Alejandro Tantanian "Nuestras miradas frente al texto teatral cambiaron para siempre"

Pina Bausch – Bandoneón
Pina Bausch – Bandoneón. 1994. | Foto: Goethe-Institut

Todavía es hoy aquel día en el añorado auditorio del Instituto Goethe de Buenos Aires, todavía sigue siendo, perdura, se instala en la memoria y produce, sí, la sensación física de estar ahí, a metros de distancia de la gran, enorme, imprescindible Pina Bausch. Yo, a metros, escuchándola hablar. Ella demorando las palabras, hablando de esa manera única: como si las palabras elaborasen antes de ser dichas un delicado proceso alquímico en aquel cuerpo espigado, interminable. Pina hablaba y todos los que estábamos rodeándola en aquella charla –que brindó en ocasión de presentar Bandoneón en el también añorado Teatro San Martín– sabíamos que estábamos frente a alguien único. Fue también el Instituto Goethe el que coprodujo junto al teatro San Martin y El periférico de objetos aquel montaje emblemático de Máquina Hamlet de Heiner Müller. Gabriela Massuh tradujo el texto e invitó a Dieter Welke a ser nuestro dramaturgista. Y nuestras miradas (las de quienes formábamos parte de El periférico de objetos en aquel momento) frente al texto teatral cambiaron para siempre.

Por último, el Instituto Goethe es socio principal (junto con la Siemens Stiftung de Alemania) de una aventura que llevamos adelante con Cynthia Edul y que dimos en llamar Panorama Sur: espacio de formación y plataforma de intercambio entre artistas de la región, evento que año a año desde 2010 forma parte ya de la agenda cultural de esta ciudad. Y me detengo aquí, en estos tres eventos, ya que el tres incluye la enorme proliferación, la increíble suma de acontecimientos artísticos que el Goethe sigue produciendo en la escena cultural de nuestra ciudad. Que así sea hasta el fin de los tiempos.