¿Cuánto alemán hay que saber para trabajar en Alemania? Las habilidades lingüísticas de los inmigrantes profesionales

Arzt-Patienten-Gespräch
Arzt-Patienten-Gespräch | © Techniker Krankenkasse

Ya sea como médico o cuidando ancianos, como ingeniero o estucando muros, para trabajar en Alemania se necesita hablar el idioma. En algunas áreas, sin embargo, resulta todavía más importante poseer competencias idiomáticas especiales.

Alemania atrae cada vez más profesionales extranjeros. Según cifras del colegio médico de ese país, sólo en el año 2012, el número de médicos extranjeros registrados en Alemania se elevó en casi un 15%. Junto a los médicos, llega también un grupo diverso de profesionales, como enfermeras, informáticos e ingenieros, y obreros calificados provenientes del sur de Europa y Asia, y de otros lugares del planeta. La mayoría estudia alemán en sus países de origen hasta alcanzar el nivel de idioma exigido para ingresar a Alemania y obtener el reconocimiento de sus títulos, pero a veces esto no ocurre: "Los médicos, teóricamente, deben certificar que tienen un nivel B2 de alemán. Sin embargo en la práctica, los requerimientos de personal en zonas rurales suele ser tan desesperada que los hospitales pasan por alto esa exigencia. A las personas se les ofrece, por ejemplo, contratos temporales que incluyen el estudio del idioma alemán durante un año en paralelo al ejercicio profesional", dice Almut Schön, cuya tesis de doctorado aborda el tema de la enseñanza de alemán para personal del área de la salud. En Bavaria, por ejemplo, los profesionales extranjeros pueden comenzar a trabajar en asistencia a ancianos sin tener el correspondiente certificado de idioma, pero dentro de los primeros seis meses deben alcanzar el nivel B2. Y es que para trabajar en Alemania se necesita manejar el idioma: "Todos los trabajadores deben estar en condiciones de poder entender sus contratos de trabajo y sus liquidaciones de sueldo. Y, dado el caso, de conversar con sus compañeros de trabajo durante el almuerzo", señala Petra Szablewski-Cavus, quien imparte cursos de alemán para la inserción laboral. Según Bernd Meyer, profesor de Comunicación Intercultural en la Universidad de Mainz, hablar el idioma es también esencial para efectos de la seguridad laboral: "En una construcción se producen muchos accidentes a causa de dificultades idiomáticas o malentendidos". Mientras los procesos de trabajo en la industria y la producción, por ejemplo, son relativamente estandarizados y los ingenieros indios pueden manejarse sin problemas en inglés en las reuniones técnicas con sus clientes, la falta de un adecuado manejo del alemán sí constituye un gran problema en profesiones en las que la comunicación juega un rol gravitante.

La comunicación como clave del éxito

Los médicos y los profesionales del área de la enfermería que no pueden expresarse correctamente en alemán o que tienen problemas de compresión, con frecuencia no exhiben un buen desempeño profesional aun cuando se trate de profesionales muy competentes: "En Alemania, las personas que se dedican al cuidado de ancianos aprenden durante su formación a traducir sus conocimientos técnicos a un lenguaje más coloquial para hablar con los familiares. En este sentido, incluso para una cuidadora de ancianos búlgara de gran nivel técnico, existe aquí una exigencia muy especial en relación a sus competencias idiomáticas en alemán. Otro gran problema que se le podría presentar, es el de los informes escritos, para los cuales se deben tener en cuenta determinadas formalidades", señala Szablewski-Cavus. Especialmente delicada es a este respecto la situación de los médicos. El intercambio con los colegas funciona por lo general bien, porque la comunicación técnica sigue parámetros similares a nivel internacional y porque los médicos especialistas, por lo general, pueden integrar sin mayores problemas el vocabulario específico. Pero, es en el contacto con los pacientes, donde el manejo del idioma y las competencias comunicacionales se transforman en una herramienta decisiva.

Y es que los pacientes y sus familiares, por lo general, no utilizan términos técnicos, sino que explican con sus propias palabras las molestias que tienen o sus antecedentes de salud, cómo ocurrió el accidente o si toman medicamentos regularmente. No todos los pacientes pueden echar mano del inglés y hay los que hablan dialectos o un alemán básico. Algunos llegan incluso a los tribunales, por considerar que las explicaciones dadas por médicos con precario manejo del idioma no son suficientes.

Alemán instrumental: cursos y exámenes de idioma para profesionales y trabajadores especializados

En algunas áreas, se ha vuelto común que los profesionales extranjeros realicen en Alemania cursos de alemán para su inserción y desempeño profesional. Estos son, en algunos casos, financiados por los empleadores y, en otros, con fondos públicos. En algunos hospitales, como la Charité en Berlín o el hospital de la Universidad de Friburgo, se realizan juegos de rol con pacientes ficticios para ejercitar al personal en competencias comunicacionales. Según la Sociedad alemana de hospitales, algunos servicios de salud ya han introducido exámenes de idiomas para medir habilidades en el terreno práctico, en los que, por ejemplo, se simulan reuniones entre médicos y pacientes. Y durante la conferencia de ministros de salud, los diferentes estados acordaron diseñar un examen común de idiomas, puesto que hasta la fecha cada hospital tenía su propia regulación.

que los profesionales verdaderamente necesitan en su trabajo. Para algunas áreas, como la de la enfermería, el cuidado de ancianos o la medicina, ya se han diseñado las correspondientes directrices y materiales de enseñanza. Petra Szablewski-Cavus recomienda que los profesores de cursos orientados a apoyar la inserción laboral inviten a los participantes a investigar cuáles son sus requerimientos específicos de lenguaje y –en la medida de lo posible- a dar una mirada en los campos laborales de cada uno y a las exigencias concretas. Hasta que los profesionales logren alcanzar el nivel de manejo de idioma que les permita desempeñarse sin dificultad en su área de trabajo, deben contar evidentemente con el apoyo de un colega experimentado a su lado.
 

Los institutos Goethe ofrecen cursos de alemán para la práctica profesional en Alemania.