El Norte global Aprender del Sur

MARIANA CASTILLO DEBALL | "NEWSPAPER WORKS" In: SOUTH AS A STATE OF MIND #7 [DOCUMENTA 14 #2] 2016, S. 76-77.
MARIANA CASTILLO DEBALL | "NEWSPAPER WORKS" In: SOUTH AS A STATE OF MIND #7 [DOCUMENTA 14 #2] 2016, S. 76-77. | courtesy Mariana Castillo Deball (Ausschnitt)

Quinn Latimer, redactora jefe de la documenta 14, habla acerca del Sur como un proceso de aprendizaje, del programa público de la documenta en Atenas y del lenguaje como un acto de liberación.

De Katerina Valdivia Bruch

Señora. Latimer, ¿a qué se refiere el título “South as a State of Mind” (El Sur como un estado mental) de la revista de la documenta? ¿La documenta 14 se concentra en la brecha Norte-Sur o también se refiere a las relaciones Sur-Sur?
 
South as a State of Mind, también llamada D14 South, fue fundada en 2012 por Marina Fokidis, en Atenas. Desde 2015 es, provisionalmente es la revista de la documenta 14, editada por mí y por Adam Szymczyk, director artístico de la documenta 14. Hasta ahora hemos editado tres publicaciones, estamos trabajando en una cuarta. Seguramente Marina tiene su propia opinión sobre el significado del título, yo siempre le he encontrado varias interpretaciones. Se le puede ubicar en un escenario geopolítico en narrativas contemporáneas de poder, remitirlo a eso que se ha dado en llamar el “Sur global” y el “Norte global”, y que antes se llamada “Oriente” y “Occidente”. Pero también se le puede leer como un espacio para la fantasía, la resistencia y una cierta forma de subjetividad inducida por el clima, sea radical o no. La documenta 14 explora aspectos de la historia entretejida de Grecia y Alemania en la actualidad, pero ni la exposición ni la revista quieren asumir o fomentar dicotomías como la brecha Norte-Sur.

 

Mariana Castillo Deball "Trabajos de Periódicos". En: "El Sur como un estado mental #7", Documenta 14 #2, 2016, p. 64-65 Mariana Castillo Deball "Trabajos de Periódicos". En: "El Sur como un estado mental #7", Documenta 14 #2, 2016, p. 64-65 | Foto (Detalle): © Cortesía Mariana Castillo Deball En la primera edición de D14 South nos dedicamos a formas y figuras de expulsión y expropiación, así como a las prácticas de la resistencia que se encuentran a su interior. La contribución más decisiva al respecto, en mi opinión, es el ensayo de la politóloga feminista Françoise Vergès. Todavía sigo reflexionando sobre este texto. En él, narra su infancia y juventud, que vivió en el entorno de los movimientos de resistencia en La Réunion, una antigua colonia francesa en el Océano Índico, y luego en Algeria. Vergès cuenta la larga historia de las relaciones Sur-Sur, que suelen omitirse en las historiografías hegemónicas sobre el centro y la periferia. Describe un mundo donde hay un floreciente intercambio entre África y Asia: un mundo, según Vergès, “de las rutas de solidaridad dentro de los movimientos antiimperialistas, el mundo de la música y de la literatura y de las imágenes en los diferentes hemisferios del Sur”. Desde su perspectiva, Europa se hallaba, geográfica y culturalmente, en la periferia.

 A su ensayo Wie ein Aufstand: Die Politik der Vergesslichkeit, den Süden umlernen, und die Insel des Dr. Moreau (Como una sublevación: Las políticas de la falta de memoria, reaprendiendo el Sur y la isla del Dr. Moreau) lo antecede la famosa máxima de Audre Lorde: “El proceso de aprendizaje es algo que se puede incitar, literalmente incitar, como una sublevación.” Inspirados por el ensayo de François, tratamos de abandonar el papel central que Europa desempeña en nuestro pensamiento y en nuestro trabajo, en la medida en que nos fue posible. Hace tres años no venimos a Atenas para hacer una revista sobre el Sur en sí mismo y, sin embargo, nuestro trabajo y nuestro pensamiento cambian por el hecho de estar aquí.
 
Grecia es el punto de partida para esta edición de la documenta. El programa relaciona la dictadura militar griega con otras dictaduras en todo el mundo (entre ellas, las de Chile, Argentina y España). ¿Es un contrapunto a Grecia como la cuna de la democracia? ¿Cuál es la razón para concentrarse en este tema?

Los programas públicos de la documenta 14, que se llevan a cabo desde septiembre de 2016 en Atenas con el título The Parliament of Bodies (Das Parlament der Körper) se han concentrado ocasionalmente en la historia de la dictadura griega, es verdad. Es un período relativamente reciente (1967 a 1974) y, como en muchas fases violentas de dominio violento en todo el mundo, la historia de esos años con frecuencia ha sido suprimida sistemáticamente por toda una serie de gobiernos, democráticos y no tanto.
 
