Gabriela Golder Lectura compartida de cartas de la dictadura

Para los que leyeron y escucharon las cartas escritas desde las cárceles de la dictadura fue una forma de estar juntos, de resistir, de emocionarse, de pensar colectivamente ante tanto atropello, dolor e injusticia.

  • Golder 1 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 2 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 3 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 4 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 5 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 6 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 7 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 8 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 9 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 10 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
  • Golder 11 © Diego Paruelo/Goethe-Institut Buenos Aires
Ocupando los diferentes espacios del Parque de la Memoria, niños y adultos leen las cartas, completan los espacios, ocupan disruptivamente los intersticios. Sus voces, sus respiraciones, sus hesitaciones al leer son presente. Son nuevos relatos que se suman a los relatos previos, generando una amalgama, una sumatoria de capas infinitas. Una memoria que resiste y se hace viva. Y se hace presente.