Competencia intercultural

El desarrollo de la competencia intercultural en el aprendizaje temprano de lenguas extranjeras incluye, por un lado, el aspecto educativo de la interacción social con otros, y por el otro, el aspecto educativo de la interacción por medio de la lengua extranjera. Incluso desde el principio es posible y sensato sensibilizar a los niños para con los aspectos interculturales por medio de contenidos y actividades seleccionadas especialmente para aprender. Por ejemplo por medio de:

  • Elementos de la cultura de la lengua a aprender (por ejemplo: fiestas y costumbres).
  • Materiales que pongan en contraste la cultura “extranjera” con la propia con los que se agudizará la percepción del niño (por ejemplo: objetos de la vida cotidiana, arte).
  • Materiales para incentivar la empatía por las personas de la otra cultura.
  • Situaciones realistas (juegos de rol), en los que se entrene la habilidad de manejarse en situaciones interculturales.
El niño va conociendo la otra cultura presentándosela en la lengua extranjera por medio de ilustraciones, textos o también ofertas virtuales. En la percepción de lo ajeno juega un papel central la percepción simultánea de lo conocido, pues el incremento buscado del aprendizaje, reside en ubicar dentro de lo conocido las nuevas informaciones e impresiones e interrelacionarlas.
    Recomendación:

    Los contenidos y métodos deberían ser escogidos, de modo que el niño mantenga y profundice su espontáneo espíritu abierto ante lo nuevo, y que en el proceso educativo se lo sensibilice a una percepción de sí mismo y de lo ajeno.

    El material didáctico debería ser escogido de modo que el niño pueda:
    • Descubrir en lo familiar lo desconocido e inversamente.
    • Aceptar lo ajeno como tal.
    • Aprender a manejarse con las inseguridades y los miedos, que se derivan del encuentro con lo desconocido.

    Aprendizaje temprano de lenguas extranjeras

    Materiales y sugerencias para profesores