Sobrevivir

Taxistas en lucha:
la empresa Uber desata la guerra en la capital

Foto (Ausschnitt):  Emanuele (zakmc @flickr), CC BY-SA 2.0Foto (Ausschnitt):  Emanuele (zakmc @flickr), CC BY-SA 2.0

Foto (Ausschnitt): Emanuele (zakmc @flickr), CC BY-SA 2.0

En los últimos meses el servicio de transporte Uber ha provocado la indignación de los taxistas de la capital alemana. Concebida en un principio como un puro servicio de limusinas, esta empresa fundada en 2009 en San Francisco ha ampliado su oferta durante los últimos años con otras prestaciones de transporte y se ha expandido por muchas ciudades europeas, entre ellas Berlín. El servicio especial que está ahora en el punto de mira de los taxistas berlineses y que ha sido objeto de litigio en Alemania se llama UberPop.

Con la modalidad UberPop los clientes pueden indicar online o mediante la correspondiente aplicación de smartphone el lugar donde se encuentran y el sitio a donde quieren ir. A continuación Uber proporciona a los viajeros un conductor privado que les llevará al destino deseado percibiendo por ello el ochenta por ciento del precio del desplazamiento. El veinte por ciento restante es para Uber por facilitar el chofer. La ventaja para los clientes: los precios de transporte de los conductores privados son bastante más económicos que los precios regulares de los taxistas puesto que hay muchos gastos que no tienen que asumir, por ejemplo, los correspondientes al equipamiento técnico de los taxis.

Como es natural, los taxistas berlineses se han sentido amenazados por el servicio que ofrece Uber y han acusado a su competidor de infringir la ley de transporte de viajeros en vigor en Alemania. Porque los conductores privados que proporciona Uber no prestan sus servicios de forma profesional y, por tanto, en la mayoría de los casos no disponen de una licencia de transporte de pasajeros. Además, debido a esa falta de profesionalidad, tampoco están claras las cuestiones referentes al seguro en caso de accidente. Por eso en junio de 2014 numerosos taxistas salieron a las calles de la capital alemana y de otras ciudades europeas para manifestarse en contra de este servicio de transporte.

Como consecuencia de las protestas, la Audiencia Provincial de Frankfurt dictó una resolución provisional contra la empresa emergente Uber. Pero fue revocada tres semanas después, debido a falta de perentoriedad, según argumentó el tribunal.

No obstante, en Berlín la versión originaria del servicio de transporte UberPop es cosa del pasado. Después de que la Audiencia Provincial de Frankfurt revocara la resolución provisional, la Audiencia Provincial de Berlín prohibió de manera oficial que este servicio fuera prestado por personas que no puedan acreditar una autorización conforme a la ley de transporte de viajeros. Única excepción: cuando los ingresos totales del transporte de pasajeros no superen los costes generados por el desplazamiento este tipo de servicios siguen estando autorizados.

La empresa Uber supo aprovechar inmediatamente ese resquicio legal y transformó su oferta UberPop en una central de viajes compartidos con precios extremadamente económicos: en lugar de los habituales 1,60 euros por kilómetro recorrido sólo se cobra un precio básico de 35 céntimos. Además de Berlín, estos cambios han afectado también a Hamburgo entre todas las ciudades alemanas en las que Uber ofrece sus servicios. En Múnich, Düsseldorf, Frankfurt am Main y también en la Lisboa el servicio de transporte sigue funcionando conforme al antiguo esquema.

Aunque de momento todavía se puede viajar con UberPop en Berlín, no se sabe por cuánto tiempo podrá seguir ofreciendo Uber su servicio de transporte a esos precios. Porque no hay que olvidar que esta empresa emergente depende de conductores privados que ven la participación en esta red de transporte como una posibilidad de obtener lucrativas ganancias, que son prácticamente imposibles de conseguir con un rendimiento de unos pocos céntimos por viaje. No obstante, Uber no cree que esta rebaja de los precios suponga el menor problema. La empresa encara con optimismo el futuro y se ha propuesto como objetivo conseguir que cambie la ley en Alemania para poder volver a ofrecer este servicio en su forma originaria. Pero está por ver que lo consigan.

Sólo hay una cosa segura: Uber y los taxistas berlineses no han enterrado aún el hacha de guerra.

Tanja Bertele
Es originaria del bello sur de Alemania y ha estudiado literatura, filosofía y lingüística en Berlín. Tras terminar sus estudios trabajó en el lectorado de una editorial y en 2014 escribió su primer libro como negro. Actualmente trabaja por cuenta propia como autora y lectora.

Copyright:Tudo Alemão
Noviembre 2015

Este texto es una traducción del alemán.

    Rumbo Alemania - Blog

    Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

    Mein Weg nach Deutschland

    Una página web para estudiantes del alemán con juegos, videos e informaciones prácticas sobre la vida en Alemania.

    Migración e integración

    La migración transforma culturas