República Dominicana

Rey Andújar

Melanie Taylor by Fernando BocanegraRey Andújar © privado Rey Andújar nació en República Dominicana en 1978. Reside actualmente en Chicago y vivió en diversos sitios como Curazao, Nueva York y Puerto Rico. Está casado y tiene dos hijos. Ha trabajado en hoteles y restaurantes y además se dedica a la docencia. Andújar es autor de las novelas: El hombre triángulo (Isla Negra Editores) y Candela (Alfaguara), seleccionada como una de las mejores novelas del 2009 por el PEN Club de Puerto Rico.

El autor cuenta que su inspiración la obtiene a través de la conciencia de que mediante el lenguaje pueden crearse artefactos que nos ayudan a vivir, que pueden despertar la imaginación de los demás. La hipótesis (la metáfora) de que algo puede cambiar, que uno puede mellar el propio universo.

Su libro de cuentos Amoricidio recibió el Premio de Cuento Joven de la Feria del Libro en el 2007 y fue publicado por la editorial Agentes Catalíticos en Puerto Rico. Su colección de cuentos Saturnario fue galardonada con el Premio Letras de Ultramar 2010, traducida al inglés y publicada por Sietevientos en Chicago y México. La editorial mexicana Librosampleados publicó el cuento Ecuatur, que obtuvo el primer lugar en el Concurso de Cuento de Northeastern University. Su novela Los gestos inútiles recibió recientemente el VI Premio Alba de Narrativa Latinoamericana y Caribeña, durante la Feria del Libro de la Habana 2015.

“Decidí hacerme escritor por mimesis. Quería imitar los libros que me gustaban, los autores que admiraba, y luego porque quería escribir libros que me hubiese gustado leer. Esa es la parte poética... La parte práctica es que quise escribir para demostrar que era posible llevar un proyecto de escritura de este tipo hacia adelante. Mis amigos del área de negocios planteaban que no se podía llevar una "doble vida" de esta manera, yo quise probar los extremos, el otro lado, la posibilidad dentro de lo imposible”, afirma.

Luego de terminar una carrera de negocios, Andújar se trasladó a Nueva York, en donde asistió a todo tipo de talleres, de danza, dramaturgia, actuación, poesía y narrativa. Ahí escribió su primera cuento, "El factor carne", que recibió una mención de honor. Luego de los cuentos vino una novela corta, "El hombre triángulo" que, afirma, le abrió las puertas al mundo editorial.

“Regularmente los dominicanos emigran hacia el norte, hacia los Estados Unidos y luego España, Francia y Alemania. Mi padre se marchó a Nueva York, pero mi madre se fue al Caribe Holandés. Yo me quedé en las islas y no fue sino hasta finales de los 90 que pude ir a los USA. Hablo mucho del viaje porque para mi literatura el traslado es fundamental. Fui lanzado hacia la lectura para calmar la ansiedad de esos viajes y como niño, para crear universos paralelos”, dice Andújar cuando se le pregunta sobre la temática de su literatura.

Por ello, para el autor, la escritura está relacionada con el movimiento. “Empecé a leer para calmar la ansiedad del viaje en avión y para llenar el vacío que dejó la partida de mis padres cuando era un niño. Me volví un tanto retraído y me concentré (no me refugié) en la lectura”, afirma.

Según Andújar, sus primeros cuentos están influenciados por lecturas de Marguerite Yourcenar, Reinaldo Arenas y Bryce Echenique. “Tengo tres novelas que caerían en un tono policíaco, muy influenciado por Ricardo Piglia, Paul Auster y Leonardo Padura. Mis cuentos, mi escritura en general, tiene un gran componente de corporalidad. Una búsqueda constante de definiciones mediante el uso del cuerpo”, dice.

“Como región, al Caribe y Centroamérica le unen las carencias”, afirma el escritor. “Las grandes empresas transnacionales del mundo editorial proponen un producto en nuestros mercados sin preocuparse de la preferencia de los poquísimos lectores. No existen planes de desarrollo del material local. Siempre es la imposición de los textos que vienen de las sedes principales y las malas traducciones de textos best sellers que son de por sí mediocres en su propia lengua. El hecho de que estas compañías están siendo absorbidas por empresas aún mayores, no ayuda en lo absoluto. Los libros de los autores de la región quedan en un limbo terrible. Así, que el libro de un dominicano llegue a Nicaragua o Guatemala, está muy cerca del milagro”, manifiesta.
En cuanto a las editoriales independientes, afirma que sus esfuerzos continúan dando la batalla, pero están muy lejos de representar algo significativo en comparación con la influencia que tienen las grandes compañías. “Aunque la labor de estas iniciativas independientes es loable, hay que destacar que para un escritor resulta igual de difícil publicar en las editoriales marginales. El acceso a éstas es también súper limitado”, agrega.

Andújar afirma ser un escritor Caribe. “He vivido en muchos lugares pero siempre escribo desde este lugar. Me interesa mucho el mar y la sexualidad, sensualidad caribeña, sus relaciones con el colonialismo, sus migraciones e incomunicaciones”, concluye.

Un retrato por Vanessa Núñez Handal.


Extractos

Rey Andújar: Hospital Central.

    Enlaces