Sobrevivir

Guía de supervivencia: cómo sobrevivir al frío en Alemania


Foto: (CC BY-SA 3.0) Simon A. Eugster, wikimedia.org

Foto: Simon A. Eugster, wikimedia.org

Es bien sabido que una de las principales razones por las que hay tantos turistas alemanes a lo largo del año en España es el clima templado y benigno del cual disfrutamos.

He vivido toda mi vida en Palma de Mallorca, una isla cálida del Mediterráneo (que me gusta describir como el paraíso), donde, durante los meses de invierno, los turistas alemanes van en manga corta y bermudas, mientras los demás llevamos un jersey polar y pantalón largo. Y, claro, ello te hace pensar en cuánto frío hace en su país. Y ahora que estoy en Alemania, lo puedo confirmar: aquí hace mucho frío. Y cuando digo mucho, me refiero a muchísimo. Pero se puede combatir fácilmente siguiendo los siguientes consejos que os harán la vida más agradable durante estos meses, en los que los osos suelen invernar.

Una de las prendas más importantes es el calzado. Al estar el pavimento unos días mojado y otros helado, es muy importante tener unos zapatos o, mucho mejor, unas botas que sean impermeables y cuya suela se agarre bien al suelo. Porque, si no, os pasará como a mí el primer día, que parecía que iba patinando sobre hielo por la acera. No llegué a caerme, pero no hay que ponerse en peligro pudiendo tener un calzado adecuado.

Otro objeto imprescindible es una buena manta. Y no me refiero a cualquier manta, sino a una manta grande. Yo tenía en casa una demasiado ancha, pero no suficientemente larga, por lo que siempre quedaban al descubierto mi cara o mis pies y, por la mañana, llegaba a pensar que, en vez de dedos, en mis pies había estalactitas.

Y, por último, cómo no, hace falta una buena bebida que nos caliente el cuerpo. Como buen español, os recomiendo el chocolate caliente de toda la vida, y, si es con unas galletitas, mucho mejor. Pero, si lo que se quiere es adaptarse a la cultura y vida alemanas, un glühwein también va bien. Y es muy fácil de preparar: solo hace falta comprar unos sobres en polvo que venden en cualquier supermercado y el vino tinto mas barato que encontremos. Este último lo calentamos, añadimos los polvos y, para los que no somos masocas, lo dejamos reposar un ratillo.

Con estas recomendaciones y con un poquito de sentido común, se soportan mucho mejor estos fríos meses de principio de año.

Jorge Satorre, un mallorquín en Alemania, ¿un poco irónico no? Enamorado empedernido de Berlin, tanto casi como del periodismo.

Copyright: rumbo @lemania
Febrero 2016

Idioma original: Castellano

    Rumbo Alemania - Blog

    Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

    Mein Weg nach Deutschland

    Una página web para estudiantes del alemán con juegos, videos e informaciones prácticas sobre la vida en Alemania.

    Migración e integración

    La migración transforma culturas