El antiguo Museo Colonial en Roma Sobre el pasado y el futuro

Después de cuatro décadas, el regreso desde los almacenes: los acervos del antiguo Museo Colonial italiano.
Después de cuatro décadas, el regreso desde los almacenes: los acervos del antiguo Museo Colonial italiano. | Foto: Maik Reichert © Goethe-Institut Italien

El Museo Etnográfico Luigi Pigorini forma parte del complejo museístico Museo delle Civilità (Museo de la Civilización Romana), en el distrito EUR de Roma, construido por encargo de Mussolini para la Feria Mundial de 1942 con calles ceremoniales y edificios monumentales. Alberga un departamento africano y sus archivos incluyen al antiguo Museo Colonial de Roma, que se reabrirá después de haber estado guardado en almacenes durante cuarenta años. Dos jóvenes expertas en África y en museos son responsables del proyecto: Gaia Delpino y Rosa Di Lella. Un reportaje multimedia desde la capital italiana.

De Sarah Wollberg (textos, entrevistas) y Maik Reichert (fotos/cámara, entrevistas)

Nuestro tour comienza en la sección de África. Gaia Delpino nos muestra en el mapa cómo los europeos navegaron hacia África a principios del siglo XIV y formaron alianzas económicas y políticas en las costas del continente. “Lo que hoy quiero destacar particularmente es la igualdad entre los reinos africanos y europeos en ese momento.” Esto también se refleja en el lenguaje de muchos documentos de este período. No había ninguna expresión influida por estructuras de pensamiento colonial. “El otro”, dijo, “era visto como un socio comercial y un ser humano con el mismo valor.” Incluso, los objetos expuestos en esta sección se hicieron especialmente al gusto europeo de los socios comerciales y todavía se consideran “embajadores” entre los continentes.

La negación del colonialismo

De la sección de África nos vamos a los extensos archivos del museo, donde el antiguo Museo Colonial se encuentra todavía a puerta cerrada. Después de cuarenta años en los almacenes, sus objetos pretenden acercar a la audiencia a una parte de la historia italiana que hasta ahora ha sido víctima de una fuerte negación. “El cierre a largo plazo del museo también fue precedido por una negación física del colonialismo y de sus objetos”, confirma Rosa Di Lella. La elaboración y superación de esta historia está muy atrasada en todos nuestros países, y se encuentra en sus primeras etapas, tanto en Italia como en Alemania. La mayoría de los objetos que vemos en el archivo provienen de la exposición de muestra y vinieron a Italia con fines propagandísticos. Se necesita valor para lidiar con esto en la jungla de la ciencia y la política y para dar con un camino que no excluya a nadie

DieLa visión de futuro para el museo

“Nos gustaría tratar de situar la historia del museo y el colonialismo en el contexto más amplio de las relaciones entre Italia, Europa y África. Para ello, se debe estar abierto a varias interpretaciones. En Europa tenemos una perspectiva que necesita ser complementada por otras perspectivas”, dice Rosa Di Lella. Es esencial que, en 2020, tengamos en cuenta el punto de vista de las y los colonizados y que lo confrontemos. Las dos jóvenes expertas tienen una visión muy clara al respecto: “Junto con las y los colegas en los archivos, queremos construir un centro sobre el colonialismo italiano en el que se celebren nuevos debates.” El museo se convertirá en el punto de referencia central de esta colección, para que finalmente esté viva y abierta

Un diálogo con África

Habrá un intercambio constante con la gente de la diáspora africana en Italia, así como una estrecha cooperación y asociaciones con museos y universidades de las antiguas colonias de Etiopía, Eritrea, Libia y Somalia. “El nuevo concepto de museo será diseñado junto con arquitectos y arquitectas y expertos y expertas en comunicación. Incluso en esta fase inicial, es muy importante para nosotros involucrar a colegas de países africanos”, explica Rosa Di Lella. Por otro lado, ya están en conversación con testigos contemporáneos italianos que tienen su propia historia colonial. “También hablamos con ellas y ellos sobre sus recuerdos, para reconstruir gradualmente una historia colonial que refleje toda la complejidad del asunto.
  • El Museo Etnográfico Luigi Pigorini forma parte del complejo museístico Museo delle Civilità (Museo de la Civilización Romana), en el distrito EUR de Roma, construido por encargo de Mussolini para la Feria Mundial de 1942 con calles ceremoniales y edificios monumentales. © Maik Reichert
    El Museo Etnográfico Luigi Pigorini forma parte del complejo museístico Museo delle Civilità (Museo de la Civilización Romana), en el distrito EUR de Roma, construido por encargo de Mussolini para la Feria Mundial de 1942 con calles ceremoniales y edificios monumentales.
  • Los extensos archivos del museo, donde el antiguo museo colonial se encuentra todavía a puerta cerrada. © Maik Reichert
    Los extensos archivos del museo, donde el antiguo museo colonial se encuentra todavía a puerta cerrada.
  • Objeto del antiguo Museo Colonial en Roma. © Maik Reichert
    Objeto del antiguo Museo Colonial en Roma.




Gaia Delpino cree que también es hora de hablar de Africa y Europa ya no en singular, sino plural: Áfricas y Europas. “En el curso de mi experiencia en África, me he encontrado con más similitudes que diferencias. Pero las diferencias también son muy importantes, simplemente no hay que juzgarlas.”
 
Así, esperamos que el nuevo museo colonial también esté libre del miedo a los juicios, y que en toda Europa nos demos a la tarea de finalmente sacar el colonialismo de las cajas de nuestras cabezas para afrontarlo en pie de igualdad.