Arquitectura temporal Espacio para ideas

Biblioteca al aire libre en Magdeburg
Biblioteca al aire libre en Magdeburg | Foto (detalle): © KARO

En ciudades con poblaciones cada vez menores, hay más espacio para nuevos enfoques arquitectónicos: así, la llamada arquitectura “efímera” experimenta un renacimiento.

Un edificio se encuentra en pie y de repente ha desaparecido de nuevo. Permanecen la inspiración y, a veces, también un cambio de la imagen del lugar. El arquitecto Thomas Knüvener explica el fenómeno y por qué éste encaja bien con la sociedad moderna.

La arquitectura efímera tiene muchos siglos de antigüedad, por ejemplo, los edificios festivos y teatrales temporales del Barroco. ¿Por qué ha vuelto a ser actual en el siglo XXI?

Una razón importante son los cambios económicos y sociales. En Alemania vivimos en un país industrializado rico, pero a diferencia de los años de la posguerra, ya no hay un crecimiento continuo, sino un desarrollo desigual en las ciudades. Fases de construcción se alternan con fases de estancamiento y encogimiento. Un elemento decisivo para muchas construcciones y arquitecturas temporales son aquellos lugares que existían en la ciudad y que cambiaron. De repente surgieron espacios libres, por ejemplo en polígonos industriales abandonados, que podrían ser ocupados porque aún no se había previsto un nuevo uso duradero.

¿Por qué la construcción no permanente es apasionante para los arquitectos?

Lo interesante de la arquitectura efímera es que puede considerarse un experimento. A diferencia de la arquitectura tradicional, diseñada para uso y presencia duraderos, uno puede probar y examinar cosas. Puede usar materiales que no sean permanentes. Como en una configuración experimental, el arquitecto puede arriesgarse aquí con el fin de desarrollar nuevas ideas.

Un “ferry del Rin” temporal

¿La naturaleza trepidante de la sociedad urbana de hoy también juega un papel en el hecho de que la construcción temporal se encuentre de nuevo en el foco de atención?

Sin duda hay una tendencia hacia el evento. La gente de la ciudad está fascinada por el hecho de que algo esté allí y desaparezca tras un corto tiempo. Esto tiene un carácter de evento, similar al de los edificios festivos barrocos. Sin embargo, los edificios no permanentes de hoy en día son disponibles para una sociedad más amplia, y no solo para la nobleza, como en tiempos pasados. Esto es aprovechado por iniciativas de ciudadanos, así como por grandes marcas y compañías.

¿Podría nombrar un ejemplo?

Hemos realizado una instalación para el Schauspiel Köln (Teatro de Colonia) como conclusión de un programa que duró dos años, llamado “La ciudad del mañana”. Junto con el teatro y muchos interesados trabajamos sobre el tema del espacio público y la movilidad. A finales de junio de 2017, el “Transbordador espacial” comenzó a funcionar: un ferry temporal entre la orilla del río Rin cercana a la Catedral y la otra orilla del río, en Colonia. Allí se encuentra un centro donde se realizan festivales –a su vez un ejemplo de arquitectura temporal– con un escenario no permanente.

De repente, otra vez atractivo

¿Qué sucede con la arquitectura efímera cuando ya no es necesaria?

Básicamente, distinguimos tres periodos de tiempo para el uso arquitectónico: para eventos oscila entre un fin de semana y un mes. Por otro lado está la arquitectura permanente. La tercera forma es el uso intermedio, que dura de varios meses a dos o tres años. Este modelo es típico de Berlín y del área del Ruhr. A veces, una arquitectura temporal es superada como uso intermedio, pero también por el desarrollo.

¿Por ejemplo dónde?

Por ejemplo en la antigua estación de carga Schalke-Süd. La ciudad de Gelsenkirchen ha sido influenciada fuertemente por el cambio industrial. La estación de tren estuvo mucho tiempo cerrada, pero se encuentra muy cerca del centro de la ciudad, básicamente en una buena zona residencial. Debido a que Gelsenkirchen es una ciudad en declive, la demanda aún no era clara durante mucho tiempo. Como estrategia de planificación urbanística para la mejora de la imagen, se construyó un parque temporal con un área cubierta al aire libre, una cancha de voleibol de playa y pequeños jardines. La estrategia funcionó y el área ahora ha sido reconstruida. Aquí se puede hablar de una intervención exitosa: la arquitectura efímera provocó un cambio de imagen para un lugar que antes no era muy atractivo.
 
  • En Magdeburg se construyó una biblioteca temporal al aire libre en un terreno vacío. Foto (detalle): © Thomas Völkel/KARO
    En Magdeburg se construyó una biblioteca temporal al aire libre en un terreno vacío.
  • Los residentes participaron en la construcción con cajas de botellas. Foto (detalle): © Thomas Völkel/KARO
    Los residentes participaron en la construcción con cajas de botellas.
  • La biblioteca temporal en una ubicación central fue muy bien recibida. Foto (detalle): © Thomas Völkel/KARO
    La biblioteca temporal en una ubicación central fue muy bien recibida.
  • La respuesta fue tan grande que se decidió construir en el mismo lugar una biblioteca permanente al aire libre. Foto (detalle): © Thomas Völkel/KARO
    La respuesta fue tan grande que se decidió construir en el mismo lugar una biblioteca permanente al aire libre.
  • La respuesta fue tan grande que se decidió construir en el mismo lugar una biblioteca permanente al aire libre. Foto (detalle): © Thomas Völkel/KARO
    La respuesta fue tan grande que se decidió construir en el mismo lugar una biblioteca permanente al aire libre.
  • La respuesta fue tan grande que se decidió construir en el mismo lugar una biblioteca permanente al aire libre. Foto (detalle): © Thomas Völkel/KARO
    La respuesta fue tan grande que se decidió construir en el mismo lugar una biblioteca permanente al aire libre.

Biblioteca al aire libre

Participación” es actualmente un eslogan importante en la planificación y el desarrollo de la ciudad. ¿Cómo encaja la arquitectura efímera en esta tendencia?

La arquitectura temporal ofrece numerosas oportunidades de participación. Los edificios son más fáciles de construir que los edificios permanentes y se pueden modificar más fácilmente. Los métodos de construcción también pueden ser aprendidos por no expertos, y ellos pueden decidir qué se está construyendo. Un ejemplo es el “Lesezeichen Salbke” (“Marcador Salbke”) de la firma de arquitectos Karo: en el barrio en declive Magdeburg Salbke, los planificadores, junto con los residentes locales, han construido en la zona abandonada de la antigua biblioteca una biblioteca al aire libre temporal de cajas de bebidas. Este proyecto fue tan exitoso que decidieron construir una biblioteca permanente bajo al aire libre.

¿Cuáles son los límites de la construcción no permanente?

Tenemos altos requisitos de confort. El aislamiento térmico o acústico según los estándares habituales son cosas que no se pueden realizar en construcciones temporales. Tampoco para una arquitectura residencial permanente es la arquitectura efímera una solución, pero sin duda es una adición interesante en la caja de herramientas de un arquitecto.
 

Thomas Knüvener

es arquitecto y paisajista y dirige una oficina en Colonia. También enseña en la Universidad A&M en Texas. A través de acciones, talleres y discusiones, se involucra intensamente en el debate público sobre el entorno diseñado.