El Fridericianum en Kassel después de los ataques aéreos aliados del 8 y 9 de septiembre de 1941, South as a State of Mind #6 [documenta 14 #1] (2015), pp. 12-13. El Fridericianum en Kassel después de los ataques aéreos aliados del 8 y 9 de septiembre de 1941, South as a State of Mind #6 [documenta 14 #1] (2015), pp. 12-13. | © Cortesía South as a State of Mind Das Parlament der Körper se lleva a cabo en el Parko Eleftherias (Parque de la Libertad), que en el siglo XIX sirvió como cuartel militar. Atrás del Centro de Arte del Municipio de Atenas, en el que se realizan los programas públicos de la documenta 14, se halla el Museo de la Resistencia Democrática contra la Dictadura. Ambos edificios fueron usados por el gobierno militar: uno como oficinas, el otro como centro de torturas. El Ministro de la Defensa griego sigue siendo el dueño de ambos edificios, tanto de la galería de arte como del museo conmemorativo. Una sucesión institucional que parece sumamente emblemática en nuestros días. Si los antiguos sitios de crímenes gubernamentales se convierten en centros culturales y galerías de arte contemporáneos, si las antiguas fábricas se convierten en nuestros museos actuales, ¿en qué se convertirán después las instituciones?
 
Lo que quiero decir con esto es: los conceptos y las formas de democracia y libertad siempre han estado vinculados con su rechazo. Que Atenas sea llamada el lugar de nacimiento o, a veces, incluso la cuna de la democracia, parece como si ésta fuera una circunstancia natural, casi biológica. Sin embargo, no hay nada natural en ello. Esto lo vemos ahora con mucha mayor claridad, puesto que la democracia misma –en todas sus formas antidemocráticas– al parecer está, justamente, cambiando de piel, y eso en todo el Occidente, que adoptó una gran parte de sus nociones y visiones democrático-políticas de la supremacía masculina y blanca de sus ancestros elegidos en la Grecia antigua. Todas éstas son, seguramente, buenas razones para hacer de esto un tema: no sólo para museificar o institucionalizar el pasado, sino para reflexionar y pronunciar cómo es que tales sistemas autoritarios perviven hasta el día de hoy.

De manera paralela a la documenta 14 se presenta también la Bienal de Atenas 2015-2017, “Omonoia” (Armonía/Acuerdo). Uno de sus programas, la sección “Sinapsis” “Repensar la crítica institucional – Desde la perspectiva del Sur”, aborda también el tema del Sur. ¿Hay algún nexo con la documenta 14? De ser así, ¿qué relación hay entre ambos eventos culturales?

Creo que el lenguaje fluye, los conceptos migran. Y a veces tocan fondo. Desde hace años, las ideas e implicaciones del “Sur global” están determinando el pensamiento en la investigación y la política, y eso seguramente también lo ha retomado la Bienal de Atenas. El hecho de que la ciudad de Atenas tenga desde hace muchos años una revista llamada South, probablemente sea también otra referencia. Habiendo mencionado esto, aclaro que el programa de la Bienal de Atenas no tiene nada que ver con nosotros en un plano de colaboración. Pero las oficinas de la Bienal están un piso arriba de nosotros. Se puede decir que respiramos el mismo aire.

Naeem Mohaiemen, “Volume Eleven (A Flaw in the Algorithm of Cosmopolitanism)”, South as a State of Mind #6 [documenta 14 #1] (2015), p. 150–151. Naeem Mohaiemen, “Volume Eleven (A Flaw in the Algorithm of Cosmopolitanism)”, South as a State of Mind #6 [documenta 14 #1] (2015), p. 150–151. | © Cortesía South as a State of Mind Otro tema importante de la documenta 14 es el lenguaje. ¿Cómo concibe la revista este tema y cómo se integra al programa de la documenta?

 
El lenguaje estructura la forma en que leemos el mundo y cómo nos movemos en él. El lenguaje es también una forma de control. Pero si se le desvincula de las frases huecas y los actos fascistas, el lenguaje también puede ser liberador. Es el medio a través del cual pensamos; suele ser también el medio a través del cual nos comportamos de cierta manera con los otros. He reflexionado una y otra vez sobre el acto fundacional del lenguaje: cómo se le usa y se abusa de él, también la carga afectiva que posee, tanto en un discurso público como en una producción literaria personal. En este sentido, las publicaciones de la documenta 14 exploran el lenguaje mismo; no lo usan sólo en servicio de diversos sistemas estéticos, políticos y discursivos. Por eso, entre otras cosas, lo concebimos como recurso para leer el poder a través de la resistencia contra él. La revista es también un espacio en el que las y los artistas de la documenta 14 experimentan con ideas y pueden articular o producir algo nuevo. Algunos han creado trabajos para la revista, que siguen bordando sobre las obras que presentan en las exposiciones en el marco de la documenta 14 en Atenas y Kassel. Pero la documenta 14 no es sobre todo una exposición que sea acompañada por una revista y por programas públicos. La revista South as a State of Mind, el programa público El Parlamento del Cuerpo, las exposiciones en Atenas y Kassel: todo eso, en conjunto, constituye lo que conocemos como documenta 14.
 

Porträt: Quinn Latimer Porträt: Quinn Latimer | Foto: Natasha Papadopoulou  La californiana Quinn Latimer es poeta, crítica y editora. Próximamente será publicado su libro Like a Woman: Essays, Readings, Poems (Sternberg Press, 2017). Además, ha publicado también: Sarah Lucas: Describe This Distance (Mousse Publishing, 2013) y Rumored Animals (Dream Horse Press, 2012).

Además de escribir regularmente para Artforum y de su trabajo como redactora para Frieze editó la antología Paul Sietsema: Interviews on Films and Works (2012). Es coeditora deStories, Myths, Ironies, and Other Songs: Conceived, Directed, Edited, and Produced by M. Auder (Sternberg Press, 2014) así como de No Core: Pamela Rosenkranz (JRP-Ringier, 2012). Latimer es redactora jefe de las publicaciones de la documenta 14.