Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)


Antonio Briceño

Antonio Briceño. Autoretrato con su padre en Granada Detalle
Foto © Antonio Briceño

Escogí España por razones culturales y afectivas. Migrar es renunciar a muchas cosas, y dependiendo del sitio al que uno migre, el número y tipo de cosas a las que uno renuncia puede ser determinante en la capacidad de adaptación al nuevo medio que uno ingresa.

¿Qué significa para usted la palabra emigrante? 

Emigrante es aquel que se va de su país y su contexto de origen porque se siente limitado y/o amenazado en su desarrollo humano. En realidad, para mi, la migración forma parte estructural de la especie humana -y de muchas otras-. La capacidad de moverse es un elemento fundamental en la supervivencia, tratándose de un planeta cambiante. Podríamos pensar que, con la excepción de algunas personas en Etiopía (región donde aparentemente se originó el Homo sapiens), toda la humanidad es emigrante o descendiente de emigrantes.
 
¿Cómo eligió el país en el que vives? ¿Cuáles fueron las motivaciones? 

Escogí España por razones culturales y afectivas. Migrar es renunciar a muchas cosas, y dependiendo del sitio al que uno migre, el número y tipo de cosas a las que uno renuncia puede ser determinante en la capacidad de adaptación al nuevo medio que uno ingresa. En España me siento cómodo en el sentido del idioma y de cierta idiosincrasia común a todos los países hispanos, en razón de su origen. España es un país que me encanta y en el cual me siento bien.
 
Antonio Briceño. Autoretrato con su padre en Granada, España, 2016. Autoretrato con su padre en Granada, España, 2016 | Foto © Antonio Briceño

Decidí vivir en la ciudad de Barcelona por razones afectivas: mi hermana estaba residenciada acá, además algunos amigos, y también  los mejores amigos de mi pareja -con quien migré- viven en Barcelona. Siento que para migrar en edad madura es importante garantizar alguna continuidad afectiva presencial. Los vínculos terminan siendo el soporte principal del emigrante.

¿Cómo ha sido su incorporación a la nueva cultura: siente que ha transformado la suya? 

Mi incorporación a la nueva cultura ha sido bastante difícil y lenta, debido a mi naturaleza introvertida y a las dificultades de ánimo relativas al hecho mismo de migrar,  y no estar ya en el contexto en el cual mi vida y mis acciones cumplían alguna función para la sociedad en la que vivía. En Venezuela tenía una carrera desarrollada a lo largo de 30 años de trabajo, con lo cual, para bien y para mal, era reconocido en mi ámbito y tenía un sentido de pertenencia estimulante para mi trabajo. En este nuevo medio no represento nada para nadie, no siento que aporte nada a la comunidad en la que vivo y podría irme sin que siquiera se sepa que estuve. Afortunadamente la naturaleza de mi trabajo permite que pueda continuarlo en cualquier lugar, puesto que tanto su realización, como su posterior exposición se han desenvuelto desde hace mucho a nivel internacional.
 
Antonio Briceño. Ayahuasca cielo. Ayahuasca cielo | Foto © Antonio Briceño

¿Se relaciona con venezolanos en general y/o en su espacio laboral? 

Me relaciono específicamente con los pocos amigos que tengo en esta ciudad, y que son casi todos venezolanos.
 
En caso afirmativo ¿cómo es su relación con ellos? 

Se trata de amistades, la mayoría anteriores a mi condición de inmigrante, pero algunas otras han sido adquisiciones recientes, amigos de amigos.
Cómo es su contacto con Venezuela desde el exterior? 

Me relaciono con Venezuela a través de las redes sociales y de las amistades y vínculos que aún se mantienen en el país. Cada año trato de ir a Venezuela y mantener mis actividades laborales (expositivas) allá. También he participado en diversas iniciativas a nivel mundial relacionadas con la divulgación de la realidad venezolana. Continuamente tengo contacto con mis familiares y amigos.
Antonio Briceño. Ebena Nukak, 2017. Ebena Nukak, 2017 | Foto © Antonio Briceño
 Consideras que su experiencia en el exterior ha enriquecido su carrera? ¿Cómo y porqué? 
 
Cuando migré, comencé por hacer un máster universitario que me brindó herramientas importantes para mi trabajo. También el estar lejos de mi contexto habitual me ha permitido revisar mi propio trabajo desde otra perspectiva. A tres años y medio de mi migración a España, comienzo a incorporarme en actividades expositivas con más consciencia de mi propia identidad como artista. Mi trabajo fotográfico siempre se ha nutrido de culturas y contextos diferentes al mío, y en la actualidad estoy desarrollando proyectos relacionados con este nuevo contexto en el que vivo.

Antonio Briceño
Fotógrafo venezolano.


Lugar de nacimiento: Caracas.
Lugar de residencia: Barcelona, España.

Reconocimientos:
 
2006 | Premio Venezolano de Fotografía. Categoría profesional, Goethe-Institut Caracas, Venezuela.
2008 | Green Leaf Award for artistic excellence. The Natural World Museum, y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Wellington, Nueva Zelanda.
2012 | Premio AICA 2011, Categoría Artista Consagrado. Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA), Capítulo Venezuela.
2014 | Beca Talento. Universitat Pompeu Fabra, Barcelona España.

Exposiciones:
 
2007 | 52ª  Bienal de Venecia. Representante por Venezuela. Venecia, Italia.
2009 | Dioses de América. Museo de Arte Contemporáneo de Caracas / Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez, Venezuela.
2010 | Millions of pieces. One puzzle. Art Works for Change / Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Kigaly, Ruanda.
2010 | Míranos. Estamos aquí. Plaza Bolívar,  Parque de la 93 y Jardín Botánico de Bogotá, Colombia.
2011 | 520 Renos. BOD-Corpbanca Centro Cultural, Caracas, Venezuela.
2012 | Las Plañideras. Nuestras últimas lágrimas. Galería D´Museo/ Centro de Arte Los Galpones. Caracas, Venezuela.
2014 | Omertà petrolera. La era del silencio. Galería D´Museo/ Centro de Arte Los Galpones. Caracas, Venezuela. 
2015 | 520 Bhocco. Siida Museum, Inari, Finlandia. 
2015 | Götter Amerikas. Photo Edition Berlin, Alemania.
2017 | The skin of Mars. Photo Edition Berlin, Alemania.
2018 | La piel de Marte. Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, Venezuela.

http://www.antoniobriceno.net
 

Top