“Conversaciones sobre museos” en Windhoek Lo que importa es la gente

La infraestructura cultural africana se encuentra hoy ante un punto de inflexión. Klaus-Dieter Lehmann, presidente del Goethe-Institut, en su conferencia magistral durante el comienzo de la conferencia de clausura de las “Conversaciones sobre museos”, en Windhoek, resalta el positivo interés recíproco en las apremiantes cuestiones del trabajo postcolonial que es necesario abordar en los museos.

De Klaus-Dieter Lehmann, presidente del Goethe-Institut

El pintor sudafricano Ernest Mancoba, fallecido en 2002, dijo en una conversación: “A pesar de nuestra ciencia, con todo lo que creemos saber, no conocemos el futuro, no conocemos el mañana. Pero los artistas y los poetas, esas personas que no piensan sólo en términos matemáticos, nos podrían acercar al futuro.”

Vincular el pasado y el presente

La reflexión sobre el mundo del mañana constituye una parte central del compromiso del Goethe-Institut con la cooperación cultural internacional. En proyectos e iniciativas se identifican y formulan temas globales sobre el futuro. Estas comunidades de aprendizaje viven del gran número de perspectivas, de la mirada y la contramirada, del intercambio más allá de las fronteras y las barreras del idioma. Creemos en la fuerza de la cultura, pero también sabemos que la cultura, per se, no propicia la paz: debe abrirse, hacer gala de una valoración recíproca y aspirar a la comprensión.

Los museos son adecuados para posibilitar este diálogo cultural en y con la sociedad; para vincular el pasado y el presente; para funcionar como lugares de educación y aprendizaje; para comunicar a través de las generaciones y para ejecutar funciones sociales. Sin embargo, deben tomar siempre en cuenta el entorno histórico y social específico, y deben ser independientes en cuanto al contenido de su trabajo. Sólo entonces serán parte de la sociedad, y dignos de credibilidad.

Klaus-Dieter Lehmann, presidente del Goethe-Institut, en su conferencia magistral en Namibia Klaus-Dieter Lehmann, presidente del Goethe-Institut, en su conferencia magistral en Namibia | © CreativeLab for Goethe-Institut Namibia

Los proyectos de futuro para África deben surgir en África

El Goethe-Institut empezó muy pronto a llevar a realizar grandes proyectos sobre cuestiones relacionadas con los museos del futuro y su papel en la sociedad: en Sudamérica, con los “Episodios museales”; en Asia del Sudeste y el Pacífico, con “Transitioning Museums in South East Asia”; y en India, con “Museum of the Future”. África forma parte de este gran contexto. Además, el Goethe-Institut organizó conferencias internacionales en Alemania, que tuvieron por tema el papel de los museos, también en relación con la restitución, tomando en cuenta la historia colonial. En todas las actividades se tomó en cuenta la influencia de la perspectiva más amplia de no tratar al pasado como un capítulo cerrado, sino como un deber histórico para el futuro. Esto también atañe a las asimetrías e injusticias políticas y económicas que perviven, a pesar del fin de la era colonial.

Los proyectos del futuro para África deben surgir en África. Con aproximadamente 47 países, más de 650 millones de habitantes y más de 1000 lenguas, el África Subsahariana es una región sumamente heterogénea, pero al mismo también muy rica, gracias a su diversidad. El Goethe-Institut dispone de una extensa red en la región y actualmente trabaja a través de once institutos y de otras distintas formas de presencia. Para el Goethe-Institut es una circunstancia afortunada poder trabajar en esta red de manera tan estrecha con las y los colegas africanos, con científicos y artistas. Así fue posible, antes de esta nuestra conferencia de clausura “Conversaciones sobre museos 2019”, organizar encuentros locales y regionales en siete diferentes lugares: Kigali, Windhoek, Uagadugú, Kinshasa, Acra, Dar es-Salam y Lagos. Estos eventos estuvieron dominados por las voces de África, cada vez más también en el contexto de cuestiones globales y de un discurso conceptual intersectorial sobre el trabajo museal en África. Aunque en el pasado ya se ha dado un intercambio de opiniones más allá de las fronteras políticas sobre cuestiones museales en relación con el panafricanismo, la negritud y la realidad precolonial, además de que se establecieron relaciones bilaterales entre museos africanos y europeos, este proyecto tiene un nuevo planteamiento y una nueva ganancia. Por un lado, debido a la intensa preparación regional previa, el tema y sus grupos de preguntas pudieron enfocarse bien, y utilizarse de manera concentrada para la conferencia final. Por otro, la articulación de la discusión africana y europea sobre cuestiones acerca de la restitución y la importancia del legado cultural permitieron, por primera vez, concentrarse en el estatus actual del debate y, de esta manera, elaborar también propuestas de soluciones. En general, la forma de proceder fue adecuada para ampliar el círculo de los participantes y, por tanto, para concebir la cooperación más allá de las fronteras como una oportunidad.

  • Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek. © CreativeLab for Goethe-Institut Namibia
    Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek.
  • Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek. © CreativeLab for Goethe-Institut Namibia
    Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek.
  • Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek. © CreativeLab for Goethe-Institut Namibia
    Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek.
  • Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek. © CreativeLab for Goethe-Institut Namibia
    Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek.
  • Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek. © CreativeLab for Goethe-Institut Namibia
    Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek.
  • Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek. © CreativeLab for Goethe-Institut Namibia
    Impresiones de la conferencia final de las “Conversaciones sobre museos” en Windhoek.

