Tres preguntas a... Al artista Ignacio Uriarte

Ignacio Uriarte vino a Madrid para debatir con otros representantes de la cultura, académicos y periodistas en Múnich y Tokio sobre la cuestión “¿Nos hace feliz el trabajo?”.

Hoy en día frecuentemente el trabajo está considerado como una fuente de identidad o incluso de felicidad. Al mismo tiempo a muchas personas les resulta difícil conciliar la vida laboral y la vida profesional y se critica la creciente precariedad de las condiciones laborales bajo la presión de la competencia en los mercados globales.

Si el trabajo nos puede hacer feliz o no, sin duda, depende en gran medida de las respectivas condiciones regionales, sociales e individuales. Esto quedó claro en el debate con el público en Alemania, Japón y España, así como en las contribuciones de cortometrajes de los tres países. En España, por ejemplo, en tiempos de crisis económica y desempleo muchas personas ya se sienten muy afortunados por el mero hecho de tener un trabajo.

El trabajo, sus materiales, entornos y rutinas son el tema central en la obra de Uriarte. Después de la conferencia, le preguntamos acerca de que lo que tanto le fascinaba en el tema y la relación que ve entre la felicidad y el trabajo.

Uriarte, que dejó su primer trabajo como economista empresarial en las oficinas de las grandes compañías para después apropiarse de su antiguo entorno laboral artísticamente nos cuenta: “Entonces en mi caso era el sufrir dentro del entorno laboral que no me gustaba nada que era la oficina. (…) Simplemente es una experiencia vital que para mí fue fundamental y ahora es una especie de proceso catártico en el que intento afrontarme a ella.”

Lo que él nos cuenta en la entrevista sobre la relación entre el trabajo y la suerte, es especialmente interesante debido al hecho de que él vivió y trabajó en tres lugares muy distintos, como son Alemania, España y México.