Sobrevivir

Tradiciones navideñas más allá de los clásicos mercadillos

Foto (Ausschnitt):  Torsten Scholz (viewpix69 @flickr), CC BY 2.0Photo (detail):  Torsten Scholz (viewpix69 @flickr), CC BY 2.0

Photo (detail): Torsten Scholz (viewpix69 @flickr), CC BY 2.0

Aparte de los famosos mercados navideños, la llegada de la Navidad a Alemania trae consigo otras tradiciones menos conocidas por los españoles.

Así, se desconoce que en muchos hogares alemanes esta festividad da comienzo con el encendido de la primera vela de la corona de Adviento, compuesta por ramas de pino y que cuenta con cuatro velas que representan los cuatro domingos antes de la llegada de la Navidad.

El primer domingo de Adviento se enciende la primera vela, el segundo domingo prenden el siguiente cirio y así hasta la llegada de Nochebuena, cuando las cuatro velas estarán encendidas e iluminando los hogares de muchos alemanes.

Totalmente diferente es en España, donde el periodo navideño comienza cuando instalamos en casa el árbol de Navidad, ese abeto de plástico que solo es reemplazado por otro cuando sus ramas están tan peladas que ya apenas podemos colgar bolas en él. Eso no pasa en las casas alemanas, donde la gran mayoría adquiere abetos naturales que compran en puestos ubicados en las plazas de los pueblos y ciudades. Colocar en tu salón en Alemania un árbol de plástico hará que te ganes ante tus vecinos el título de ser el más “cutre” del barrio.

Y es ahí, bajo las ramas de espléndidos abetos naturales, donde los niños encuentran la noche del 24 de diciembre los regalos que les trae la figura de “Christkind”, el “niño Cristo”, personaje que tradicionalmente reparte los presentes en Navidad.

Además, en Nochevieja tiene lugar otra tradición navideña que vuelve loco a los alemanes: el uso masivo de pirotecnia. Durante la medianoche del 31 de diciembre niños y adultos salen a la calle cargados de petardos y fuegos artificiales de tal calibre, que aún me sorprende que puedan comprarse sin licencia en cualquier supermercado. Y entre estruendos y pólvora los alemanes celebran la Nochevieja principalmente con amigos y fuera del hogar, pues a diferencia de España aquí no está arraigada la tradición de cenar ese día con los familiares. En cambio, pocas cosas gustan más a un español que comerse las doce uvas junto a sus seres queridos e iniciar el Año Nuevo brindando en familia.

Ana Gragera
trabaja como profesora de español en Múnich y lo compagina con sus otras dos pasiones: el periodismo y la escritura. Le encanta la naturaleza que hay en el sur de Alemania, especialmente los Alpes y los majestuosos lagos que abundan en Baviera.

Copyright: rumbo @lemania
Diciembre 2015

Idioma original: Castellano

    Rumbo Alemania - Blog

    Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

    Mein Weg nach Deutschland

    Una página web para estudiantes del alemán con juegos, videos e informaciones prácticas sobre la vida en Alemania.

    Migración e integración

    La migración transforma culturas