Retos de la globalización, la modernización y la digitalización

Estas redes regionales de museos, que cuentan con una expertise independiente, y nuestra conferencia principal son tan importantes justamente ahora, porque la infraestructura cultural africana se encuentra ante un punto de inflexión. Esto es verdad sobre todo para los museos.

  • Un buen número de los museos que existen en África son creaciones europeas desde un punto de vista etnológico. Así, por ejemplo, las potencias coloniales establecieron seis museos en Sudáfrica entre 1825 y 1829. Siguieron, en los años de 1900 y 1901, dos museos en Zimbabue, uno en Uganda en 1908, uno en Kenia en 1909 y uno en Mozambique en 1913. Entre tanto, expertos de varias generaciones, sobre todo curadores y una joven élite educada, están abordando críticamente las colecciones existentes y su forma de presentación en sus respectivos países. ¡Y con razón! Pues eran una expresión de la ideología dominante, que debía legitimar científicamente las relaciones injustas e inequitativas en tiempos del colonialismo. Estaban al servicio de la hegemonía europea. La historia no sucede, la historia se hace. Por eso, se trata de lograr una transformación fundamental del significado de los museos en África, que haga posible la recuperación de la historia africana.
  • Se fundó un segundo grupo de museos en el contexto del final de la era colonial, directamente tras la independencia de los países africanos. En ellos, con frecuencia, las narrativas nacionales desempeñaron un papel en la conformación de identidades. Tanto la primera como esta segunda categoría de museos nos muestran un capítulo cerrado, no interactúan con los desarrollos sociales de la actualidad: se concentran en el pasado. Para posicionar a los museos en relación con las cuestiones de nuestro tiempo, se requiere de un tipo de museo móvil, flexible, dispuesto al diálogo.
  • Actualmente existen grandes proyectos de museos en Etiopía, Nigeria, Congo; o bien ya se concluyeron, como en Ruanda, Chad o Tanzania. Algunos de los museos se fundaron con el apoyo de países extranjeros, por ejemplo, el Museo de la Civilización, en Dakar. Pero incluso ahí, donde la construcción de los museos cuenta con un financiamiento extranjero, éstos trabajan de manera impresionantemente independiente. El colonialismo intelectual ha llegado a su final. Ésta debe ser la forma de proceder en el presente: la posición central la deben asumir los expertos africanos en la investigación y la presentación de su propia cultura.
  • Y porque el trabajo de los museos en los países africanos actualmente se ve muy influido por la discusión en torno a la restitución de bienes culturales, las antiguas potencias coloniales y los países de origen de los objetos deben discutir de manera conjunta las cuestiones coloniales y postcoloniales. El objetivo declarado debe ser la descolonización del pensamiento. Lo que importa no es tanto la restitución de los objetos, sino la pérdida de la autoestima debido al dominio colonial y sus repercusiones, que llegan hasta la actualidad. No es suficiente regresar los objetos, lo que importa es la gente. A pesar de ello: el arte robado sigue siendo arte robado y hay que declararlo como tal. Los argumentos en contra de las justas restituciones basados en el insuficiente equipamiento de las instituciones en África deberían más bien provocar que se fortalecieran los museos africanos, y no a cimentar la cosmovisión eurocentrista.
  • Por último, estamos hablando de los retos de la globalización, la modernización y la digitalización. No se trata de mantener funcionando una enorme maquinaria de conocimiento, sino que deben existir unas instrucciones comprensibles, para que los museos –que son parte de la sociedad civil– no se cierren, sino que sus respectivas colecciones tengan una continuación y que representen a la sociedad y la ayuden en su capacidad de articular discursos. La participación cultural equitativa es de gran relevancia social.
El performance “Display Cases” durante las “Conversaciones sobre museos” El performance “Display Cases” durante las “Conversaciones sobre museos” | © CreativeLab for Goethe-Institut Namibia

Oportunidades para un nuevo inicio efectivo

El continente africano debe encontrar respuestas para sí mismo y en el contexto global; no como un receptor a la defensiva, sino como un creador de ideas a la ofensiva. África no sólo tiene un futuro, sino que también lo configurará de manera decisiva. Veo en la situación actual oportunidades para un nuevo inicio efectivo en la planeación de museos en África; por un lado, en la reconfiguración de los museos ya existentes, por otro, en la redefinición de las estructuras y las tareas de los museos. Mientras que los museos europeos se vieron fuertemente influidos por la Ilustración, como un templo del arte e incluso como un mausoleo, los museos africanos pueden ser hijos de la emancipación. Un lugar del diálogo, de la acción y del dinamismo, un museo sin paredes, que incluya a la calle y a la gente con sus preguntas, sus experiencias y sus vivencias: un espacio social, que retome técnicas culturales específicas y las haga resonar. Así, los museos no sólo se convertirán en una parte integral de la sociedad, sino que al mismo tiempo serán también fértiles para los debates en África y más allá. Vale la pena repensar el canon.

El artículo completo lo puede leer en Goethe Aktuell.