Guatemala

Carol Zardetto

Carol Zardetto © privadoCarol Zardetto © privado “Me interesan e inspiran las noticias y lo que está sucediendo ahora”, dice Carol cuando le pregunto sobre su inspiración para escribir. “Utilizo con frecuencia este palpitar cotidiano de las cosas en mis historias. El paisaje del trópico, especialmente la lluvia torrencial. Gestos mínimos de las personas que me sugieren una historia o un personaje. La resiliencia de la gente frente a las condiciones terribles de la miseria, la violencia, el desamparo”, agrega.

Carol es abogada, ha sido viceministra de Educación de Guatemala y cónsul general del mismo país en Vancouver, Canadá. Pertenece a una generación de escritores guatemaltecos que creció a la sombra del conflicto armado interno en Guatemala.

Como sus autores que la inspiran menciona a Virginia Woolf, Henry Miller, Ernesto Sábato y Marguerite Duras. Los escritores la impulsaron siempre a vivir aventuras. Emilio Salgari entre ellos. Afirma que mediante sus obras le explicaron el amor y la sexualidad, trastornaron sus valores, la escandalizaron, asombraron e hicieron ver tremendas verdades. “Creo que siempre confié más en lo que decía un libro que en lo que me decían las personas, aún las más influyentes y cercanas”, dice.

Carol ha escrito cuentos y ensayos literarios y políticos. También novela, cuento, teatro y crítica teatral, así como guiones para varios documentales. Su cortometraje La Flor del Café, fue nominado en el Festival Ícaro de Cine (2010). Con Pasión Absoluta, su primera novela, fue galardonada con el Premio Centroamericano de Novela Mario Monteforte Toledo, 2004. Afirma haberla escrito en un acto de necesidad interna. “Tenía urgencia de comprender muchas cosas. Fue un proceso catártico muy hondo que me hizo encontrar mi propia voz y construir un espacio para que fluyera la memoria. A partir de entonces, me he sorprendido, una y otra vez, con las posibilidades que tiene la experiencia de escribir una historia, para mí misma, para quienes la leen. Es un viaje con múltiples retornos”, dice.

El discurso del Loco, cuentos del Tarot (2009), fue su segunda obra publicada. En el 2011 elaboró el libreto para la ópera guatemalteca Tatuana. Sus últimas novelas Nueva York, Benevolente y La Noche de las Ranas (2014) están aún pendientes de publicación. Para Carol uno de los temas más importantes a explorar en su obra es el cruce de biografía e Historia, hacer un contraste entre la textura de los textos históricos y la literatura intimista de la biografía. “Me gusta escribir novelas polifónicas, donde muchos temas y personajes van tejiendo un lienzo del que uno se percata solamente al finalizar el relato. Utilizo muchos juegos con el lector ya que veo en la literatura una interacción con ese otro personaje que está leyendo el libro y con quien me gusta establecer complicidad. Me interesa experimentar con diversos aspectos de la estructura narrativa. Lo hago mediante la utilización de múltiples espacios geográficos que me sirven para plantear la intrincada red de conexiones en las que vivimos inmersos. Y, por supuesto, mediante un elaborado artificio del tiempo narrativo.”

Carol afirma además tener gran influjo de la cinematografía, por lo que su obra está plaga de imágenes, para lo que procura utilizar lenguaje poético. “Intento que mis personajes sean complejos, llenos de luces y sombras, ambiguos y que reflejen la incoherencia humana. Busco resolver con mi obra literaria mis propias dudas e inquietudes y por esto mis historias siempre están más del lado de las preguntas que de las respuestas”, manifiesta.

Carol se define como una escritora comprometida con su tiempo y con el pedazo de Historia que le tocó vivir. Está convencida que lo que nos une como centroamericanos es la Historia, el idioma, el trópico, la invisibilidad de la región, la necesidad de establecer vínculos con el exterior, la pobreza, la realidad sísmica de nuestros países todavía en proceso de formación. Pero también, afirma, nos une el futuro, pues si algo hemos de hacer o significar para el mundo, lo haremos juntos o no lo haremos.

Un retrato por Vanessa Núñez Handal.


Extractos

Carol Zardetto: Nueva York, Benevolente I Carol Zardetto: Nueva York, Benevolente II

    Enlaces