Mehrsprachigkeit Foto: © colourbox.de

Todos los años muchas personas de otros países se mudan a Alemania. Más del 20% de la población en Alemania tiene un trasfondo cultural diferente. Muchas de estas personas son poliglotas, no hablan solo su lengua de origen, sino también una o más lenguas extranjeras. Muchas personas que se mudan a Alemania, aprenden alemán como lengua extranjera o segunda lengua. Cuando se habla el idioma del país o la región donde vive, puede comunicarse mejor con la gente y entender también sus acciones.  

Ventajas del multilingüismo

En el mundo actual ser capaz de hablar varios idiomas es una habilidad importante. Las fronteras entre los países están más abiertas que en el pasado y más y más gente se va a vivir a países extranjeros. Quien hable un idioma diferente aparte de su lengua de origen, tiene muchas posibilidades. En su vida privada, así como en la profesional, las personas que hablan varios idiomas, pueden mediar entre personas de diferentes culturas. Las personas multilingües tienen competencias interculturales, lo que significa que ellos pueden ver las actitudes de otras personas desde diferentes perspectivas. Generalmente, los hijos de inmigrantes que crecen en Alemania, aprenden el idioma de sus padres (idioma materno) de forma natural desde que nacen. Con la lengua también aprenden mucho sobre la cultura y las tradiciones del país de origen de sus padres. A menudo aprenden alemán cuando entran en contacto y cuando juegan con otros niños y adultos, por ejemplo, en la guardería o en la escuela. Estos niños crecen multilingües (bilingües). 

La importancia de la lengua alemana

Para los adultos es importante aprender el idioma alemán ya que de esta forma pueden hablar con otras personas en Alemania. También es una gran ayuda para la integración, poder hablar el idioma del entorno que les rodea. Para los niños es especialmente necesario tener buenos conocimientos de alemán cuando asisten a una escuela alemana. 

Input y output

El input y el output son muy importantes en el aprendizaje de una lengua. El input es la lengua que uno escucha y lee. Las personas necesitan un contacto regular con el idioma en situaciones reales. El input debe tener una calidad alta, es decir que proceda de una persona adecuada con un buen nivel de lengua materna. Con los niños, sobre todo la lectura en voz alta de libros seleccionados es una muy buena forma de input.

Además del input, el output también es muy importante. El output es el idioma que se produce, es decir que se habla o escribe. Es necesario que las personas puedan utilizar el idioma. Para hablar bien un idioma bien, se necesitan muchas posibilidades para poder utilizarlo en situaciones reales. Hablar y escribir son opciones para practicar muy buenas e importantes.

Cuando en su hogar no habla alemán con su hijo o sus hijos, sino en su lengua de origen, existen diferentes maneras para hacerlo. 

La importancia de la lengua familiar

En muchas familias, la madre y el padre hablan el mismo idioma. Entre los inmigrantes esta lengua casi nunca es alemán. Para que un niño pueda aprender el idioma de la familia, es bueno que en casa se hable la lengua materna de la familia. De esta forma el niño también puede desarrollar un vínculo emocional con el idioma y cultura de origen.

La lengua de origen (primera lengua o lengua familiar) de los niños y de los adultos siempre transmite conocimientos culturales, tradiciones y valores. Las familias no deben dejar de hablar su lengua materna, sino utilizarla en casa con los hijos y la familia. Para los niños es especialmente importante poder hablar correctamente en su idioma de origen. Una buena base lingüística en la lengua materna es la mejor manera de lograr un buen nivel de conocimiento de otros idiomas. En las grandes ciudades, a menudo existen guarderías bilingües (dos idiomas) e incluso trilingües (tres idiomas). 

Una persona, un idioma

En algunas familias, la madre y el padre no hablan el mismo idioma. Muchos padres usan entonces el método una-persona un-idioma. En este caso, cada padre habla su propia lengua de origen con el niño. La lengua familiar, es decir la lengua que hablan los padres y el niño, a veces es uno de los dos idiomas de los padres (lengua paterna o lengua materna). A veces, también es una tercera lengua que ambos padres pueden hablar bien. 

Aspectos importantes de la educación multilingüe

En la educación multilingüe es importante que los padres tengan un vínculo emocional con su lengua. Por supuesto, es mejor si la madre o el padre hablan en su propia lengua materna (primer idioma) con el niño. Si existe una lengua familiar, debería hablarse siempre en casa. Si el niño no quiere hablar un idioma, no se debe obligarlo a hacerlo. A menudo esto son etapas que desaparecen. Los padres también deben asegurarse de no mezclar los idiomas en sus propias conversaciones. Los padres con una actitud positiva respecto a su propio idioma son siempre una buena motivación para que los niños aprendan la lengua de sus padres.

Fomentar la lengua materna de los niños es muy importante. Pero es igualmente importante promover la lengua del entorno en el que conviven.

Existen muchos centros de asesoramiento que ofrecen ayuda y apoyo en la cuestión de la educación multilingüe. Muchas ciudades y municipios cuentan con una oficina o un lugar para el trabajo intercultural. Aquí trabajan personas que ofrecen información sobre los programas de lengua, cultura y consejos útiles. También las instituciones privadas tienen centros de asesoramiento. Además, al mismo tiempo hay muchos centros que tratan el tema del multilingüismo y la diversidad cultural. Al buscar en Internet "centro de orientación intercultural" o "centro de asesoramiento multilingüe", se encuentran muchos enlaces e indicaciones. 

Fomentar la lengua alemana en los niños

Cada estado federado tiene sus propios programas, métodos y conceptos para promover los conocimientos de alemán de los niños en los centros de preescolar y primaria. Si un niño aún no habla suficiente alemán, recibe ayuda con los programas de apoyo lingüístico, por ejemplo a través del curso preliminar en alemán o en las clases de apoyo de alemán. Pero si los niños necesitan más ayuda para aprender alemán, existen muchos centros de asesoramiento que ofrecen consejos e información.

Fomentar las lenguas nativas

La primera lengua de los niños puede fomentarse tanto en el hogar como en las instituciones. Para fortalecer la lengua familiar, las madres y los padres pueden leer a sus hijos, cantar regularmente canciones para niños y jugar. Pueden llamar o utilizar Skype con los miembros de la familia. Si ellos conocen familias que tienen la misma lengua y cultura, los niños podrán jugar juntos y hablar en su lengua de origen.

Muchos consulados y asociaciones ofrecen programas de apoyo lingüístico en su lengua de origen para los niños en edad escolar. En estas clases los niños aprenden a leer y escribir en su lengua materna. Reciben informaciones sobre la vida y las tradiciones en los países de origen. En algunos estados federados, en las escuelas regulares también existe apoyo lingüístico de la lengua de origen. Esta enseñanza se llama lengua materna instrucción suplementaria (MUE por sus siglas en alemán).

En Internet se pueden encontrar numerosos centros y organizaciones de grupos lingüísticos o culturales, como por ejemplo juegos para niños, clubes deportivos o mesas redondas. Tanto los niños y como los padres pueden hablar en su lengua de origen o familiar, regularmente y en situaciones reales.