Honduras

Kalton Harold Bruhl

Melanie Taylor by Fernando BocanegraKalton Harold Bruhl © Mauricio Salazar Reunir 11 premios en los géneros de: relato, cuento y poesía en un período de 4 años es realmente una gran hazaña. Hazaña que le otorga méritos al Hondureño Kalton Harold Bruhl quien a sus 35 años, construye una sólida carrera en la literatura centroamericana.

Kalton ha experimentado con el relato, cuento, poesía, microrelato y novela. Esta diversidad de géneros y disciplina le brindaron la oportunidad de ser incluido en varias antologías de relatos y cuentos en España, México, Argentina y Estados Unidos.

Los relatos de Kalton tienen el pulso de un cirujano en quirófano. Poco a poco nos va preparando para diseccionar la historia la cual siempre tiene unos giros inesperados. Su voz narrativa es lacónica, con ese misterio de las películas de época, con vagones de tren y cartas escritas a mano.

Los recursos literarios que Kalton con destreza evidencia son influencia de grandes maestros del relato breve, aunque Kalton le imprime su propio timbre. Porque estos relatos son desenfadados, como si nos pasara la cámara de una escena a otra de un flim de corte independiente.

Sentarse a leerlos es como si entráramos a una sala de cine, nos llamó la atención el título de la película, queremos pasar una buena velada y mientras la trama pasa por nuestra mirada, nos queremos quedar a la segunda tanda.

En los relatos: La carta, La Espera y El último vagón que escogió para la muestra de su obra para este portal, podemos verificar el recurso del encuadre en la historia. No tengo idea si al escritor hondureño le apasione el cine, pero como aficionada al séptimo arte, imagino a Kalton como un director, armando cada escena, repasando los diálogos con sus personajes, puliendo los detalles de acercamientos, vistas panorámicas y sorprendernos con sus finales abiertos.

Es que Kalton no solo es un narrador, él deja que los personajes tomen posesión de sus papeles y nos argumenten con toda credibilidad que eso que les sucedió es totalmente cierto. Los personajes nos cuentan sus anécdotas, nos expresan sentimientos y lo común entre ellos es un aire nostálgico, misteriosos que los envuelve.

Harold Bruhl ha publicado los títulos “Mentes Divididas” y “El Ultimo Vagón” con el sello español Ediciones Irreverentes. Irreverencia en la escritura no significa tener una postura contestataria y frontal. En el caso de Kalton su irreverencia radica en el manejo del género con soltura y con una humildad que sorprende cuando uno trata personalmente a este escritor que sus letras traspasan las fronteras de la región y que en el futuro próximo le vaticinamos más premios, más pisos a su edificio narrativo y una fuente inagotable de historias bien contadas con personajes memorables como los que vemos en el cine.

Un retrato por Madeline Mendieta.


Extractos

Kalton Harold Bruhl: La carta Kalton Harold Bruhl: La espera

    Enlaces