Santiago Sanguinetti 54. Festival de Teatro de Berlin (Theatertreffen)

Santiago Sanguinetti, director de la EMAD (Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático) y exitoso dramaturgo, viaja en el marco del programa de visitas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania y propuesto por el Goethe-Institut Montevideo al “Berliner Theatertreffen”, el principal festival de teatro alemán. A este evento, que se celebra todos los años en mayo, se invitan las 10 obras más destacadas de la temporada en el ámbito de habla alemana. Para el festival de este año, el jurado visitó 377 puestas en escena en 63 ciudades de habla alemana.

El 54º Theatertreffen en Berlín

El encuentro cultural internacional en el marco del 54º Theatertreffen en Berlín fue una de las experiencias artísticas y profesionales más enriquecedoras de las que formé parte. Entrar en contacto directo con referentes del teatro en Alemania y entender así los detalles y características de lo que algunos críticos de arte desean declarar patrimonio histórico de la Humanidad (como escuché una vez que alguien decía, hablando sobre el sistema teatral germánico), además de tener algunas de las experiencias estéticas más inolvidables (me refiero a las obras Five easy pieces, de Milo Rau o Die borderline Prozession, de Kay Voges y conversar sobre la enseñanza de Sociología y Filosofía en la Academia de Arte Dramático Ernst Busch con uno de sus docentes, entre tantas otras charlas magistrales, cambió mi modo de entender la relación entre teatro y sociedad. Confrontar puntos de vista con personas de veintiún países distintos, en una ciudad como Berlín, que se reinventa en sus ideas cada día, y que fue escenario de los excesos más intensos del siglo pasado, motivó el deseo de encontrar nuevas formas en mi manera de abordar el arte dramático, y despertó nuevas interrogantes en relación a la enseñanza del teatro.
 
Foto grupal en el edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores Santiago Sanguinetti en el 54. Theatertreffen en Berlin Foto grupal en el edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores | Foto: Santiago Sanguinetti