Llamado a la acción y reflexión ¡A descolonizar los archivos fílmicos!

Documento desarrollado en colaboración
Documento desarrollado en colaboración | © Goethe-Institut Portugal

Este llamado a descolonizar los archivos fílmicos es un work in progress y refleja los debates actuales que convergieron en el contexto de un taller convocado por el Goethe-Institut Portugal en el marco de Culturgest en Lisboa entre el 24 y el 27 de septiembre de 2019. A pesar de la multiplicidad de voces que caracterizaron el taller, muchos participantes que contribuyeron a este documento sintieron un impulso común para expresar un llamado a la acción y la reflexión para una práctica descolonizadora de archivos que contienen colecciones de películas de contextos coloniales. Por lo tanto, no hay un autor único de este documento.

De Participantes del taller "Todo pasa, excepto el pasado" (Lisboa, 2019)

Este documento es un work in progress y refleja los debates actuales que convergieron en el contexto de un taller convocado por el Goethe-Institut Portugal en el marco de Culturgest en Lisboa entre el 24 y el 27 de septiembre de 2019. El taller fue parte del proyecto Everything passes, except the past, que cuestiona la forma en que los países europeos manejan su pasado colonial y la persistencia de las relaciones de poder colonial y sus florecientes algoritmos. El taller en Lisboa reunió a una veintena de artistas, cineastas, académicos, archivistas y representantes de instituciones, de diversos orígenes y diferentes contextos privilegiados, para centrarse principalmente en los archivos coloniales. A pesar de la multiplicidad de voces que caracterizaron el taller, muchos participantes que contribuyeron a este documento sintieron un impulso común para expresar un llamado a la acción y la reflexión para una práctica descolonizadora de archivos que contienen colecciones de películas de contextos coloniales. Por lo tanto, no hay un autor único de este documento. También somos conscientes de los manifiestos hermanos y de las iniciativas relacionadas, que reconocemos y con las cuales nos solidarizamos: Manifiesto para liberar la imagen, Declaración FIAF sobre Uso y Acceso Justo, Declaración de políticas de la CCAAA: Compartir patrimonio, Principios de Acceso a Archivos de la ICA, Declaración Universal sobre Archivos de la UNESCO, Principios éticos de la IASA para Archivos Sólidos y Audiovisuales y más.
 

LLAMADO A LA ACCION Y REFLEXIÓN
PARA DESCOLONIZAR ARCHIVOS FÍLMICOS

Este llamado a la acción y a la reflexión se dirige a todos los que dirigen instituciones europeas que conservan colecciones cinematográficas coloniales; archivistas, directores, técnicos, académicos, curadores y figuras políticas.
 
Hoy en día, el material que documenta imágenes, sonidos, textos, danza, gestos y vida de sujetos y territorios colonizados se conserva principalmente en archivos europeos, con pocos o ningún catálogo público. Estos materiales de archivo también son evidencia de las desequilibradas relaciones de poder, generadas y perpetuadas por el colonialismo. Continuando con estas alarmantes relaciones, el acceso a estos archivos es rígidamente controlado, limitado o costoso. Esto los hace inaccesibles para las personas que luchan por recuperar las narrativas de sus países y restaurar los recuerdos colectivos borrados o destruidos por siglos de propaganda colonial.
 
La palabra archivo está profundamente arraigada en su etimología griega, ya que deriva de archon: líder, gobernante, gobernador. El archivo fusiona el material y la arquitectura que lo protege, para afirmar y mantener el poder. El poder del archivo es precisamente el de no permitir que las personas accedan a sus propios datos. Por lo tanto, los archivos coloniales siguen constituyendo el colonialismo y siguen siendo uno de sus objetos onto-epistemológicos. Los documentos de archivo se instituyen para legitimar y legalizar la expropiación, la ocupación, la esclavitud y el extractivismo.

Así como el colonialismo capitalizó vidas, territorios y recursos, los archivos cinematográficos coloniales siguen generando riqueza audiovisual a partir de las imágenes producidas por esa violencia.
El término postcolonia se utiliza aquí para referirse a territorios, países y comunidades una vez subyugados por el dominio colonial europeo y las continuas fragilidades estructurales inherentes a su condición postcolonial.
 
El cine, junto con otras tecnologías basadas en lentes, fue desarrollado para servir a la vigilancia y a la guerra estatales. Constituyó una prótesis, aparentemente iluminada, de un ojo de Dios, manifestando la omnipresencia y omnisciencia del proyecto colonial occidental, ignorante de sus puntos ciegos. Las luchas anticoloniales del siglo XX fueron conscientes de este poder estructural de los medios de comunicación y de la necesidad de secuestrar las tecnologías de lentes y redirigirlas a contrarrestar los imaginarios coloniales.
 
