Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)


Clemencia Labin

  • Porträt Clemencia Labin © Andreas Sibler
    Clemencia Labin
  • Ausstellungsstücke in Galerieraum © Clemencia Labin
    Performance La Extranjera, Galerie Renate Kammer, Hamburg 2016
  • Kostümierte Person sitzt in Stoffschlingen © Clemencia Labin
    Performance Ties, Galerie Peter Borchard, Hamburg 2010
  • Kunstobjekt aus Stoffschläuchen © Clemencia Labin
    Pulpa Chic, 2013
  • Kunstobjekt aus Stoffschläuchen © Clemencia Labin
    Pulpa Chic, 2013

So habe ich gelernt, dass man sowohl Ausländerin als auch glücklich sein kann, weil es ein großes Privileg bedeutet, zu verschiedenen Kulturen Zugang zu haben

Qué significa para usted la palabra emigrante?

Emigrante fue siempre para mí una imagen positiva. Venezuela tenía muchos emigrantes… De niña me cuidaba María, una gallega trabajadora y buena gente. Mi tío favorito era de origen libanés y buena parte de los amigos de mi familia provenían de otros países. Así aprendí, que uno puede ser extranjero y ser feliz, porque es más bien un privilegio el tener acceso y aportar a las diferentes culturas… es casi como mantener un estado “transitorio permanente” donde la interacción existente enriquece. Person in buntem Teppich © Clemencia Labin Cómo eligió usted el país en el que vive? Cuáles fueron sus motivaciones?

En mi caso, la primera elección la hizo el intelecto, porque me fui a estudiar Economía  a los Estados Unidos. La segunda elección la hizo mi corazón, porque me enamoré y me vine a vivir a Alemania.

Cómo ha sido la incorporación a la nueva cultura: siente que ha trasformado notoriamente la suya?

La incorporación a mi nuevo mundo fue un proceso paulatino, primero aprender el idioma, luego adaptarme al clima y a la nueva sociedad, con sus diferentes costumbres. Afortunadamente para mí el proceso fue enriquecedor, ya que logré mantener mis raíces y crear nuevas en Alemania. No tuve que prescindir de mis orígenes, sino más bien logré incorporarlos y enriquecer a través de un puente de unión, mis dos mundos.
La Velada Santa Lucía, evento que creé y organicé (del 2000 hasta el 2013) en mi ciudad natal Maracaibo, fue la mejor plataforma de encuentro internacional e intercambio cultural durante trece años. En lo personal, representó la recuperación de una Venezuela actualizada y joven, que suplantaba la del baúl de mis recuerdos. Clemencia Labin, Performance La Pinta, Museo MACMA, 2010 © Clemencia Labin Se relaciona usted con venezolanos en general o en su espacio laboral? En caso afirmativo, cómo es su relación con ellos?

Yo me relaciono con la gente del medio artístico, con quien comparto intereses o ideas, pero no las catalogo por nacionalidad. Sin embargo, lo que si he notado, es que últimamente hay más puntos de encuentro con otros venezolanos en Hamburgo. Pareciera que la crisis que vive nuestro país, nos ha unido internacionalmente, y nos ha hecho sentir más responsables del futuro y solidarios con nuestros compatriotas dentro y fuera del país.     
Durante los últimos cuatro años, hemos realizado en Hamburgo, con el apoyo de la Fundación “Amigos de Velada Santa Lucía” y del “Hamburger Kultur Stiftung”, la Velada Remix. Este evento tiene como meta propiciar puntos de encuentro entre circuitos artísticos locales de los dos países y brindarle a los artistas la posibilidad de mostrar sus obras en otro contexto cultural. El resultado ha sido muy positivo y según opinión de los artistas invitados, de gran enriquecimiento personal y profesional para ellos.
Para noviembre de esta año, esta programado hacer en la Casa Museo de Santa Lucía un trueque cultural durante dos días, donde se permutarán artículos de primera necesidad por creatividad.

Cómo es su relación con Venezuela desde el exterior?

Mi relación con Venezuela es intensa, amo a mi país y a sus gentes y todo esto sigue siendo para mi, una fuente de inspiración artística. Mi obra es muy caribeña y necesito para realizarla, de ese pensamiento alegre, positivo y tropical, que me trasmite nuestro pueblo.  
Por otro lado, la situación política-económica actual del país, hace cada vez más difícil la interacción. La inmensa inflación, la carencia de alimentos y medicamentos, las dificultades para conseguir vuelos,  cambiar moneda, el aumento de la criminalidad en todo el país, dificultan el intercambio cultural actual.

Considera que en su experiencia en el exterior ha enriquecido su carrera/trabajo/profesión/producto/ obra? Como y porque?

Sin duda mi vida en el exterior ha sido muy positiva, he tenido la oportunidad de compartir junto con mi familia, del crecimiento cultural y económico  de un país en pleno desarrollo. Alemania, no sólo me proporcionó las herramientas académicas necesarias (estudios en la Hochschule für bildende Künste Hamburg) para realizar mi sueño artístico, sino que también me ofreció  las ventajas de vivir en una democracia con estabilidad política y económica.
 

Lugar de nacimiento: Maracaibo
Lugar actual de residencia: Hamburgo, Alemania.

La obra de Clemencia Labin se ha presentado en docenas de exposiciones tanto individuales como colectivas, aquí una pequeña selección:

Exhibiciones individuales
2016
| Bizarra, Beatriz Gil galería, Caracas, Venezuela
2014 | Pulpa Chic, Museo de Arte de Valencia, Venezuela
2012 | Whitegold, New World Museum, Houston, Texas
2005 | Taking flamingos to Miami, Karpio-Facchini Gallery, Miami, Florida
1993 | Clemencia Labin, Kunstverein Bremerhaven, Deutschland

Exhibiciones colectivas
2015 | God save the Queen, Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, España
2014 | 1° Bienal Cartagena de Indias, Cartagena, Colombia
2011 | Tránsito Veneciano, 54 Bienal de Venecia, Pabellón de Venezuela, Venezia, Italia
2006 | Unholy Alliance: art+fashion meet, Museum of Contemporary Canadian Art, Toronto, Canada
1995 | Transatlántica, Museo Alejandor Otero, Caracas, Venezuela

Top