Vida sustentable

Consumo para un mundo mejor: Utopia.de

Axel Milberg auf der Website `Utopia.de´; Copyright: Utopia.deAxel Milberg en el portal `Utopia.de´; Copyright: Utopia.deLos consumidores tienen poder. El portal de Internet Utopia.de se propone mostrar que aunque ese poder no sirva para salvar el mundo mediante un consumo más “inteligente”, al menos sí permite mejorarlo de manera sostenida. El portal ha logrado entretanto atraer la atención de algunas empresas.

Quien haga clic en Utopia.de, podrá percibir de inmediato que tras este portal no se esconden tercos idealistas o amargados detractores de la sociedad de consumo, sino periodistas profesionales. Los contenidos están elaborados de una manera original, el diseño es técnicamente avanzado, los elementos multimedia son abundantes. Y el popular actor Axel Milberg explica en un mensaje de video por qué al nacer su primer hijo se convirtió en “utopista”: “Quiero disfrutar de mi vida. Pero no a costa del mañana”.

“El que nuestro portal no se vea como un portal ecológico, está hecho a propósito”, dice Claudia Langer. Ella es la fundadora de Utopia.de, y, acompañada de su equipo de veinte personas, lo llena de contenidos desde hace poco más de medio año. “Queremos apelar a las personas que hasta ahora sólo pensaban en la posibilidad de dar un giro a sus vidas”, insiste Langer. “Les queremos mostrar que es posible hacer algo sin por ello tener que renunciar a todo”.

Los remordimientos de conciencia son cosa del pasado

Claudia Langner; Copyright: Utopia.deCómo este poder-hacer-algo funciona, es lo que trata de mostrar Utopia.de en sus páginas. El portal, entre otras cosas, llama a cambiarse a proveedores de electricidad ecológica, envía a sus usuarios de excursión con una “outdoor guide”, recomienda viajes de vacaciones que no dañan el ambiente y aconseja comprar productos de los campesinos locales. “De ninguna manera intentamos provocar remordimientos de conciencia”, dice Langer. Utopia.de se propone más bien lograr que las empresas presenten a la venta productos buenos y sustentables que todos puedan consumir sin resquemores. “Es obvio que el consumo no va a salvar el mundo”, dice Langer: “Pero al menos ya es un comienzo”.

Utopia.de está en línea desde noviembre de 2007. En un lapso de ocho meses el número de miembros de la comunidad ha subido hasta 17.000. Cada día se unen 100 o 200 más. “Ser utopista” es algo que se puede ser en Utopia.de justamente haciendo clic sobre esta entrada. Los socios pueden elegir si quieren o no figurar con su foto y cuánta información acerca de sí mismos quieren proporcionar a la red. Por regla general estos “utopistas” tienen una formación superior al promedio. Muchos de ellos tienen buenos ingresos y son padres de familia. El renunciar al consumo no es algo que este grupo de destino se haya planteado. Pero los “utopistas” se preocupan mucho por su salud y por el estado del mundo en el que algún día vivirán sus hijos. Los especialistas en mercadeo hace tiempo que han identificado a este grupo de fuertes ingresos, que valora la salud y la sustentabilidad, y los ha agrupado bajo la abreviatura de “Lohas” (“Lifestyle of Health and Sustainability”).

“No se trata de una plataforma de greenwashing para la industria”

Claudia Langer misma pertenece, por supuesto, al grupo. Con poco más de cuarenta años, ha trabajado exitosamente durante mucho tiempo en el ramo de la publicidad y es madre de tres hijos. Para ella, Utopia.de es, sin embargo, algo más que un servicio prestado a un grupo de altos ingresos: “Fui toda mi vida una persona políticamente activa, convencida de que algún día habría de asumir responsabilidades. En el fondo supe siempre que en el futuro podría utilizar lo que estaba aprendiendo en el ramo”.

Los autores de Utopia no ganan dinero con el portal en este momento. Lo financian con donaciones, colaboraciones y sus empleos en otros lugares. Los ingresos por publicidad son algo que esperan obtener a largo plazo, pero que hasta ahora se han presentado más bien esporádicamente. Es cierto que hay suficientes empresas interesadas en llegar con un anuncio hasta el grupo de usuarios de Utopia.de. Pero la redacción tiene principios claros: “rechazamos a un 80 % de las empresas que quieren trabajar con nosotros porque no producen de manera sustentable”, enfatiza Claudia Langer. “No somos una plataforma de greenwashing (barnizadora de verde) para la industria”.

Conocer mejor a los consumidores

Wolfgang Clemnent en el portal `Utopia.de´; Copyright: Utopia.deEl crecimiento veloz de su comunidad de “utopistas” es algo que ha sorprendido a Langer y a su equipo. “Claro que siempre intuimos que se movería algo. Pero no contábamos con que formábamos parte de un movimiento tan amplio en nuestra sociedad”. Algo que alegra aun más a Langer es que la “comunidad Utopia” esté integrada, entre otros, por muchos creadores de opinión y personas con responsabilidad de toma de decisiones, tales como trabajadores de los medios, portavoces de la prensa, cabilderos y políticos. No es extraño que el mundo de los negocios preste atención a un grupo donde las opiniones son tan importantes: “Empresas que hasta ahora tenían muy poco que ver con el movimiento ecologista se dirigen a nosotros y quieren saber qué tipo de productos buscan los consumidores ahora y cuáles buscarán en el futuro”, dice Langer. “Como poder mediático hablamos de tú a tú con el mundo económico y somos para éste sumamente interesantes”.

Pero Utopia.de está todavía muy lejos de ser condescendiente. Entre los socios del portal se encuentran, entre otros, centros como el Instituto Ecológico de Friburgo y el Instituto Wuppertal para el Clima. Aparte de ello, la redacción tiene una postura clara frente al empleo de la energía atómica. Pero jamás hace blanco de sus ataques a empresas aisladas. “No creemos en los efectos de la polarización y el escándalo. Nos proponemos más bien unificar todas las fuerzas sociales y económicas y hacer atrayentes los cambios positivos”, añade Langer. “Muchas personas quieren seguir conduciendo buenos autos. Pero también desean que esos autos sean más ecológicos. En este momento confluyen muchas cosas que antes no parecían posibles”.

Dorothee Bürkle
trabaja como periodista en temas científicos para la Emisora de Radio y Televisión de Alemania Occidental (WDR) y como redactora del Centro Alemán Aeroespacial (DLR), de Colonia
Traducción: Fabio Morales

Copyright: Goethe-Institut e. V., Online-Redaktion
Agosto de 2008

Enlaces sobre el tema

goethe.de/klima

Plataforma para reflexiones desde el arte y los estudios culturales sobre el cambio climático así como para proyectos de todo el mundo

Informe: fuentes de energía del futuro

¿Dónde está el futuro de la política energética?