¿Realidad?

El torturador en el banquillo de los acusados

Copyright: Arquivo Nacional/Correio da Manhã

Al contrario que en otros países, en Brasil no hay un “boom de la memoria”. Se impuso el silencio en una tentativa de ocultar realidades incómodas y vergonzosas.

En septiembre de 2006, el juez Gustavo Santini Teodoro, de la 23ª Sala de lo Civil de São Paulo, acogió la Acción Declaratoria impetrada por la familia Almeida Teles contra Carlos Alberto Brilhante Ustra (comandante del DOI-CODI [Destacamento de Operaciones e Informaciones – Centro de Operaciones de Defensa Interna] de São Paulo entre 1970 y 1974) por entender que la infracción de los derechos humanos no prescribe. La primera audiencia tuvo lugar en noviembre, oyéndose a los testigos de la acusación. El acusado no compareció. Los testigos indicados por él serán oídos en los respectivos Estados donde residen, una manera de postergar la sentencia del juez.

En 1972, Maria Amélia, César, Criméia (embarazada de siete meses), yo y mi hermano Edson Luis, de cinco y cuatro años, fuimos secuestrados y torturados. Mis parientes presenciaron el asesinato de su amigo Carlos Nicolau Danielli, dirigente del PC de Brasil (fundado en 1962 como disidencia del PC de línea soviética), en las dependencias del DOI-CODI. La acción civil solicita el reconocimiento de que han ocurrido estos hechos y la responsabilización del acusado, sin exigir indemnización pecuniaria y sin recabar una punición penal.

Tomamos esa iniciativa por considerar tener el derecho de acceso a la Justicia, el que garantiza el cumplimiento de todos los demás, atributo fundamental de la democracia. Es la primera acción judicial contra un torturador de la dictadura en Brasil.

Download SymbolJanaína de Almeida Teles: El torturador en el banquillo de los acusados  (pdf, 103 KB)

Janaína de Almeida Teles

Traductor: Ricardo Bada

    Haga su pedido ahora

    Haga su pedido ahora

    Los lectores interesados en la revista Humboldt pueden solicitarla a través de la tienda online de Goethe.
    8,50 € gastos de envío gratuitos
    Ir a la tienda online de Goethe...