Chance

"El obstáculo real de la integración es el idioma"

© Jonas Schreijäg, Maria Blanco Cancho

Michael Neudecker, de madre española y padre alemán, procede de Nürnberg pero al poco tiempo de nacer se mudaron a Madrid. Estudió ciencias políticas entre Madrid y Berlín, continuando sus estudios con un Máster en la escuela de periodismo del diario El País. Con pasaporte alemán, lleva viviendo en Madrid casi toda su vida. Actualmente trabaja como coordinador de comunicación para el partido socialista de Alcobendas (Madrid).

Usted es medio alemán y medio español. Ha conocido las dos culturas. ¿Por qué prefiere vivir en Madrid que en Berlín?
No prefiero vivir en Madrid. Las circunstancias me han dejado aquí. Alemania antes era un sitio para ver a mis abuelos, luego un sitio para poder estudiar y luego un sitio para poder trabajar. Pero no he tenido la necesidad y sinceramente no me voy a Alemania porque aquí estoy bien.

Por el contrario mucha gente no está bien aquí. 2008 fue el ultimo año en que más gente emigró de Alemania a España que al contrario. Desde entonces ha aumentado el numero de emigrantes españoles hasta más de 37.000 en 2012. ¿Qué significa este cambio de cifras para la relación de los dos países?
Cambia mucho. Más aún desde la perspectiva española. Por un lado Alemania se admira y por otro lado se critica. Se admira que es el país de la seriedad o de la calidad. Luego se critica que es el país de las cabezas cuadradas, el país de los aburridos, gris. En una época de crisis la parte positiva predomina sobre la otra. La gente piensa: “Pues en Alemania se vive cojonudamente, yo me quiero ir a Alemania. Para ganar 800 Euros aquí, prefiero ganar 2000 Euros al mes en Alemania”. ¿Qué pasa? Que llegas allí y te das cuenta que no es así. Entonces ahora estamos en un momento que se está rompiendo este cliché y estamos en proceso de crear una imagen nueva donde los aspectos negativos ganan a los positivos. Porque la parte positiva del cliché se está desmontando y no se está desmontando la parte negativa. Los alemanes seguimos siendo aburridos y de cabeza cuadrada, pero resulta que tampoco es el país donde se vive extraordinariamente bien si no eres alemán.

¿Qué consejos tiene para los emigrantes?
El primer consejo sería: ¡Intenta conocer Alemania! El obstáculo real de la integración es el idioma. El problema que hay en España es que generalmente no se conoce el país y no hay tanto interés por la cultura alemana, siempre les ha atraído mas otros países como Francia o Inglaterra. Por ello, la persona que va a Inglaterra a trabajar está dispuesto a tener cualquier empleo ya que su intención es la de aprender inglés, pero el español que va a Alemania tiene otro tipo de interés: Conseguir un buen trabajo donde gane un buen salario. El que va a Inglaterra consigue su objetivo, el que va a Alemania, en la mayoría de los casos, no. Y esto es debido a la falta de información tanto cultural como del lenguaje. Además la gente piensa que todo el mundo en Alemania habla inglés, pero en su día a día se habla alemán y lleva varios años aprenderlo.

¿Entonces los españoles tienen que cambiar la mentalidad?
Sí. Tienen que informarse mejor porque están pasando los dos extremos. Al principio de la oleada se pensaba que Alemania era el país perfecto para trabajar, era el dorado, y esto lo incrementaban programas de televisión como Españoles en el Mundo. Todos los reportajes que tenían que ver con Alemania tenían el mismo patrón: mejor vida.
Ahora cinco años después pasa lo contrario. “No vayas a Alemania, el alemán es un horror, no lo vas a entender. Te vas a encontrar con racismo, burocracia, mini-jobs, paro”. Hemos pasado de “ve a Alemania” a “ni se te ocurra ir a Alemania no seas tonto”.

Algunos medios de comunicación hablan de la generación perdida y de las dificultades que la juventud emigratoria encuentra. ¿Pero no es realmente una gran oportunidad ir a vivir a otro país?

A mi me parece fundamental y además me parece que a la larga eso es lo que hace Europa. Lo bueno de esta ola de emigración en comparación con la de los años sesenta es que esta se hace como ciudadanos europeos. Un español tiene el mismo derecho a buscar trabajo y un futuro mejor en Alemania que un jubilado alemán tiene el derecho de disfrutar su jubilación en España. Las fronteras políticas en este caso se rompen.
En el pasado Alemania se veía geográficamente lejos, culturalmente no conocido y psicológicamente a miles de kilómetros. Esto ha cambiado.

¿Entonces la emigración es una oportunidad? Depende. La oportunidad a nivel macro es bueno pero a nivel micro es malo, excepto para una minoría que le gusta viajar o quiere irse a otros lugares a conocer mundo. Al aspecto negativo se suma mucha gente que se ve obligada a abandonar el país dejando atrás su vida.

Hay medios que señalan que los españoles o “inmigrantes del sur” son rechazados por los alemanes, ¿Qué piensa sobre esto?
Creo que existe el riesgo de que esa imagen se construya por otros, no creo que Alemania rechace a los inmigrantes.
Pero en algunos casos se está empezando a utilizar un cliché negativo del país germano para justificar de alguna manera el fracaso psicológico que supone para algunos españoles no encontrar el trabajo esperado. Vas a Alemania con altas expectativas de encontrar trabajo y piensas que todo irá sobre ruedas, pero al llegar te das cuenta que no encuentras trabajo porque no hablas alemán y lo máximo que consigues es un mini-job, te desesperas con la jungla burocrática y por no cumplir tus objetivos por lo que regresas a España. De esta forma se construye un relato similar al de “Alemania rechaza a los que no son como ellos”.
En este pensamiento negativo de los españoles, también influyen los reportajes que aparecen en los medios de comunicación sobre el pasado histórico y la ultra derecha en Alemania. Mientras que en Alemania se publican estos documentales de forma preventiva, en España lo toman como si todo el país fuera actualmente de esa manera.
Sin embargo, en Alemania siempre predominan los clichés positivos sobre los negativos. La mayoría de alemanes relaciona España con momentos buenos de su vida: Las vacaciones, el sol y envidian.

Entrevista realizada por:

Jonas Schreijäg,
está terminado sus estudios de política e inglés en Friburgo. En 2013 vivió en Madrid como alumno de un programa de intercambio y en la facultad de ciencias políticas tuvo oportunidad de vivir de cerca los movimientos de protesta contra la política de ahorro europea. Jonas escribe de vez en cuando en el periódico Schwarzwälder Bote y ha publicado pequeños reportajes en televisión.

Maria Blanco Cancho,
de 23 años y natural de Badajoz, estudia periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Maria ha trabajado en un periódico regional español y hasta hace poco ha estado trabajando en la página web del grupo de televisión Atresmedia.

Copyright: rumbo @lemania
Julio 2014

Idioma original: Castellano
Enlaces sobre el tema

TransEur(H)opeTheatre

40 Jugendliche aus 4 Ländern treffen sich, um ein Theaterstück auf die Bühne zu bringen

Rumbo Alemania - Blog

Rumbo a Alemania - el blog para jóvenes nómadas

Alumniportal Deutschland

La red on-line para todos los ex-alumnos relacionados con Alemania.