Estándares de calidad

Calidad, una palabra que tomamos en serio.

Las exigencias técnicas-profesionales de los exámenes para lengua extranjera son altas. Goethe-Institut se compromete con su renombre, su gestión de calidad y años de experiencia a satisfacerlas.

Expertos con experiencia en enseñanza y evaluación del idioma elaboran las tareas de los exámenes. La redacción definitiva se realiza en la Oficina Central en Múnich. Los materiales del examen se prueban bajo condiciones de examinación y los resultados son evaluados cualitativa y cuantitativamente. Los examinadores se forman y capacitan en seminarios tanto centralizados como también descentralizados.

En qué puede distinguir la buena calidad:

Imparcialidad

Los exámenes deben ser lo más imparciales posible, independiente del género, la procedencia étnica o posible perjuicio.

Validez

En un examen de lengua sólo se deben medir/evaluar las habilidades linguísticas, no la capacidad de concentración, inteligencia o conocimiento de mundo.

Credibilidad/Fiabilidad

Por medio de la presencia de dos examinadores para la evaluación de los exámenes alcanzamos un alto grado de fiabilidad.

Practicabilidad

Trabajamos constantemente en la optimización de nuestros exámenes: durante la evaluación, en la implementación de técnicas modernas, así como en las condiciones generales. 

Criterios uniformes de calidad:

Como miembro fundador de la Association of Language Testers in Europe (ALTE) nos preocupamos por el desarrollo y la implementación de los estándares de calidad.
 
ALTE se ha propuesto los siguientes objetivos:
  • la unificación de niveles para promover el reconocimiento internacional de certificados de lenguas en Europa.
  • la unificación de los criterios de calidad para todas las etapas de la elaboración y realización de exámenes, es decir, en la construcción de textos, ejecución, evaluación, certificación y almacenamiento de datos.
  • la colaboración en proyectos comunes, así como el intercambio de experiencias y conocimientos.
ALTE fue admitida en 2003, como una organización no-gubernamental (ONG), en el Consejo Europeo y desde entonces asesora permanentemente en temas como medición de rendimiento y certificación. En 2006, ALTE recibió además el status de institución asesora de las Naciones Unidas.

Top