Librero

Mayra Oyuela: Escribiéndole una casa al barco

ESCRIBIÉNDOLE UNA CASA AL BARCO

Mayra Oyuela: Escribiendo una casa al barco Ballena de sal

Una ballena de sal
apareció muerta
en la Plaza Central de Tegucigalpa.
Nadie sabe nada,
la expectativa a puerta cerrada
y el miedo, como una piedra torcida en la mano,
se abalanza sobre el crepitar de los pasos.

Rifles despuntando esperanzas,
palabras cuánticas midiendo injusticias.
Se ha levantado un triángulo de humo
sobre la plaza
y perfora a cuadros
el grito glacial de la multitud.
Una sustancia violenta ronda las esquinas,
hombres verduscos con bombas tragapalabras
llenan alforjas de desesperación,
cuento común para empezar el día.

Sólo seis heridos pronosticó el diario.

Nadie vio nada, nadie sabe nada,
y la ballena de sal
vuelta piedra,
por la impotencia de rostros
que siempre serán ajenos.


Escribiéndole una casa al barco


Esta casa vuela.
Su altura conjura un papalote
que se distorsiona a la distancia.
Esta casa es un mar
y un barco también,
donde crispados, salimos
a contemplar
los delfines mas blancos de la locura.

Esta casa tiene un color, un nombre,
su capitán Morgan lanza de sus anzuelos
Aurelianos peces,
espectros que devoramos
en lo profundo de los desvelos.

Esta casa barco se desliza
por las olas de una Tegucigalpa oscura,
mientras humanos veleros,
navegan lento
dentro de botellas.
"Escribiéndole una casa al barco" fue editado por Il miglior fabbro, 2006.

    Sobre la autora

    Una supuesta locutora de radio está sentada sola en una cabina radiofónica con muy poca luz. Es la poeta hondureña Mayra Oyuela, quien escenificó este performance en el año de 2013. Los espectadores en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa contemplan a la poeta y escuchan en los altoparlantes una historia acerca de lo que pasa en la ciudad de Soledad –una alusión a Tegucigalpa– después de que fuera prohibida la radio. Más...

    Enlaces