Acceso rápido:
Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al segundo nivel de navegación (Alt 3)Ir directamente al primer nivel de navegación (Alt 2)

La abuela Trude
Protección de datos: Sé dónde vives

La abuela Trude frente a su computadora
La abuela Trude frente a su computadora | Illustration: © Celine Buldun

Es grande el miedo al robo de datos y al excesivo almacenamiento de datos. ¿Pero, cómo protegerse en la vida diaria? La abuela Trude ayuda a ir a la segura.

De La abuela Trude

Hola, queridos, mi nieto Michi me mandó fotos con su Smartphone de sus vacaciones surfeando en Algarve, Portugal. Nada mal, lo que el chico hace sobre las olas. Yo, a mis 72 años, ya no me atrevería a subirme a la tabla de surf. Pero para lo que sí soy muy buena es para surfear en línea, soy una auténtica profesional. Por eso puedo seguir desde mi confortable pueblo natal en Hollenbach las aventuras de mis nietos, sin importar dónde se encuentren. Hoy les voy a revelar algunos trucos con los que protejo mis datos.

El diablo está en los detalles

¿Les gusta tanto tomar fotos con su Smartphone como a mi nieto Michi? Por cierto: en los metadatos se puede ver, entre otras cosas, dónde tomaron sus fotos. Así, por ejemplo, cuando posteas una foto de tu cuarto se puede averiguar dónde vives.
 
Si usan Windows, pueden deshacerse fácilmente de esos datos antes de ponerlos en línea: con la tecla derecha del mouse pueden entrar a las propiedades de la foto. Después, abren los “Detalles” y buscan “Borrar propiedades e informaciones personales”. En una computadora de Apple tienen que entrar al programa “Fotos” para deshacerse de los datos geográficos. Ésta es mi regla de oro: Menos es más.

Mejor plantas que una jungla de datos

Antes, en otro artículo, ya les conté que soy una auténtica amante de las plantas y que he reunido una pequeña selva en la sala de mi casa. Y, a pesar de sus fotos con el teléfono móvil, me da mucho gusto recibir una postal del puño y letra de Michi, para mi colección de postales de todo el mundo. Pero en cuestión de datos digitales, prefiero no coleccionar nada. Hagan como yo y la próxima y vez elijan una ventana privada en su navegador. Si alguien más usa la computadora después de ustedes, no podrán revisar las páginas que abrieron y qué datos proporcionaron. Además, pueden recurrir a un VPN, “virtual private network”, o red privada virtual, que impide que se les identifique a ustedes y a sus actividades en la red.
 
¿Quieren saber también cómo deshacerse de cookies ya existentes? Las cookies son archivos que los operadores almacenan en las computadoras de quienes entran a sus páginas. Con ellas pueden juntar datos sobre el uso que le dan los usuarios a internet. En los navegadores, ustedes pueden acceder, a través del menú drop-down, a la historia del browser o a la configuración, que a su vez conduce al campo “Protección de datos” (en el Explorer es a través de “Seguridad”). Ahora ha llegado la hora de borrar. En Google Chrome, por ejemplo, la opción se llama “Borrar los datos de navegación”. Hay que seleccionar la categoría de “Cookies” y listo: algunas migajas de datos menos.
 
Aunque claro, no todo en internet debe ser invisible. Porque resulta maravilloso que me pueda comunicar con ustedes a través de internet. Entonces, por favor dejen sus comentarios y pensamientos sobre el tema de la protección de datos.
 
Y algo es realmente seguro: que pronto les voy a volver a escribir sobre mi cotidianidad. ¡Hasta la próxima por internet!

Top