo muy variadas condiciones.  ¿Con qué particularidades se encontró usted a la hora de montar la exposición Bauhaus en el Museo Blanes?

Nuestro sistema modular nos permite montar la exposición de la forma más independientemente posible a la arquitectura del museo.  En el Museo Blanes la repartimos en varias salas: en una amplia galería hay cinco islas temáticas, en otra hay tres conectadas entre sí, y los modelos arquitectónicos y los podios con objetos proporcionan una transición en los espacios intermedios. Los planos de aluminio lisos de los módulos y zócalos son altamente reconocibles y crean una experiencia coherente de la exposición, que contrasta sugestivamente con la arquitectura del museo.

¿Le recomendaría usted algo en particular al visitante de la exposición Bauhaus?

La distribución de las paredes juega con ejes visuales y diferentes perspectivas. Es posible un recorrido en diferentes órdenes,  por lo tanto recomiendo al visitante recorrer libremente la exposición y encontrar su propio punto de vista.

¿Hasta qué punto la Bauhaus sigue siendo relevante para la arquitectura del futuro?

No puedo responder eso facilmente. Honestamente cuando veo lo que se está construyendo actualmente, encuentro mucho de racionalidad y eficiencia, pero sin embargo poco en lo que refiere al sentido de las formas y la función social de la obra. Extraño frecuentemente la atención por el detalle así como el entendimiento de la arquitectura de representar un valor añadido para sus usuarios.

La entrevista fue realizada por Christian Kutscher y Margarita Ceretta.



 

100 años Bauhaus