Cine Film frei!

Vor der Morgenröte (Ausschnitt) © XVerleih_Mathias-Bothor

Vie, 01.11.2019

Goethe-Institut Montevideo

Santiago de Chile 874
11200 Montevideo

Stefan Zweig: Adiós a Europa (Vor der Morgenröte)

Año: 2016
Duración: 106 Min., color
País: Alemania, Austria, Francia
Dirección:  Maria Schrader
Reparto: Josef Hader, Barbara Sukowa, Aenne Schwarz, Matthias Brandt, Charly Hübner, Harvey Friedman

Río de Janeiro en agosto de 1936. El Ministro de Relaciones Exteriores de Brasil ofrece un banquete festivo en honor a Stefan Zweig quien ha huido de los nazis y al parecer no logra disfrutar el apogeo de su fama. La primera toma de la película, el gigantesco arreglo floral en la mesa, recuerda subrepticiamente un ostentoso entierro – primera referencia al trágico fin del escritor austríaco. Zweig, quien como autor judío en 1933 fuera víctima de la quema de libros en Alemania, está encantado con el país, pues ha desarrollado un tipo de sociedad que permite la convivencia pacífica entre personas de las más diversas etnias y colores de piel. Pero también sabe: “¡Cada generación ha de encontrar su propia respuesta!”

Continuando su viaje a Buenos Aires, Zweig participa en el Congreso PEN. Entre los participantes se cuentan famosos colegas como Georges Duhamel, Halldór Laxness, Giuseppe Ungaretti o Filippo Tommaso Marinetti. Sin embargo, Maria Schrader y su co-autor Jan Schomburg son lo suficientemente discretos como para no alardear mencionando a literatos importantes. En primer plano ponen una entrevista de grupo: periodistas de todo el mundo le preguntan a Zweig acerca de Alemania. Él rehúsa contestar: “No voy a hablar contra Alemania ni contra ningún otro país. El intelectual debe dedicarse a su obra.” Pues la resistencia sin riesgo es mero afán de notoriedad. Al mismo tiempo Zweig cree en una futura Europa libre y pacífica. Sólo que: “¡No nos tocará presenciarlo!”. Actualmente ve a Europa “atrapada entre el fascismo y la democracia.” Los recientes desarrollos políticos, con dirigentes derechistas como Marine Le Pen, Geert Wilders, Viktor Orban o Nigel Farage, otorgan creciente actualidad a este film, a la vez que muestran cuán frágil se ha vuelto hoy la utopía de Zweig, que con la Unión Europea ya casi pareciera llegar a realizarse. También el tema de la “huida” contribuye a la actualidad del film: “Leyendo las narraciones de la huida de Friderike Zweig, cuando está con miles de personas en el muelle de Marsella, todas huyendo de la guerra y la persecución, se piensa en las gentes que hoy, al otro lado del Mediterráneo, por los mismos motivos arriesgan la vida al cruzar el mar en dirección contraria, presentando todo en otro contexto mucho mayor.” (Maria Schrader)

En un apasionado discurso, el escritor suizo-alemán Emil Ludwig llama la atención sobre los numerosos colegas que debieron abandonar su patria: Lion Feuchtwanger, Thomas y Heinrich Mann, Walter Benjamin, Bert Brecht, Erich Maria Remarque y muchos otros. La lista de nombres semeja un canon de los más importantes escritores alemanes de los años treinta. Su número irá creciendo. En enero de 1941 Zweig se encuentra en Nueva York con Lotte, su primera mujer, y se queja de las numerosas peticiones de ayuda que le llegan de Europa – incluso de periodistas que antaño lo ofendieran. Tiene que avalar constantemente con afidávits, indispensables para obtener una visa. Es evidente que le preocupa su propia existencia, ya que apenas logra escribir. Huyendo de los peticionarios llega a Petrópolis, cerca de Río de Janeiro, donde completa su última obra, “Novela de ajedrez”, y en noviembre de 1941 festeja por última vez su cumpleaños con Lotte, su segunda mujer, y una pareja de amigos. En febrero del año siguiente los empleados domésticos encuentran los cadáveres del matrimonio que se ha quitado la vida. También aquí se constata la sensibilidad de la directora: la cámara se dirige brevemente a ambos muertos, con discreción y sólo al margen. A la tragedia se refiere enfocando a los sobrevivientes presentes. Maria Schrader en ningún momento intenta encontrar respuesta alguna al suicidio; la suma de todo lo hace convincente – y también su protagonista Josef Hader, quien irradia una presencia física y una creciente, mas nunca ostentosa melancolía poco frecuentes en el cine alemán. Así respeta ella también la carta de despedida de Zweig: “¡Saludo a todos mis amigos! ¡Ojalá puedan ver aun la aurora tras la extensa noche! Yo, lleno de impaciencia, los precedo.”

Biografía de la directora: 
Maria Schrader nació en Hanóver en 1965. Estudió en el Seminario Max Reinhardt en Viena. En 1992 recibió el Premio Max Ophüls por su primer papel protagónico en la película I WAS ON MARS. Trabajó con directores como Dani Levy, Margarethe von Trotta, Doris Dörrie, Peter Greenaway y Agnieszka Holland. Fue co-autora de muchas películas en las que actuó.


Hans-Günter Pflaum - Filmkatalog del Goethe-Institut
 

Regresar