Sobrevivir

¿Por qué la gente trata de adelantarse en las colas en Alemania?

Foto (Ausschnitt): Wolf Brüning @flickr, CC BY 2.0Photo (detail): Wolf Brüning @flickr, CC BY 2.0

Photo (detail): Wolf Brüning @flickr, CC BY 2.0


En español el verbo “esperar” significa, a diferencia de su equivalente alemán warten, no sólo permanecer en un sitio adonde se cree que irá alguien o donde se cree que sucederá algo, sino también tener la esperanza de conseguir lo que se desea. Quien espera en un sitio, tiene la esperanza de ver a alguien o de conseguir algo. Quizás esta asociación de ideas implique cierta paciencia en relación con el tiempo de espera: hacer cola quizás sea fastidioso, pero no es como para entrar en pánico. Sin embargo, no siempre sucede lo mismo en Alemania, donde no es raro toparse con personas impacientes y dispuestas a hacer piruetas con tal de avanzar en una cola.

Falta poco para que cierre el supermercado. La cola de gente frente a la caja registradora número uno se alarga cada vez más. Se oye en el altavoz: “¡La señora Meier, por favor, a la caja dos! ¡Señora Meier – por favor – caja dos!”. De repente se genera un tumulto entre los que esperan. Algunos, con sus carros llenos de alimentos, se desprenden de la fila y se abalanzan hacia la caja número dos. Ahora aguardan frente a la caja dos, aún vacía, a que llegue la nueva cajera.

Cómo hacer fila activamente: manual para principiantes

Adelantarse en la cola es una práctica ampliamente difundida en Alemania para abreviar los lapsos de espera. Hay tres formas de hacer fila “activamente”: 1) acercarse sigilosamente y adelantarse sin llamar la atención; 2) aprovechar la ventaja de tiempo y correr hacia adelante más rápido que los demás, y 3) utilizar el lenguaje corporal y abrirse paso a empujones. Sea cual sea el método empleado, hay que hacer caso omiso de las protestas y no dejarse impresionar por ellas, pues los presentes casi siempre terminan aceptando la conducta en cuestión. Aunque, ¡ojo!, a veces el astuto adelantador recibe las miradas críticas o incluso los comentarios desaprobatorios de los presentes. Casi siempre, sin embargo, el asunto no tiene consecuencias directas y el sujeto logra figurar de primero en la caja número dos.

Quien no consiga descifrar el sentido de este apretujamiento tal vez se formule la pregunta de por qué los alemanes tienen tanta prisa cuando hacen fila frente a una caja registradora. La respuesta es simple: porque cada individuo quiere llegar a su casa lo antes posible. No se le pasa por la mente que no es el único en abrigar esa esperanza. Espontáneamente da un salto al frente para huir de la inacción improductiva y desesperanzadora de sus compañeros de espera. “No tengo tiempo para estas cosas”, piensa, mientras acomete su objetivo. Y como otros piensan igual, el desorden pronto reina en ambas filas.

Si te quedas atrapado en el tumulto, respira profundo y mantiene la calma

Esperar significaría, pues, perder un tiempo valioso. He ahí el motivo de que a muchos alemanes les guste adelantarse en la cola. Es su forma de escapar de la impotencia paralizante de la caja número uno. Consideran que así están utilizando su tiempo de manera eficiente. Claro, es un fastidio cuando la señora Meier de la caja dos tarda en llegar y uno no puede salir del supermercado tan rápido como quisiera. Por eso, lo mejor es tener paciencia con la impaciencia alemana. Tarde o temprano la tranquilidad se restablece en ambas cajas. ¡Garantizado!

Bettina Erhardt
es aficionada a observar como etnóloga las costumbres cotidianas de los alemanes. Es oriunda de Múnich y trabaja en relaciones públicas. Complementariamente se desempeña como escritora independiente.

Copyright: Todo Alemán
Septiembre 2012

Este texto es una traducción del alemán.

    Rumbo Alemania - Blog

    Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

    Mein Weg nach Deutschland

    Una página web para estudiantes del alemán con juegos, videos e informaciones prácticas sobre la vida en Alemania.

    Migración e integración

    La migración transforma culturas