Job

No todo es miel sobre hojuelas

Foto (Ausschnitt): Alexander von Halem (barockschloss @flickr) CC BY 20 , CC BY 2.0Photo (detail): Alexander von Halem (barockschloss @flickr), CC BY 2.0

Photo (detail): Alexander von Halem (barockschloss @flickr), CC BY 2.0



Estudié Filología Alemana y Filosofía, y mientras estudiaba la carrera, no me planteé demasiado para qué tipo de profesión me calificaría. Las asignaturas me parecieron interesantes y quería aprender lo más que pudiera. En ese tiempo, no hice ningunas prácticas porque trabajaba durante las vacaciones para finaciarme a mí y mis estudios. Mi plan era trabajar después de graduarme en Periodismo. Mi plan era encontrar otro trabajo, tras obtener el título, en la industria de los medios de comunicación o en el sector cultural. Eso pensaba yo por aquel entonces.

Ya ha transcurrido más de un año desde que terminé la carrera y todavía no he encontrado un trabajo remunerado dignamente. Enseguida me di cuenta de que no era un caso aislado. Quien no entre en el mundo laboral tras haber cursado alguna de las materias STEM (ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas) o una carrera de económicas, sino como titulado en humanidades, ciencias sociales o culturales, también lo tendrá difícil en el supuesto paraíso económico alemán. Antes de encontrar un puesto de trabajo fijo a tiempo completo, han pasado ya dos años. Y la mayoría de los trabajos con los que se empieza son todo menos el rabajo soñado.
Las humanidades, ciencias sociales y de cultura ocupan el puesto inferior en la escala de ingresos. Por ejemplo, un graduado en ciencias sociales gana, en su primer año, un promedio de unos 2.700 € brutos, al mes, mientras que un ingeniero industrial llega a 4.200€. Y estos puestos bien dotados los suelen ocupar los graduados de STEM y estudiantes de economía, muy a menudo, directamente tras abandonar las aulas. No son excepción los estudiantes que escriben su trabajo de fin de carrera estando ya en una empresa. Si esa misma empresa no se queda con ellos, lo hará otra de mil amores.
Como sigo intentando ser periodista, tengo que luchar con problemas muy especiales. Porque, aunque sobre todo en los medios de comunicación, el sueldo es cada vez peor y los puestos fijos más escasos, el trabajo en este sector sigue siendo un sueño para muchos. Como consecuencia de ello, los periódicos, casas editoriales y emisoras, pueden, no solo permitirse hacer absurdas exigencias, cada vez más elevadas, a sus futuros empleados, sino también pagarles salarios francamente ridículos.

Así, encontramos, por ejemplo, un voluntariado en la editorial de Colonia Kiepenheuer & Witsch por el que se obtienen 500 euros al mes de salario. Por lo menos, en el anuncio se hablaba de una «ayuda para la comida». Como pensé que a lo mejor me bastaba para llegar a final de mes, llamé al editor para recopilar más informaciones. Resultó que esa «ayuda para la comida» consistía en 22 euros al mes que además se recibían en forma de cupones de 1 euro que se podían canjear en restaurantes y tiendas en las inmediaciones de la editorial. Me pareció un anuncio de trabajo tan escandaloso que escribí un texto sobre ello en mi blog maxpahl.com. Dos semanas más tarde se produjo, a partir de ello, una oleada de indignación. Mucha gente me dio la razón y bombardearon a la editorial Kiepenheuer & Witsch con comentarios escandalizados, por lo que esta procedió a duplicar la oferta. Por lo menos ahora se puede vivir con eso. Pero, por supuesto, ya no me volví a presentar.

* STEM es un acrónimo en inglés (de science, technology, engineering y mathematics) que sirve para designar las disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Max Pahl

Copyright: rumbo @lemania
Julio 2014

Este texto es una traducción del alemán.

    Rumbo Alemania - Blog

    Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

    Mein Weg nach Deutschland

    Una página web para estudiantes del alemán con juegos, videos e informaciones prácticas sobre la vida en Alemania.

    Migración e integración

    La migración transforma culturas