Herencia Bauhaus Ladrillo amarillo, acero y vidrio

Bundesschule Bernau, edificio de escuela y residencial
Bundesschule Bernau, edificio de escuela y residencial | Foto (recorte): © Brenne Architekten

Modernismo clásico en un bosque de pinos: la Bundesschule Bernau al norte de Berlín, inaugurada en 1930, es una de las obras más importantes de la Bauhaus. Desde julio de 2017 es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Hannes Meyer, director de la influyente escuela de arquitectura, arte y diseño Bauhaus desde 1928 hasta 1930, diseñó el edificio de la Bundesschule (“Escuela Federal”) en Bernau junto con Hans Wittwer. Su cliente era la unión sindicalista Allgemeine Deutsche Gewerkschaftsbund (ADGB), que impartía cursos de varias semanas a sindicalistas comprometidos políticamente. Política social y económica también se encontraban en la agenda de la escuela, así como el deporte y la cultura. Al mismo tiempo, los cursos eran un ejercicio práctico en la vida y el trabajo comunitario.

Para este programa pedagógico social, los arquitectos Meyer y Wittwer diseñaron una composición espacial con cinco edificios de vivienda para estudiantes, que están delimitados por un lado por el vestíbulo y el auditorio, por el otro por una biblioteca, salas de seminarios y un gimnasio. Un impresionante y largo pasaje de vidrio conecta todas las partes del edificio, que se encuentra en una pendiente. Ladrillo amarillo, vidrio y acero rojo proporcionan acentos, un jardín de invierno en curva rompe la austeridad de los ángulos rectos que marcan las viviendas de los estudiantes.
 

  • Bundesschule Bernau, edificios residenciales Foto: © Brenne Architekten
    Bundesschule Bernau, edificios residenciales
  • Bundesschule Bernau, comedor Foto: © Brenne Architekten
    Bundesschule Bernau, comedor
  • Bundesschule Bernau, edificio principal Foto: Holger Herschel, © Brenne Architekten
    Bundesschule Bernau, edificio principal
  • Bundesschule Bernau, pasaje de vidrio Foto: © Brenne Architekten
    Bundesschule Bernau, pasaje de vidrio
  • Bundesschule Bernau, gimnasio Foto: © Brenne Architekten
    Bundesschule Bernau, gimnasio
  • Bundesschule Bernau, porche reconstruido Foto: © Brenne Architekten
    Bundesschule Bernau, porche reconstruido
La calidad particular del diseño la constituye la relación múltiple entre los interiores y el paisaje local con bosque y lago. Hannes Meyer también involucró a estudiantes de la Bauhaus en la planificación y en la realización, y convirtió la construcción del edificio de Bernau en un proyecto de estudio para toda la escuela. Ya se tratase de los tubos de calefacción o las losas de cubierta de hormigón armado, “el material que se trabaja debía permanecer visible”, según uno de los principios que se aplicaron consecuentemente en Bernau.

Clásicos Bauhaus olvidados

Desde 1977, este clásico de la Bauhaus se encuentra bajo protección del Departamento de bosques y monumentos de Bernau. La construcción, sin embargo, no es en modo alguno tan conocida como los edificios Bauhaus de fama mundial de la ciudad de Dessau. “Durante casi sesenta años, de 1933 a 1989, la Bundesschule no estuvo abierta al público y, por lo tanto, desapareció de la conciencia. Las consecuencias aún se sienten hoy en día”, dice el historiador Peter Steininger, miembro de la junta directiva de la Asociación “baudenkmal bundesschule bernau (bbb)”, fundada en 1990. En 1933, los nacionalsocialistas ocuparon el edificio y lo utilizaron hasta 1945, entre otras cosas para la formación de los miembros de las SS y la Gestapo. Después de la Segunda Guerra Mundial, la Confederación de Sindicatos Libres (FDGB), la Organización coordinadora de los sindicatos de la República Democrática Alemana (RDA) controlados por el Estado, se hizo cargo de la escuela y amplió el conjunto en la década de 1950 con edificios de ladrillo rojo. Después de la caída de la RDA y la disolución de la FDGB, la escuela se cerró en 1990.
 
Video wird geladen
La Bundesschule Bernau, antes y después de la reconstrucción

La asociación de protección de monumentos, entre cuyos miembros se encontraba el artista y alumno de la Bauhaus Max Bill (1908-1994), luchó primero contra abandono y el desmoronamiento del edificio. Los miembros de la asociación pasaron a ser la fuerza motriz que recuperaría el edificio. Esto se llevó a cabo de 2003 a 2007, bajo la dirección de los arquitectos Winfried Brenne y Franz Jaschke, galardonados expertos en la modernidad arquitectónica alemana. “MeyerWittwerBau” se lee sobre la entrada principal rediseñada, que incorpora los edificios de ladrillo rojo de la década de 1950. Aparte de eso, el edificio de la escuela se muestra en gran medida restaurado según el diseño original. Se han quitado los techos falsos y se ha eliminado el revestimiento de yeso con que se cubrieron las vigas de hormigón armado y los pilares en la época de la RDA. La luz inunda de nuevo el comedor a raudales, y el pasaje de vidrio vuelve a ser una hilera de ventanas que van desde el suelo al techo y que, como lugar de encuentro y comunicación, conecta todas las construcciones del internado.

Escalera sueca de 1930

En 2001, la Handwerkskammer de Berlín se hizo cargo de la Bundesschule, y a día de hoy sirve como internado para estudiantes de formación profesional. Así se lee, por ejemplo, en la puerta del gimnasio, donde aún se encuentra la escalera sueca original de 1930, el anuncio de una nueva actividad: “Deporte para trabajadores de andamios”. Las instalaciones externas se están renovando con la ayuda de las autoridades federales. Esto incluye, entre otras cosas, restaurar la línea de visión original entre el edificio de la escuela y el lago cercano, y reconstruir una pérgola antes existente.

Los edificios de la Bauhaus de Dessau y Weimar se encuentran bajo la tutela de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Desde julio de 2017, la Bundesschule de Bernau también. “Un momento estelar para  este edificio único”, según Peter Steininger. Aunque no se trate del final del trabajo de esta comprometida asociación entusiasta de la Bauhaus que, desde su red de organización internacional, planea la construcción de una especie de oficina de turismo dedicada a la Bauhaus en Bernau, apoya la planificación de escuelas de verano creativas o cuestiona la vigencia de los elementos añadidos durante la RDA, incluyendo las casetas de vigilancia y el alumbrado de la calle, ¿deberían también ser preservados como parte de la historia de la Bundesschule?
 
El Goethe-Institut de Berlín organiza una vez al año un curso para jóvenes universitarios  en el campus de la Bundesschule Bernau:
Alemán para jóvenes: Bernau cerca de Berlín