Internationales Forum Un espacio para el diálogo y la reflexión

51. Theatertreffen/Internationales Forum | © Chiussi/Agentur StandArt
51. Theatertreffen/Internationales Forum | © Chiussi/Agentur StandArt | © Chiussi/Agentur StandArt

36 jovenes profesionales de las artes escénicas reunidos 2014 en Berlín discutieron sobre el futuro del teatro.

A principios de mayo de 2014 tuve el enorme privilegio de participar en el Internationales Forum. Vinculado al prestigioso Theatertreffen, el encuentro que congrega anualmente a las diez producciones más significativas de los países de habla germana, el Internationales Forum reúne cada año en Berlín durante dos semanas a un grupo de profesionales de las artes escénicas menores de cuarenta años. En esta edición fuimos seleccionados 36 participantes procedentes de 19 países distintos (Afganistán, Alemania, Argentina, Austria, Brasil, Bulgaria, Colombia, Egipto, Eslovenia, España, Francia, Holanda, Hungría, Inglaterra, Irán, Perú, República Checa, Suiza y Ucrania).

Una de las primeras peculiaridades que saltó a la vista, es que los participantes escogidos para participar en el Fórum no procedíamos de un único campo de las artes escénicas. Desde la organización se intenta mezclar la presencia de perfiles profesionales muy distintos, reuniendo a directores de escena, actores, performers, dramaturgos, autores dramáticos, escenógrafos, coreógrafos o diseñadores de vestuario. Esta apuesta consciente por una gran heterogeneidad en los perfiles presentes, amplia exponencialmente el número de puntos de vista que concurren en el Fórum.

Durante dos semanas participamos en un programa de actividades tan intenso como exigente, entre los que se pueden enumerar una gran variedad de talleres con algunos de los artistas invitados al Theatertreffen (como la directora Susanne Kennedy o Daniel Wetzel y Helgard Haug de Rimini Protokoll), grupos de discusión o las presentaciones de nuestros propios trabajos. Las discusiones giraron alrededor de temas muy diversos, relacionados con todos los campos teatrales imaginables. Algunos de los temas aparecieron de manera recurrente a lo largo del Fórum, como por ejemplo el carácter político del teatro, los distintos tipos de relación (actoral, espacial, performativa, etcétera) con los espectadores, o los distintos modelos de organización creativa en ámbitos escénicos.  

50 años de Internationales Forum

La edición del año 2014 resultaba especialmente significativa, puesto que se trataba del cincuentavo aniversario del Fórum. Por este motivo tuvieron lugar una serie de actividades conmemorativas que contaron con la presencia de algunos asistentes a las anteriores ediciones. Debe tenerse en cuenta que a lo largo de estos cincuenta años de historia han sido invitados al Fórum ni más ni menos que 2.162 profesionales, algunos de ellos nombres muy significativos de las artes escénicas contemporáneas. Los distintos actos conmemorativos, abiertos al público en general, se presentaron bajo el epígrafe Asamblea para el futuro (Versammlung für die Zukunft).

Sin eludir el tono conmemorativo, este encuentro se centró muy especialmente en la reflexión sobre diversos aspectos del porvenir de las artes escénicas y su papel en la sociedad contemporánea. Siguiendo el mismo espíritu reflexivo y crítico, durante el Fórum se celebró también el Theatertreffen-Camp, dónde la ciudadanía en general podía entrar en contacto a través de distintas charlas y mesas de trabajo específicas, con algunos de los artistas participantes en el Theatertreffen, el Stückemarkt y el Internationales Forum.

Viejos maestros y nuevas voces

El Internationales Forum se desarrolla en paralelo al Theatertreffen y al Stückemarkt, de manera que los participantes en el Fórum estuvimos también invitados a las distintas representaciones, a las conversaciones públicas posteriores con los equipos artísticos y también a las fiestas y conciertos que se celebraron en la Haus der Berliner Festspiele. Entre las diez producciones seleccionadas por el jurado para participar en el Theatertreffen, destacaba la presencia de algunos de los nombres ya clásicos de la escena alemana, como el de Frank Castorf, que presentó una nueva revisión de Céline en Reise ans Ende der Nacht (Residenztheater, Múnich), o el del recientemente fallecido Dimiter Gotscheff, del que pudimos ver Zement, de Heiner Müller (Residenztheater, Múnich).

Pero si una producción fue recibida con un apoyo mayoritariamente unánime por parte del público berlinés, esta fue la inquietante Fegefeuer in Ingolstadt, de Marieluise Fleißer (Münchner Kammerspiele), dirigida por la joven directora Susanne Kennedy. La gran habilidad de Kennedy consiste en saber utilizar múltiples recursos escénicos, para constituir un lenguaje escénico plenamente coherente, gracias al cual el convencional mundo de provincias retratado por Fleißer en los años veinte se ha convertido en un hediondo e impactante ambiente pesadillesco. El todavía más joven, Robert Borgmann, provocó las opiniones más encontradas con su visión del clásico de Chéjov Onkel Wanja (Schauspiel Stuttgart), consiguiendo múltiples deserciones entre el público durante el desarrollo del espectáculo y algunos apasionados aplausos al final de este.

Aunque fue considerado uno de los diez espectáculos más significativos del año, Situation Rooms, de Rimini Protokoll (Rimini Apparat / Ruhrtriennale) no pudo verse durante el Theatertreffen, a causa de compromisos previos de la compañía. De todos modos el espectáculo estuvo presente en el festival gracias a una Dokumentationsbox, dónde el público podía hacerse una idea bastante precisa del funcionamiento del espectáculo, a través de una instalación de vídeo.