Para la descolonización estructural de los archivos cinematográficos europeos, la reproducibilidad de la materia física del cine y la digitalización plantean problemas específicos, así como posibilidades diferentes de las de la restitución a la postcolonia de artefactos saqueados. En lugar de devolver un objeto “auténtico”, “original”, a una comunidad desposeída o lugar saqueado, la plasticidad reproducible de la película hace que sea más urgente abrir una discusión más amplia sobre compartir y proporcionar acceso. En el caso del cine colonial, la restitución se lleva a cabo con la asignación de recursos para crear una ecología del diálogo y el intercambio entre los archivos cinematográficos europeos, las iniciativas independientes y las instituciones estatales de la postcolonia. Este llamado a la acción y reflexión sobre la descolonización de los archivos propone los siguientes actos a quienes dirigen las instituciones que poseen colecciones coloniales y los invita a reflexionar sobre sus sistemas y prácticas de archivo: 
 
ACTO 1

CONVOCATORIA AL DIÁLOGO COMO PROCESO DE DESCOLONIZACIÓN

La descolonización de los archivos cinematográficos coloniales requiere procesos específicos que sólo pueden iniciarse en diálogo con quienes representan a las instituciones que conservan archivos y quienes fueron sometidos a la cosificación de la violencia colonial. Este diálogo debe tener lugar entre actores independientes y representantes de las instituciones, la sociedad civil y la política cultural, y abordar el acceso, el uso, la redistribución, la restitución, la reproducción, la digitalización, la difusión y el patrimonio compartido del material cinematográfico colonial archivado.

Aprender de las agencias subjetivas y reconocer que las relaciones coloniales son lugares de trauma intergeneracional pueden ser facetas importantes para dar forma a estos procesos. Los diferentes modelos y contextos institucionales requieren también tareas diferentes para la descolonización.
 
ACTO 2

LLAMADO A LA ASIGNACIÓN DE RECURSOS Y AL ACCESO

Para permitir el diálogo antes mencionado, los archivos europeos deben proporcionar recursos permanentes para financiar y organizar el intercambio de sus colecciones con artistas, activistas, cineastas, investigadores y otras partes interesadas, en particular las de antiguos países colonizados.
 
Los recursos para el acceso y la investigación deben formar parte de un cambio estructural hacia la descolonización. Idealmente, esto incluiría subvenciones de investigación para proyectos que trabajen con los archivos y también contribuyan a cambios estructurales.
 
Los archivos europeos deben invertir en liberar sus colecciones de las restricciones del derecho de autor y crear listados de catálogos exhaustivos y hacerlos fácilmente accesibles.
 
ACTO 3

LLAMADO A APOYAR LAS PRÁCTICAS Y ESTRUCTURAS DE ARCHIVO EN LA POSCOLONIA

Las instituciones europeas que conservan archivos deben asumir la responsabilidad transnacional y trabajar para corregir las relaciones de poder desequilibradas con las estructuras y las iniciativas de archivo en el postcolonia. Las estructuras y la burocracia de la época colonial impidieron el establecimiento y mantenimiento de archivos funcionales, los impactos producidos persisten.
 
A menudo, las prácticas archivísticas más críticas y relevantes son iniciativas de individuos, actores independientes y la sociedad civil que trabajan para recuperar, mantener y activar materiales inestables o frágiles.
 
Las instituciones europeas de archivo deben apoyar la infraestructura para establecer de forma independiente instalaciones de archivo para la preservación, digitalización y difusión de material cinematográfico colonial o anticolonial en la postcolonia.
 
ACTO 4

LLAMADO A ESTABLECER CÓDIGOS DE CONDUCTA

Como resultado de las acciones antes mencionadas, deben establecerse códigos de conducta para el manejo y uso del material, a fin de impedir la reproducción y reificación de la violencia colonial, racista o de género.
 
Estos códigos de conducta deben centrarse en una práctica de descolonización del acceso, criterios de búsqueda, subtítulos, sinopsis y etiquetado de material de archivo, sin borrar los modelos anteriores que reflejan los códigos culturales que conforman la construcción de la colonialidad.
 
Cada estructura de archivo debe desarrollar un código de conducta específico que se mantenga abierto para la revisión permanente y la renegociación por parte de quienes trabajan en el archivo como una forma ética de colaboración mutua.

CONCLUSIÓN

La descolonización de los archivos cinematográficos nunca puede iniciarse sin incluir al sujeto que alguna vez fue objeto de extracción cinematográfica en su proceso. Simultáneamente, los procesos de descolonización nunca deben ser tareas concluidas, sino condiciones que deben habitarse. Devolver el sujeto al archivo también significa adoptar otras formas de cognición y producción de conocimiento como la subjetividad vívida, la emoción y el afecto. En lugar de seguir siendo un sitio de poder, un archivo descolonizado elige ser un lugar para el empoderamiento.

Primeros firmantes (nombres en orden alfabético)

Antje Van Wichelen
Catarina Simão
Corinna Lawrenz
Daniel Blaufuks
Diana McCarty
Didi Cheeka
Filipa César
Fradique
Ganza Buroko
Inadelso Cossa
Inês Beleza Barreiros
Inês Ponte
Julia Klein
Maria do Carmo Piçarra
Raquel Schefer
Sana na N‘Hada
Stefanie Schulte Strathaus
Susanne Sporrer
Tamer El Said
Teresa Althen
Tom Rice
Wolfgang Fuhrmann
Yaa Addae Nantwi